Adiós a Kimi Raikkonen, el campeón del mundo de F1 más excéntrico: el piloto que huyó de lo correcto
08:08
10 Diciembre 2021

Adiós a Kimi Raikkonen, el campeón del mundo de F1 más excéntrico: el piloto que huyó de lo correcto

El finlandés dice adiós al 'Gran Circo' después de casi dos décadas tras haber sido uno de los corredores más impredecibles de todos los tiempos. 

Si la palabra especial se puede atribuir a alguien en la Fórmula 1 actual ese es Kimi Raikkonen. El piloto finlandés está viviendo sus últimas horas en el 'Gran Circo', ya que la carrera de Abu Dhabi, que pone fin a la temporada, será la última del corredor de Alfa Romeo, que se despide después de más de dos décadas en la élite del motor. 

Kimi lo deja con 42 años, seguramente para dedicarse a otras disciplinas dentro del automovilismo. No hay que olvidar que durante su ausencia en la Fórmula participó tanto en el Campeonato del Mundo de Rallys como en la NASCAR. Competiciones que le sirvieron para limpiar su mente y buscar nuevos objetivos y que ahora podrían volver a abrirle las puertas. 

El adiós de Kimi

Alfa Romeo y Kimi Raikkonen anunciaron hace unos meses que no habría renovación del finés y que este tampoco tenía intención de buscar otro proyecto en la parrilla. Los años en la escudería italiana y cargando con los reacondicionados motores de Ferrari han sido realmente duros para él, alejado de los primeros puestos que durante tantos años ocupó. 

Cada circuito ha ido diciendo adiós a toda una auténtica leyenda y a uno de los talentos más grandes que la Fórmula 1 ha dado en el nuevo siglo. Un corredor tan especial y particular que su sola presencia ya era generadora de noticias, rumores y expectación. Una personalidad arrolladora que provocaba que no le hiciera falta abrir la boca para acaparar toda la atención y el protagonismo. Así es Raikkonen. 

Mural en honor a Kimi Raikkonen en el box de Alfa Romeo

Mural en honor a Kimi Raikkonen en el box de Alfa Romeo Europa Press

Su fama de hombre frío y calculador se podrá ver en la Fórmula 1 por última vez este fin de semana, en el cual está consumiendo sus últimas horas como piloto de élite. 'Iceman' dice adiós a su casa después de muchos éxitos y de varios récords que serán difíciles de batir. Raikkonen es, ahora mismo, el piloto más veterano de la parrilla incluso superando a Fernando Alonso

En Abu Dhabi, Raikkonen está consumiendo sus últimas horas como piloto de Fórmula 1 en mitad de muchas batallas. La más intensa será la que libren Hamilton y Verstappen, y Mercedes y Red Bull por los dos títulos, el de pilotos y constructores. Además, Leclerc, Norris y Carlos Sainz se jugarán ser el primero del resto. Ocon y Fernando Alonso entrar en el Top10. Alpine y Alpha Tauri ser quintos en el Mundial de marcas y el propio Alonso, Sebastian Vettel y en menor instancia Kimi, llevarse el premio de piloto con más adelantamientos de la temporada. 

Tras resolver todas estas luchas será momento para que los más grandes de la parrilla despidan a Kimi como se merece, como ya hicieron en Abu Dhabi Vettel y Hamilton cuando Alonso decidió dar un paso al lado y ausentarse durante un par de años. Ahora, se espera que los tres campeones del mundo acompañen al campeón finlandés con los tradicionales burnouts y la vuelta de honor al trazado de Abu Dhabi. 

El futuro de Raikkonen

De momento, el piloto finés no ha anunciado qué va a hacer en el próximo año, pero todo hace indicar que se tomará un merecido descanso después de toda una vida dedicada al motor. Muchos han especulado con su llegada a otras categorías del automovilismo, pero de momento, el todavía corredor de Alfa Romeo no ha desvelado nada. 

Durante su ausencia de la Fórmula 1, Kimi sí se pasó a otro tipo de competiciones para seguir disfrutando. Así lo hizo en el año 2009, cuando dejó su asiento en Ferrari tras varios años peleando por el título para pasarse al Campeonato del Mundo de Rallys. Allí dejó participaciones de mucho mérito para después dar el salto a la NASCAR.

