Antonio Banderas se aleja del cine y apuesta por el musical al lado de Andrew Lloyd Webber
14:12
27 Junio 2022

Antonio Banderas se aleja del cine y apuesta por el musical al lado de Andrew Lloyd Webber

La empresa, que se llamará APS, pretende llevar a escena a nivel internacional musicales en español ''con sus diversos acentos''

Musical La gran locura de Antonio Banderas: "No quería morirme sin hacer esto"

"No hay Netflix en el teatro". Con estas palabras entre la resignación (por el estado del cine) y la euforia (por el proyecto que se trae entre manos), Antonio Banderas dio el lunes por inaugurada ante la prensa la empresa APS que, en compañía del compositor --además de mito-- Andrew Lloyd Webber, se dispone no tanto a revolucionar el musical como a, dado el caso, reinventarlo, pero en español. "Es importante", añadió el actor, "que cada obra se adapte a su lugar porque el español de Argentina es diferente al de México o al de España".

"Se trata de unir fuerza para conseguir la misma calidad de los espectáculos del West End de Londres o de Broadway en Nueva York, pero en nuestra lengua", dijo el actor que hace años, y desde el teatro Soho de Málaga, ya ensaya a una escala más o menos modesta lo que quiere que a partir de ahora sea planetario. Las palabras clave son, por tanto, español, internacional y, como repitió varias veces, excelencia.

A su lado, el veterano Andrew Lloyd Webber con títulos en su haber como Jesucristo Superstar, El fantasma de la ópera o Catsno sólo le dio la razón, sino que subió la apuesta. "La gente ya no va simplemente a ver una obra al teatro, sino que busca una experiencia completa", dijo el compositor y productor británico por aquello de dejar claro que no sólo se trata de traducir las piezas más o menos clásicas y muchas de ellas adaptadas al cine como, un paso más adelante, impulsar nuevos proyectos, nuevas obras, nuevas escrituras y nuevas formas. "Aún recuerdo cuando fui a ver una obra y, a la manera clásica, no me moví de mi sitio en el primer piso. Todo me resultó tremendamente aburrido. Y así fue hasta que me di cuenta de que la gracia consistía en que el espectador se moviera por todo el teatro", recordó Lloyd Webber entre risas y bien dispuesto a ensayarlo todo en la aventura en español que ahora empieza.

APS (en alusión a la canción olímpica Amigos para siempre de la que Lloyd Webber es compositor) es una productora, pero no sólo. O, mejor, es eso "y mucho más". En el ideario de Banderas se trata de crear un lugar donde exista algo así como "un tráfico de talento". La idea es que en el seno de la empresa se formen técnicos, se intercambien ideas y se amplíen espacios. "Es fundamental quitar el sabor rancio al teatro", comentó.

Todo este proyecto no es ajeno al cine. Y no tanto porque se haya pensado en trasladar nada de la escena a la gran pantalla como, por oposición, a su pésimo estado de salud. "Estamos en un tiempo complicado en el que el cine es cada vez más para románticos. Yo lo soy. Pero hay que ser realista. Una película como Competencia oficial , recién estrenada, hace unos años habría recaudado cerca de ocho millones de euros. No ha llegado ni siquiera a un millón y eso a pesar de las buenas críticas, de los actores, de todo. El teatro, en cambio, es único incambiable y superviviente nato en todas las crisis", comentó Banderas para ilustrar no queda claro si los buenos augurios para su nuevo proyecto o los malos para lo que, quizá, deja detrás.

Antonio Banderas y Manuel Bandera en la presentación de 'A Chorus Line' en octubre de 2021.Antonio Banderas y Manuel Bandera en la presentación de 'A Chorus Line' en octubre de 2021.EL MUNDO

Andrew Lloyd Webber, por su parte, no entró en el asunto nada más que para repetir una vez más lo que le parece la última adaptación a la pantalla de una de sus obras: Cats. "La odio. Esa película me ha hecho amar a los perros. Recuerdo que una vez en el avión quise llevar a mi perro y me exigían una razón. Les convencí declarando mi opinión desagradable de Cats. Lo entendieron perfectamente", bromeó.

Por lo demás, Banderas dejó la puerta abierta a casi todo: a la dirección, a la producción y hasta la interpretación. Banderas y Lloyd Webber se conocieron en Evita, la obra del segundo llevada al cine por Alan Parker en 1996 donde el primero hacia de Che Guevara al lado de Madonna. "Ya soy algo mayor para repetir, pero por qué no", dijo el actor ahora en el papel de factótum de musicales. "No hay Netflix para el teatro".


Etiquetas:  #Antonio #Banderas #se #aleja #del #cine #y #apuesta #por #el #musical #al #lado #de #Andrew #Lloyd #Webber

COMENTARIOS