20 años del 'Centenariazo': ''Es el mejor partido en la historia del Deportivo''
03:04
6 Marzo 2022

20 años del 'Centenariazo': ''Es el mejor partido en la historia del Deportivo''

EL ESPAÑOL recuerda de la mano de Fran González y Manuel Pablo la histórica victoria en el Santiago Bernabéu de la que se cumplen dos décadas.

El 6 de marzo del año 2002 fue una fecha histórica en el fútbol español. Aquella noche, el Real Madrid preparaba una magnánima fiesta en su propio estadio, el Santiago Bernabéu. El club de Concha Espina cumplía aquel día 100 años de historia y en la edición también centenaria de la Copa del Rey soñaba con recibir el título del por entonces monarca, Juan Carlos I. Una noche calculada al milímetro que se terminó tornando en pesadilla. Fue el mítico 'Centenariazo'

Los blancos, que conmemoraban el día de su fundación allá por el año 1902, tenían el firme propósito de vencer en la final de la Copa del Rey al Deportivo de La Coruña. La plantilla gallega juntaba entre sus filas a algunos de los mejores jugadores de toda su historia. Nombres como los Valerón, Mauro SilvaDiego Tristán, Sergio González, Molina, Manuel Pablo o el capitán Fran González llegaban al estadio madridista como simples invitados a una fiesta que iban a tener el privilegio de presenciar en primera fila. 

Sin embargo, el equipo de Javier Irureta quiso escribir una de las páginas más heroicas que se recuerdan. Cuando tenían todo en contra, tanto en lo ambiental como en las apuestas, dieron la vuelta a una noche que ahora se guarda como una de las páginas más doradas de la leyenda de un club histórico del fútbol español.

El resultado final de 1-2 evidenció lo maravilloso del balompié, un deporte en el que no hay nada escrito y en el que todo puede pasar: "Fue un día histórico, es un partido que se da una vez cada 100 años y a nosotros nos tocó ese privilegio de estar allí", confesaba Fran, quien aquella noche portó el brazalete y levantó el título, en un encuentro con motivo del 20 aniversario de aquel encuentro al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL

No es para menos, ya que el shock que sufrió todo el madridismo contrastó con la alegría de una ciudad y de una región que vivió una de sus mayores noches de gloria. Aquella Copa, para muchos, fundamentó una hazaña superior incluso a la liga ganada unos años antes o las grandes noches que vivió ese 'Súper Dépor' en la Champions midiéndose a rivales de la talla del AC Milan.  

Manuel Pablo y Fran González posando junto a la Copa del Rey del 'Centenariazo'

Manuel Pablo y Fran González posando junto a la Copa del Rey del 'Centenariazo' RC Deportivo de La Coruña

Un aguante de campeón

Desde que los jugadores del Deportivo de La Coruña hicieron su llegada al estadio Santiago Bernabéu, pudieron comprobar la magnitud del reto al que se estaban enfrentando. Su empresa era poner contra las cuerdas al Real Madrid de los galácticos. Una plantilla que contaba con los Zidane, Figo, Roberto Carlos, Hierro, Raúl, Casillas y compañía.

Era el día soñado por sus rivales, pero ellos habían aterrizado en la capital de España con la ambición de presentar batalla y, sobre todo, con la ilusión de demostrarle a todo el país que ese partido había que jugarlo hasta el último aliento. Quien no pudo hacerlo por estar recuperándose de una grave lesión fue Manuel Pablo. El mítico defensa del Dépor lo vivió desde fuera y así fue su impresión de aquella noche: "Yo lo viví con la afición y fue espectacular. Había dos sonidos. La afición del Dépor se hizo con el estadio al principio, pero después vino un estruendo con el gol del Real Madrid y tuvimos que aguantar". 

Y es que así fue. Los coruñeses se adelantaron en el marcador cuando muchos no se habían acomodado todavía en sus asientos. Sergio González, el hoy entrenador del Cádiz, aprovechó un balón en profundidad para plantarse solo delante de la portería del Real Madrid y anotar el primero por debajo de César Sánchez. Era el minuto 6 de partido. 

Ese fue el primer zarpazo que el equipo de Irureta le daba al que todos veían como el gran favorito. Aquel tanto para muchos suponía una sorpresa, pero para ellos fue la confirmación de que eran capaces de consumar lo que posteriormente se conocería como el 'Centenariazo', un término acuñado en semejanza al 'Maracanazo' sufrido por Brasil ante Uruguay en la final del Mundial de 1950

Aquello no iba a ser una Copa del Mundo, pero sí uno de los partidos más importantes de sus vidas: "Si no es el mejor partido que ha hecho el Dépor en toda su historia, está entre los tres mejores sin duda". Así lo recuerda un Fran que posteriormente sería el encargado de levantar el título al cielo de Madrid

Después de aquel tempranero gol de Sergio, antes del descanso, Diego Tristán puso el segundo dejando al Bernabéu completamente en silencio. Lo que al principio parecía que iba a ser un pequeño tropezón para coger impulso, se convertía en una montaña casi imposible de escalar. En el minuto 58, Raúl consiguió recortar distancias tras rematar un balón dentro del área pequeña de Molina, pero el marcador ya no se movió más hasta el final. La Copa se iba para Coruña y la fiesta en Madrid esa noche la vivirían los de Augusto César Lendoiro. Curiosamente, en el Asador Donostiarra, donde los blancos tenían pensado celebrar su éxito si levantaban el título tal y como todos tenían en mente. 