Kimi Raikkonen en el desierto de Abu Dhabi

Kimi Raikkonen en el desierto de Abu Dhabi Europa Press

2011 fue el año en el que probó esta nueva modalidad para él, aunque tuvo un paso testimonial de solo dos carreras. Quizás sea ahora el momento de regresar y completar algún curso entero o de embarcarse en otras aventuras más complejas. Dada su afición por los rallys, no será extraño verle en unos años en un proyecto como el del Dakar, algo que ya hizo Fernando Alonso durante su aventura lejos de los circuitos de Fórmula 1. 

Quien sí ha manifestado su deseo es Alfa Romeo, que quiere seguir contando con Raikkonen como asesor de la escudería después de su adiós como piloto. Quizás sea la mejor elección posible para hacer más llevadera la llegada a la escudería de dos pilotos nuevos como Valtteri Bottas, que deja Mercedes, y Guanyu Zhou, que debuta en Fórmula 1 después de haber salido de la academia de pilotos de Alpine. Kimi, de momento, solo ha transmitido su deseo de mantener una vida normal después de tantos años de exigencia con su familia. 

De campeón a mito

Kimi ha pasado unos últimos años complicados en la Fórmula 1 pilotando para un equipo como Alfa Romeo, acostumbrado a ocupar puestos muy modestos en la clasificación, a pelear por pasar a la Q2 y por rascar algún punto de vez en cuando. Sin embargo, la carrera del finlandés habla de una auténtica leyenda que ahora pasará a convertirse en mito. 

'Iceman' llegó a la Fórmula 1 en el año 2001 de la mano de Sauber después de haber pasado por categorías como la Fórmula Ford o la Fórmula Renault. Su talento le llevó a dar el salto incluso antes de lo que suele ser habitual. En su llegada al campeonato del mundo dejó grandes sensaciones firmando un Top10 en su primer curso, lo que le permitió dar el salto a una escudería como McLaren-Mercedes. Fue allí donde cosechó su primer gran éxito, en 2002. Firmó cuatro podios y un sexto puesto en la tabla. 

Desde muy pronto se convirtió en un corredor muy a tener en cuenta para pelear por los puestos de honor. En 2003 firmó ya su primera victoria, 10 podios más y su primer subcampeonato de la Fórmula 1. Tras cinco años en McLaren, dio el salto a Ferrari, donde viviría sus mayores días de gloria.

Kimi Raikkonen con su título de campeón del mundo de Fórmula 1 en 2007

Kimi Raikkonen con su título de campeón del mundo de Fórmula 1 en 2007 FIA

En su primer curso tocó el cielo alzándose con el título de campeón del mundo dejando en evidencia la lucha interna en McLaren entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton. En sus tres campañas con los de Maranello sumó un total de 9 victorias y 26 podios. Después hizo su breve aventura de dos años fueran del mundial para regresar con el proyecto de Lotus con quien sumó dos victorias más a su palmarés, otros 15 podios y un tercer puesto en el campeonato de pilotos. 

El año 2014 es el de su regreso a la familia de Ferrari donde ya no pudo obtener éxitos tan notables como en su primera etapa, aunque consigue celebrar 29 podios más y una victoria. En 2018 consigue terminar de nuevo como tercero del campeonato antes de fichar por Alfa Romeo donde concluirá su carrera este fin de semana en un camino que, casualmente, coincide a la perfección con el de Valtteri Bottas, a pesar de que el otro gran finlandés no ha conseguido sumar un título aun haber pilotado el mejor coche de la parrilla los últimos años. Kimi terminará su carrera rozando los 350 Grandes Premios, con 21 victorias y 103 podios. 

Kimi Raikkonen, el 'Iceman'

Además de todos sus éxitos y de todas sus aventuras por diferentes equipos, Raikkonen pasará a la historia como uno de los pilotos más excéntricos y extravagantes de la Fórmula 1. Un tipo de esos que va a su aire, que huye de lo políticamente correcto, que siempre ha estado rodeado por las polémicas y por hacer y decir lo que le ha dado la gana. 

