A Rahm y García no se los lleva el viento en Augusta
23:26
8 Abril 2022

A Rahm y García no se los lleva el viento en Augusta

Ambos llegan con opciones al desenlace, a pesar de las rachas cercanas a los 30 km/h. Jon acaba con el par del campo y Sergio, dos golpes arriba.

El viento racheado castigó la segunda jornada del Masters de Augusta donde Jon Rahm y Sergio García sobrevivieron y llegaran con opciones de éxito al fin de semana. Rachas cercanas a los 30 kilómetros por hora marcaron día de auténtica sangría en el campo de golf, donde la media de golpes rondó los 75, tres por encima del par del campo de Augusta. Ambos jugadores concluyeron con un acumulado de +2 y provisionalmente se ubican a cinco golpes de la cabeza.

Coincidiendo con el final de vuelta de los españoles, el viento en Augusta penalizaba con rachas tan extremas, que hasta la arena de los bunkers del 18 volaba por los aires, la temperatura tampoco ayudaba. Pese a lo desapacible del día, miles de personas abarrotaron el campo desde primera hora de la mañana, los dos años de limitaciones por la pandemia y sobre todo el reclamo de la vuelta de Tiger Woods hace que en este año sea complicado moverte con libertad por las instalaciones del club más exclusivo del mundo. Ni siquiera el viento respetaría a Tiger, que cerró sus primeros nueve hoyos +3 del campo.

Sergio García terminó con una vuelta de 74 (+2). Comenzó con birdie en el hoyo 2, aunque pronto empezaría a sufrir los reveses de las condiciones meteorológicas con dos bogeys consecutivos en los hoyos 4 y 5. La vuelta transcurría en relativo control hasta el hoyo, 11, el más difícil de todo el día, un par 4 que acumulaba un resultado en el día de 51 golpes por encima del par. Sergio se protegía de dos por la derecha, un chip poco certero terminaba en el agua.

"Muy tocado de la cabeza"

«Simplemente la bola no agarró, la situación normal en ese tipo de golpes es que pellizque y se frene y no fue así», decía el español. El terrible resultado fueron siete golpes, un triple bogey, que resucitaban los fantasmas de un nuevo corte fallado y es que García no pasaba el corte en Augusta desde su victoria en 2017. Entre los gritos de ánimo de Radio Macuto, el chef José Andrés y el ex futbolista Luis Figo, que le acompañan esta semana, Sergio comenzó una enésima lucha contra sí mismo y su juego, y en esta ocasión salió triunfal. Dos birdies consecutivos para terminar en los hoyos 17 y 18 le dejaban con un resultado de +2, a salvo dentro del corte y con opciones de todo el fin de semana. Si bien el problema no parece estar en los palos de Sergio García sino más bien en su cabeza; «Estoy muy tocado de la cabeza en este campo», acertaba a decir sin más aclaraciones, el lenguaje corporal de Sergio no engaña a nadie y el ganador de la chaqueta verde de 2017 pasea cada día por el campo de Augusta National totalmente derrotado. Aunque el resultado diga lo contrario, algo tendría que cambiar para ver al español en pelea decidida por eel triunfo. «Juego con lo que tengo, toca seguir sufriendo dos días más», descorazonador.

Sin embargo, Rahm con el mismo resultado, es de los que suele ver los vasos medio llenos, aunque su juego tampoco esté para comentarios eufóricos. La sensación es que no esta lejos el español de recuperar su mejor nivel competitivo, el arranque en la segunda jornada fue espectacular, dos birdies consecutivos en los hoyos 1 y 2 que muy pronto igualaban su resultado con el par del campo, neutralizando rápidamente las malas sensaciones del primer día. Pero el viento y Augusta iban minando el juego y la paciencia. El resultado de 72 golpes no deja tampoco contento al de Barrika. «Estoy jodido por el bogey en el último hoyo», se sinceraba al terminar del recorrido.

Sin embargo, la mejor lectura es el resultado y esos cinco golpes de desventaja a falta de 36 hoyos en los que todo podría pasar. «En el US Open salí a seis, ¿no?», recordó. El español avisa, entonces terminaría levantando el trofeo el domingo.


Etiquetas:  #A #Rahm #y #García #no #se #los #lleva #el #viento #en #Augusta

COMENTARIOS