Augusto César Lendoiro, expresidente del Deportivo de La Coruña

Augusto César Lendoiro, expresidente del Deportivo de La Coruña

Secretos de la victoria

De aquel partido se cumplen ahora 20 años y muchos todavía se preguntan cómo pudo suceder. Una gesta como pocas se recuerdan, pero que tiene explicaciones muy lógicas dentro del deporte. Por encima de la calidad y el talento que las dos plantillas podían tener, estaba la ambición de hacer historia y de luchar contra lo a priori establecido.

Manuel Pablo, que lo vivió todo desde un segundo plano, afirma que sentía a sus compañeros con un poder especial: "Era una época en la que competíamos de tú a tú con los equipos grandes. Pero estuvimos muy enteros a pesar de la presión en el Santiago Bernabéu. A mí me sorprendió lo tranquilos que estuvimos y lo preparados que estábamos para la ocasión". 

Desde la grada se viven esos momentos con emoción y con muchos nervios, pero en el terreno de juego, la tensión y la intensidad del choque absorben al futbolista. Fran recuerda que aquella noche jugaron con un as en la manga. El hecho de que se adelantara al final al mes de marzo para poder celebrar el centenario del Real Madrid, que acababa de recibir el título al Mejor Equipo del Siglo XX, también jugó a favor de los visitantes: "Nosotros en el mes de marzo siempre estábamos muy bien, no sé si por la preparación física o por qué". 

Este hecho que ahora recuerda el capitán fue clave, no solo para dominar en la primera parte, si no también para resistir el asedio de un equipo y de un feudo acostumbrados a grandes victorias y a épicas remontadas: "Salimos muy enchufados, pero lo más difícil fue la segunda parte con ese empuje que ellos tenían, pero estuvimos sólidos para defender un resultado así en el Bernabéu".

Después del pitido final y de estallar por la alegría, el desgaste y el sufrimiento, tuvo un segundo para pararse a pensar y darse cuenta que habían hecho historia: "Hay campos en los que parece imposible ganar, pero nosotros lo hicimos posible". Tan brillante fue aquella gesta que aún 20 años después se sigue recordando con fuerza. Y generación tras generación, la leyenda de aquella noche sigue pasando de padres a hijos. 

Fran González y Manuel Pablo posando con la Copa del Rey del 'Centenariazo'

Fran González y Manuel Pablo posando con la Copa del Rey del 'Centenariazo' RC Deportivo de La Coruña

La victoria más especial

A pesar de que tanto Fran como toda aquella generación del Deportivo de La Coruña se quedan con el título de Liga que habían ganado dos años antes, es imposible no reconocer que aquello se trató de una gesta inmortal: "El 'Centenariazo' lo recuerda todo el mundo, vayas donde vayas, porque fue muy especial".

Lo más espectacular de todo fue tocar con los dedos lo que se habían ganado con mucha entrega y sufrimiento sobre el terreno de juego. Y ahí todo el privilegio recayó sobre un Fran que estará eternamente agradecido a la vida por haber sido el capitán en noches tan fantásticas como la que les sirvió para tomar el Santiago Bernabéu. 

"Mi mejor recuerdo es cuando fui a recibir la copa, con miles de deportivistas cantando y con la otra mitad del estadio vacía por la decepción que había en la otra afición". Tal fue la locura que vivió en su camino al palco del coliseo blanco que casi ni se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. Sus piernas caminaban y sus manos actuaban, pero su mente había volado ya a otro estado, a una felicidad tan plena que le hizo evadirse y escaparse en busca de un sueño que era real. 

"Estaba en una nube, fui saludando a todas las autoridades y cuando tenía la copa no me lo podía creer, estaba en otro mundo". Una sensación tan cercana al éxtasis que sin duda explica por qué, 20 años después, aquel partido se sigue recordando con tanto fervor y pasión. 

[Más información: Manolín Bueno, el eterno suplente de Paco Gento: "Hasta el último día le dijeron que yo era mejor"]

Copa del Rey de Fútbol Deportes Deportivo de la Coruña Fútbol Real Madrid CF

Etiquetas:  #20 #años #del #Centenariazo #Es #el #mejor #partido #en #la #historia #del #Deportivo

COMENTARIOS