Un piloto de esos tan especiales que se ha ganado la aceptación de todos a pesar de su personalidad y a pesar de sus rarezas. Para el recuerdo quedarán siempre algunas de sus anécdotas más celebres, casi todas ellas relacionadas con su afición por las fiestas y la bebida. Uno de los últimos exponentes de esa máxima de que un piloto no lleva una vida de deportista de élite repleta de ejercicio y hábitos saludables. En esa línea, siempre mantuvo que su gran ídolo era James Hunt, un corredor que fue el máximo exponente en esa vida un tanto descuidada y controvertida. Como él, Raikkonen también ha reconocido en alguna ocasión echarse sus cigarrillos de vez en cuando. 

Una de sus aventuras más celebres tuvo lugar en 2006, cuando en el Gran Premio de Mónaco sufrió un accidente que le hizo abandonar. Lejos de cabrearse por haber arruinado su fin de semana, se pasó del circuito a uno de los yates que había atracado junto al trazado para tomarse unas copitas de champán y empezar la fiesta antes de tiempo. Así era Kimi. 

El Alfa Romeo de Kimi Raikkonen en su despedida de la F1

El Alfa Romeo de Kimi Raikkonen en su despedida de la F1 Europa Press

En el mismo año, pero en Interlagos, Brasil, en la última carrera de la temporada, no asistió a la despedida del 'Gran Circo' de una leyenda como Michael Schumacher porque se encontraba haciendo sus necesidades en el servicio con toda su calma. Cuando salió y los periodistas le preguntaron por su ausencia, la cual había llamado mucho la atención, no dudó en contar la verdad sobre lo sucedido. 

Raikkonen siempre ha sido un habitual de la fiesta, como sucedió en el año 2012 cuando tuvo unas semanas de descanso entre el Gran Premio de Bahréin y el de España, tiempo que aprovechó para estar en una celebración de manera ininterrumpida en lugar de estar haciendo sesiones de simulador o entrenándose y preparándose para lo que quedaba de temporada. A su vuelta, firmó un gran tercer puesto con el que volver a tener una excusa para seguir de fiesta. 

Otra de sus hazañas más recordadas y que hablaba muy bien de la personalidad única de Raikkonen tuvo lugar en el Gran Premio de Malasia 2009, suspendido por una lluvia torrencial. Mientras todos los pilotos permanecían en sus monoplazas hablando con sus mecánicos o haciendo ejercicios para no perder la concentración y mantener la adrenalina necesaria, él se salió de su coche, se quitó el mono y se sentó a comerse un helado tan tranquilamente. 

Muchas personas que siguen habitualmente el Mundial afirman haber estado alguna vez de fiesta con Raikkonen a pesar no haberle conocido personalmente antes. De hecho, Antonio Lobato, que cubre el campeonato para Movistar y Soymotor.com, aseguró en la cadena televisiva haber estado en una fiesta en la que Kimi "iba de lado a lado y con el sello de la discoteca en la frente". Así era, es y será Raikkonen. 

Alguna de las anécdotas de Raikkonen están incluso fuera del universo de la Fórmula 1, como son las sesiones de conducción que realiza con su hijo y en las que a veces mide su talento picándose con él. Según apunta 'Iceman', es algo muy habitual en Finlandia, cuna de muchos pilotos de rallys que comienzan desde muy niños. Lo curioso es que su hijo solo tiene cinco años. Ahora, este genio del volante y que tan importante ha sido para la Fórmula 1 y los medios de comunicación, lo deja. 

[Más información: Jos Verstappen y Anthony Hamilton, el ego de los padres detrás de la batalla entre Max y Lewis en la F1]

Alfa Romeo Deportes Deportes de motor Gran Premio de Abu Dhabi F1 Kimi Raikkonen Motor Mundial de Fórmula 1

Etiquetas:  #Adiós #a #Kimi #Raikkonen #el #campeón #del #mundo #de #F1 #más #excéntrico #el #piloto #que #huyó #de #lo #correcto

COMENTARIOS