Alemania limitará el precio del gas para familias y pymes a 12 céntimos por kWh y el de la calefacción a 9,5
01:20
2 Noviembre 2022

Alemania limitará el precio del gas para familias y pymes a 12 céntimos por kWh y el de la calefacción a 9,5

Será una bajada sustancial ya que los actuales contratos se están cerrando de media a 21 céntimos por kilovatio/hora

Von der Leyen reprocha a Alemania su plan de ayudas: "Sin una solución común, hay riesgo de fragmentación"

Alemania va a fijar un tope del gas a los hogares y a las pequeñas y medianas empresas de 12 céntimos por kilovatio/hora y, en el caso de la calefacción de 9,5 céntimos por kilovatio/hora. Esos son los limites reflejados en el acuerdo entre Gobierno federal y los estados federados que presentará este miércoles el canciller Olaf Scholz y al que ha tenido acceso este diario. Son rebajas importantes. Los precios de los nuevos contratos de suministro de gas se sitúan actualmente en una media de 21 céntimos por kilovatio/hora.

Para las grandes empresas industriales, el Gobierno y los Lander -los estados federados- también acordaron un alivio sustancial de los costes. Desde enero de 2023 hasta abril de 2024, reducirá el coste del gas a 7 céntimos por kilovatio hora (neto) para una cuota básica de gas del 70% del consumo histórico de las empresas. Esto se aplicará tanto a la generación de calor en la producción, como para el uso del gas como materia prima para la producción de otros bienes químicos y no químicos.

El Gobierno hará un amplio uso del margen de maniobra que ofrece la legislación europea sobre ayudas estatales. No se aplican restricciones ("de mínimos") hasta un valor equivalente al precio del gas subvencionado de 2 millones de euros por empresa en todo el periodo.

Según el documento pactado y a falta de un par de paréntesis por zanjar, el tope al precio del gas se introducirá el 1 de marzo de 2023, tal y como proponen los expertos, pero tendrá un efecto retroactivo desde el 1 de febrero de 2023. El freno se aplicará al gas y a la calefacción urbana de los consumidores del llamado perfil de carga estándar (SLP), así como a los consumidores con medición de potencia registrada (RLM) siempre que su consumo sea inferior a 1,5 gigavatios hora al año.

De acuerdo con la propuesta de la Comisión de Expertos, los consumidores recibirán un reembolso mensual regular basado en el 80% del consumo del año anterior, dado que el consumo del año anterior es la previsión de consumo anual en la que se basa el pago a cuenta de septiembre de 2022.

Si los ciudadanos utilizan menos gas o calefacción, podrán reducir aún más su factura de gas más allá del alivio proporcionado por el freno del precio del gas. La razón es que la desgravación mensual proporcionada por el tope al precio del gas no tiene que devolverse, incluso si la cantidad real consumida es significativamente inferior al 80% del consumo del año anterior

Esto significa que, por cada kilovatio hora de gas ahorrado, los ciudadanos se ahorran el elevado precio actual del mercado por kilovatio hora, que es significativamente superior al precio limitado de 12 céntimos. Pero debido a la limitada cantidad de gas disponible, sigue siendo urgente ahorrar todo el gas posible.

El alivio para los ciudadanos y las empresas, sin embargo no se hará esperar. Para salvar el tiempo hasta la introducción del freno del precio del gas el 1 de marzo de 2023, el Gobierno Federal se hará cargo de los pagos fraccionados de gas y calefacción urbana que vencen en diciembre en el marco de la ayuda de emergencia. Esto se aplica a los consumidores y a las pymes en el perfil de carga estándar SLP, así como a los consumidores (excepto las plantas de generación de electricidad y calor) con medición de energía registrada (RLM), siempre que su consumo sea inferior a 1,5 gigavatios hora al año.

En el caso de los inquilinos cuyo consumo de gas o calefacción urbana sólo se factura con retraso a través de la declaración anual de gastos de funcionamiento del propietario, la desgravación se realiza mediante un crédito en la declaración de gastos de funcionamiento. Si los inquilinos ya han recibido un aumento de las tasas en 2022, se verán liberados de este aumento en diciembre.

Tope también en el precio de la electricidad

Por su parte, el precio de la electricidad se limitará a 40 céntimos por kilovatio hora. La diferencia entre el precio de mercado a pagar y el límite máximo será compensada por los proveedores directamente con la cuota mensual en concepto de desgravación. La cantidad de electricidad para esta desgravación se basa en una cuota básica del 80% de la previsión de consumo anual, que se utilizó como base para la facturación del presupuesto de septiembre de 2022 para los ciudadanos y las pymes. Para las empresas industriales, los precios de la electricidad tienen un tope de 13 céntimos por kilovatio hora para el 70% del consumo del año anterior. Además, se procurará que las tarifas de la red no aumenten en 2023.

