Alemania no sabe (todavía) a quién culpar por las inundaciones
02:46
22 Julio 2021

Alemania no sabe (todavía) a quién culpar por las inundaciones

Los responsables políticos señalan al cambio climático pero muchos analistas del país creen que están eludiendo responsabilidades. 

Depurar responsabilidades es otra de las tareas que imponen las trágicas inundaciones vividas en Alemania. Pero los responsables políticos señalan, sobre todo, "al cambio climático".

Las imágenes de devastación que han dejado las inundaciones vividas en el oeste alemán, aunque también se han visto afectadas regiones del sur y el este teutón, son propias de conflicto bélico. Pero toda esa destrucción, acompañada de los dramas humanos que suponen las 170 muertes registradas hasta este miércoles, no la causó ninguna invasión ni ninguna bomba.

Bastaron continuadas aguas torrenciales caídas sobre un país que el diario conservador Die Welt ha calificado de estar al mismo nivel que una "nación en vías de desarrollo" en materia de protección contra catástrofes. Ese diario, pero también el periódico Bild, el más leído de Alemania, han sido de los primeros en leer la cartilla a un sistema que ha fallado en la supuestamente siempre eficiente nación de la canciller Angela Merkel.

El Bild, por ejemplo, señalaba con dureza a los que aparecían en su edición del martes como los principales responsables del impacto que tuvieron las inundaciones en Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado, los dos Länder del oeste alemán más afectados por las lluvias de la semana pasada. A saber, el ministro del Interior, el conservador Horst Seehofer; el responsable Oficina Federal para la Protección de la Población ante Catástrofes (BKK), Armin Schuster, y los presidentes de los mencionados estados federados: el también conservador Armin Laschet y la socialdemócrata Malu Dreyer.

En el "Acta del fracaso en la protección contra catástrofes" que ofrecía el Bild en sus páginas, a todos ellos se les acusaba grosso modo de inacción ante los mensajes de alarma que debían haber tenido en cuenta las autoridades antes de que llegara el funesto temporal a suelo germano.

Por ejemplo, el sábado 10 de julio, ya había un mensaje del Sistema Europeo de Alerta de Inundaciones (EFAS, por sus siglas inglesas) alertando de "crecidas extremas". Ese mensaje pilló, según recoge el Bild, a Armin Laschet, candidato a canciller de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), el partido de Merkel, defendiendo sus posiciones políticas en la televisión pública ARD. Malu Dreyer daba otra entrevista para hablar bien de Olaf Scholz, el aspirante a canciller de su partido, el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), según el Bild.

Ni Laschet ni Dreyer perdían de vista que el próximo 26 de septiembre se celebrarán las próximas elecciones generales alemanas, las primeras en 16 años en las que Merkel no aspira a estar en la Canciller Federal. Por su parte, Seehofer esos días debía andar ocupado con la lucha contra el crimen organizado – el día 12 de julio quedaba prohibida una banda de delincuentes llamada "Bandidos MC Federation West Central" –, mientras que Schuster estaba de vacaciones.

Culpar al "cambio climático"

El día 11 de julio también se había producido una advertencia del servicio meteorológico de la empresa Kachelmann. Pero avisos como esos, en vista de los trágicos destrozos vistos estos días, cayeron en saco roto. El periodista del Die Welt Axel Bojanowski, el que compara a Alemania con un país en vías de desarrollo en materia de protección contra catástrofes, considera "un increíble escándalo" lo sucedido, aunque lo que más parecía crisparle en su artículo de principios de esta semana era que los políticos parecieran echar balones fuera aludiendo al "cambio climático" como responsable de la tragedia.

Dreyer, por ejemplo, habló de "catástrofe de dimensiones hasta ahora desconocidas" para aludir a las inundaciones que ha asolado regiones enteras del Land que ella gobierna. Para Bojanowski, este tipo de afirmaciones dan cuenta de la falta de lo que el historiador del clima Martin Bauch y los investigadores de ecosistemas y medio ambiente Hans-Rudolf Bork y Adam Izdebski han llamado "falta de memoria de las catástrofes meteorológicas".

En un reciente artículo publicado en el diario conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung, Bauch y compañía recordaban, por ejemplo, que el Ahr, uno de los ríos desbordados estos días, ya vivió crecidas "de dimensiones parecidas" a la más reciente en 1804 y 1910. Echar la vista atrás permite pensar que lo ocurrido estos días no sólo es cuestión de proceso de cambio climático causado únicamente por la acción del hombre.

Sin embargo, "en lugar de reconocer el fracaso del sistema de la protección contra catástrofes y que éste debe ser mejorado, los políticos miran al cambio climático en lo que a catástrofes por lluvias se refiere", según se quejaba Bojanowski en Die Welt. Ahora bien, no todos los políticos tienen la misma actitud de aquellos a los que la catástrofe ha sorprendido en posiciones de responsabilidad.

Así, el partido de los liberales alemanes, los Demócratas Libres (FDP), ha salido a denunciar el "fracaso del sistema" que se supone debía proteger contra las inundaciones. Michael Theurer, vicepresidente del Grupo Parlamentario del FDP en el Bundestag, ha lamentado en tono crítico "que las advertencias de los meteorólogos no fueran comunicadas lo suficiente" a la población.

“Comienza la búsqueda de errores”

En el FDP, pero también en el partido izquierdista Die Linke, señalan a Seehofer como principal responsable de esa situación. En su defensa, el ministro del Interior siempre podrá apuntar que el Gobierno central tiene un papel casi de acompañamiento a las autoridades locales – Länder, distritos y municipios – en estos casos.

No en vano, desde Los Verdes, el presentido principal partido progresista tras las elecciones de septiembre, han pedido una reforma del sistema para otorgar más poderes al Gobierno federal en materia de protección ante catástrofes. Así lo ha pedido a principios de esta semana su candidata a canciller, Annalena Baerbock.

Los Verdes y el FDP, además, han dado cuenta de su deseo de organizar sesiones parlamentarias excepcionales en comisiones del Bundestag a cuenta de la catástrofe causada por las inundaciones. No está claro cuándo y cómo y si de verdad se podrán depurar responsabilidades políticas de lo ocurrido en las inundaciones.

Sólo a principios de esta semana comenzaban a evaluarse los daños en Sajonia. Especialmente a Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia, los Länder más afectados, Merkel les ha prometido rápidas ayudas millonarias. Un inminente paquete de esas ayudas está ya estimado en 400 millones de euros. Pero aquellos en posiciones de responsabilidad, además de lidiar ahora con una crisis nacional por culpa de las inundaciones, deberían estar preocupados por lo que venga a continuación.

"Comienza la búsqueda de errores", avisaba en titulares a principios de esta semana el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Los hay que han de darse por aludidos.

Alemania Cambio climático Inundaciones

Etiquetas:  #Alemania #no #sabe #todavía #a #quién #culpar #por #las #inundaciones

COMENTARIOS