Alberto Ginés: ''Es muy raro no ser anónimo''
09:26
1 Octubre 2021

Alberto Ginés: ''Es muy raro no ser anónimo''

El cacereño sigue reclamando instalaciones para poder entrenar sin necesidad de irse a Austria y ya pone el foco en París 2024. Antes, asume, le toca ponerse a estudiar en serio.

Alberto Ginés "Hay políticos que no me han felicitadoo"

Después de los Juegos Olímpicos la vida de Alberto Ginés cambió radicalmente. El cacereño pasó de ser una persona anónima, a ir a un rocódromo y entrenar incómodo por las miradas de los demás. Frustrado por la escasez de instalaciones que hay en España, el campeón olímpico cuenta a EL MUNDO cuál es la situación actual y cómo lleva su reciente popularidad.

En sus redes sociales escribió que era una desmotivación muy grande entrenar en España. ¿Cuál es la situación actual?

Todos los rocódromos que hay en España son comerciales y no están pensados para que los que nos dedicamos a esto podamos preparar competiciones de alto rendimiento. Entonces es bastante complicado, desmotiva un poco.

¿Qué pide a la Federación?

David Macià, mi entrenador, ya lo ha solicitado. Un lugar donde podamos estar tranquilos y preparar la competición en cuanto a lo que se nos exige. Ya sea la velocidad, la modalidad combinada o lo que se requiera. Queremos un sitio específico para poder entrenar, que es lo habitual en todos los deportes, por otro lado.

¿Con quién lo están tratando?

El objetivo es llegar a acuerdos con la Federación de Escalada, el Consejo Superior de Deportes y el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat. Alcanzar convenios con instalaciones privadas también nos puede ayudar, no queremos tener que seguir yendo hasta Austria para entrenar en condiciones.

No estuvo en el Campeonato del Mundo de escalada de hace dos semanas para descansar tras tanto ajetreo. ¿Lo ha conseguido?

Sí, más o menos he podido descansar, desconectar de los entrenamientos. Para ir al campeonato en buena forma tenía que estar otro mes entrenando en Austria. Lo hablé con David y con mi familia y vimos que era la mejor opción. Después de todo lo que llevábamos hecho este año, tampoco era un drama faltar a esta competición

¿Cuál es el próximo objetivo?

Centrarnos en la Copa del Mundo del año que viene, pero la meta es clasificarnos para París 2024. Soñamos con repetir.

Sus tuits antiguos le han convertido en un fenómeno viral.

Lo que me gusta de llevar mis redes y de ser tan natural es que las personas que me siguen y me apoyan saben cómo soy y cómo pienso. Luego hay mucha gente que me critica y discrepa, pero los que me siguen es porque le caigo bien y eso es lo que más me importa. En mi caso, el personaje que se esconde detrás soy yo mismo.

¿Se piensa ahora más lo que sube a redes sociales?

Hay cosas que antes publicaría, porque no las iba a ver nadie, y que ya no lo hago. Tengo varios tuits en borradores que no me he atrevido. El otro día no sabía si hacer una broma con el nombre del vino durante la cena con el embajador de Japón. A veces prefiero no publicar ciertas cosas, porque tengo 18 años y...

¿Echa de menos ser anónimo?

Al principio se me hacía un poco raro ir al rocódromo y que la gente dejara de escalar para ver cómo estaba haciéndolo yo. Decía: «No quiero ir al rocódromo, qué pereza todo eso». Supongo que me iré acostumbrado y si, con suerte, tenemos instalaciones privadas será mucho más fácil. Yo lo agradezco, me hago fotos con todo el que me las pide, pero se me hace muy raro no ser anónimo en ocasiones.

De momento, su vida está enfocada al mundo de la escalada, pero si tuviera que dejar esta actividad, ¿cómo enfocaría su futuro?

No sé muy bien qué haría. Quiero hacer una carrera universitaria, por si acaso. Me gusta la fisioterapia y creo que lo estudiaría, pero no me veo trabajando como fisioterapeuta en una consulta durante ocho horas. Sinceramente, no es la vida que me gustaría tener.

Primero, el bachillerato, ¿no?

Sí, sí, tengo que terminarlo.. [risas]. El año pasado vi que no podía con todo y prescindí del bachillerato para poder centrarme en los Juegos, pero es una promesa que le hice a mi madre, así que este año tengo que terminarlo. Estoy matriculado, pero estoy faltando un poco a clase. Tengo que ponerme en serio o lo lamentaré luego.


Etiquetas:  #Alberto #Ginés #Es #muy #raro #no #ser #anónimo

COMENTARIOS