Para financiar el alivio en el sector eléctrico, los beneficios aleatorios en la generación de electricidad, así como en las empresas de gas, petróleo y carbón y en las refinerías, se gravarán durante un periodo de tiempo limitado. También se financiará un plan de dificultades con los recursos del Fondo de Estabilización Económica con especial atención a las zonas en las que, a pesar del tope al precio de la electricidad y el gas, las cargas financieras sean muy elevadas. El Gobierno Federal ha destinado un total de 12.000 millones de euros a este fin.

Las disposiciones relativas a las dificultades también se aplicarán a los hospitales, las clínicas universitarias y los centros de asistencia, para ayudarles a hacer frente al aumento de los costes energéticos. Aunque también se benefician del tope de los precios del gas y la electricidad, se ven especialmente perjudicados y no siempre pueden reducir rápidamente los costes energéticos mediante un menor consumo o una mayor eficiencia energética. Por esta razón, el Gobierno Federal pone a su disposición fondos de hasta 8.000 millones de euros a través del FSM como parte del total de 12.000 millones de euros para casos de dificultad.

Ayudas a los más desfavorecidos

Para los hogares con bajos ingresos, los elevados costes de calefacción, así como el aumento de los alquileres, suponen una carga considerable. En muchos casos, sus ingresos no son suficientes para cubrir el drástico aumento de los costes. Para apoyar a estos hogares de forma específica, existe una ayuda a la vivienda, que se paga como un subsidio de alquiler. En el caso de los inmuebles ocupados por el propietario, se paga como prestación de gravamen. El subsidio de vivienda sólo se paga a las personas que no reciben subsidios de transferencia (como la ayuda a la renta básica).

Hasta el momento, unos 640.000 hogares en Alemania reciben ayudas a la vivienda. Con la reforma del subsidio de vivienda, el Gobierno Federal y los Estados federados aliviarán a más ciudadanos con bajos ingresos con una prestación de vivienda mejorada a partir del 1 de enero de 2023. Al cambiar los límites de ingresos para la vivienda, unos dos millones de hogares con bajos ingresos podrán recibir el subsidio de vivienda en el futuro. Además, se mejorarán las prestaciones del subsidio de vivienda: para compensar las considerables cargas adicionales causadas por el aumento de los costes de calefacción, se anclará de forma permanente un componente de costes de calefacción en el subsidio de vivienda y se introducirá un componente climático para aliviar a los hogares con subsidio de vivienda de los aumentos de costes resultantes de las medidas para mejorar el equilibrio energético de los edificios residenciales.

El Gobierno Federal y los Länder seguirán financiando conjuntamente la mitad de las ayudas a la vivienda. Además, el gobierno federal volverá a financiar un subsidio para los gastos de calefacción para todos aquellos que ya reciben el subsidio de vivienda. Su objetivo es ayudar a los afectados lo antes posible con el aumento de los costes de calefacción.

Alemania ya ha lanzado tres amplios paquetes de ayuda y un escudo de defensa económica, el último de los cuales prevé una cobertura de 200.000 millones de euros. Los Länder también han proporcionado sus propias medidas de ayuda y apoyo, que suponen una carga financiera considerable para los presupuestos públicos de la Federación, los Länder y los municipios.

Esta previsto por ello que si los servicios municipales tienen necesidades de liquidez debido a la situación actual puedan solicitarla a los bancos de desarrollo estatales, si es necesario. Además y a petición de los estados federados, el Gobierno ha aceptado como medida extra de alivio a la ciudadanía la creación de un "billete alemán" digital para el transporte público local (ÖPNV) válido en toda Alemania a un precio introductorio de 49 euros al mes en forma de abono mensual que se puede cancelar. Esto aumentará significativamente el atractivo del transporte público local y, además, ayudará a alcanzar los objetivos climáticos. El Gobierno federal y los Lander aportaran a este abono mensual de transporte 1.500 millones de euros anuales cada uno a partir de 2023.


Etiquetas:  #Alemania #limitará #el #precio #del #gas #para #familias #y #pymes #a #12 #céntimos #por #kWh #y #el #de #la #calefacción #a #95

COMENTARIOS