'Apagón', la serie que reúne a lo mejor del cine español y que ilumina Alberto Rodríguez
17:51
23 Septiembre 2022

'Apagón', la serie que reúne a lo mejor del cine español y que ilumina Alberto Rodríguez

San Sebastián acoge el estreno de la ambiciosa, brillante y errática (todo junto) serie omnibús de Movistar con algunas de las firmas más notables del nuevo cine español

Serie Apagón: qué pasaría si una tormenta solar provocara el colapso en España Rodaje El gran apagón llega a la Sierra de Madrid: un rodaje de supervivencia bajo el frío y la nieve Sección oficial The Wonder de Sebastián Lelio: un barroco y cortante prodigio protagonizado por Florence Pugh

Que una serie que reúne a las principales firmas del cine español presuma del contundente título de 'Apagón' no queda claro si es ironía, diagnóstico, vaticinio o quizá un boceto apresurado (o no tanto) del estado de ánimo y hasta de la industria. Pero ahí queda. San Sebastián, como ya empieza a ser tradición, dejó su penúltima jornada en manos de la tele. Y ahí que surgió como un coloso de casi cuatro horas de duración un menú gourmet 'binge-watching' para amantes de las catástrofes inminentes. Eso --la descripción pautada del desastre que se nos viene-- es lo que nos cuenta cada uno de los cinco episodios dirigidos de forma respectiva y consecutiva por Rodrigo Sorogoyen, Raúl Arévalo, Isa Campo, Alberto Rodríguez e Isaki Lacuesta.

Su referencia no es ni la ciencia ficción ni el nuevo cine de terror ni, apurando, el telediario (que bien podría serlo). El punto de partida es, si se quiere, algo mucho más palpable, cercano y, lo más evidente, sonoro. El guionista e ideador de todo esto, Fran Araújo, simplemente escuchó un buen día el célebre y exitoso podcast creado por José A. Pérez de Ledo en 2016 y que revolucionó el panorama de los seriales sonoros hasta contar su audiencia por millones; millones de aterrados oyentes, además de parientes no tan lejanos de aquellos que se quedaron sin respiración por culpa de la adaptación sonora que Orson Welles hizo de 'La guerra de los mundos'.

El que fuera creador de la serie 'Hierro' se organizó la agenda con Alberto Marini ('La unidad'), Isa Campo ('La próxima piel'), Isabel Peña('Antidisturbios' o 'El reino') y Rafael Cobos ('La isla mínima' o 'Modelo 77'), y con la referencia evidente, aunque sólo fuera para huir de ella como de la peste, de la serie francesa de Jérémy Bernard, Guillaume Desjardins y Bastien Ughetto 'El colapso' se pusieron manos a la catástrofe. La idea era contar cinco historias desde los personajes, que no desde la situación más o menos aparatosa; desde la esperanza antes que desde simplemente la ruina. Y así.

El resultado global oscila entre la excelencia y el ruido, siendo lo primero el soberbio y gélido 'western' que firma Alberto Rodríguez en el cuarto capítulo y el momento más aparatoso, el episodio dentro del hospital de Arévalo que hace el segundo. De por medio, Isa Campos se las arregla para componer la entrega (la tercera) más original y se diría que hasta libre que, de repente, se convierte en comentario social y político sobre la nueva urbanización en España, la de los PAU y la de las piscinas (referencia obligada al ensayo imprescindible de Jorge Dioni López). Sorogoyen cumple con su ideario del cine adrenalínico con un leve gesto de rutina en la presentación de todo, e Isaki Lacuesta cierra el ciclo con una nueva muestra de ese cine tan pegado a los dramas íntimos y a las catástrofes planetarias (un hilo de dolor esperanzado une lo que hace aquí con su última y deslumbrante película, 'Un año, una noche'). En las olimpiadas de 'Apagón', la clasificación general por puntos quedaría así: Rodríguez, Campos, Lacuesta, Sorogoyen y Arévalo. Aunque más bien suena a alineación de equipo de fútbol sala.

Alberto Marini, Francisco Araújo, María Vázquez, Rodrigo Sorogoyen, Ainhoa Santamaria, Isaki Lacuesta, Melina Matthews, Isabel Peña, Patricia López Arnaiz, Zoe Arnao, Isa Campo, Alberto Rodriguez, Jesus Carroza y Luis Callejo en la presentación de 'Apagón'.Alberto Marini, Francisco Araújo, María Vázquez, Rodrigo Sorogoyen, Ainhoa Santamaria, Isaki Lacuesta, Melina Matthews, Isabel Peña, Patricia López Arnaiz, Zoe Arnao, Isa Campo, Alberto Rodriguez, Jesus Carroza y Luis Callejo en la presentación de 'Apagón'.ANDER GILLENEAAFP

Sea como sea, lo que hace grande de verdad a la serie es, desde una perspectiva general, el brillante planteamiento de base que, de repente, revitaliza y dota de nuevo brío el olvidado, el de toda la vida, cine de episodios. Cuando tanto se habla de las fronteras difusas entre la nueva ficción televisiva y el cine; cuando hasta los popes del cine se aventuran por el lucrativo mundo del 'streaming' con una liberalidad casi suicida; cuando los festivales claudican y llenan sus programas con las últimas ocurrencias del penúltimo director general de una empresa de paquetería, otra que vende móviles o una cuyo mejor invento es un algoritmo, cuando pasa todo esto, decíamos, al final era tan sencillo como juntar dos palabras: cine propio del cine y episodios propios de la tele. Hemos llegado.

Desde un punto de vista mucho más concreto, el hallazgo es un Jesús Carroza monumental. Otra vez: Jesús Carroza. Él es uno de esos actores que dota de sentido cada fotograma que toca y él es el cabrero protagonista del 'western' de Rodríguez. En este episodio --desde ya a la altura de los grandes como 'La cabina', de Mercero, o 'El asfalto', de Chicho--, el director se las arregla para reconvertir los argumentos clásicos y ligeramente gastados de la frontera, la supervivencia y hasta el duelo al amanecer en el escenario de un drama existencial poderoso, profundamente melancólico y, lo más evidente, helado. 'Apagón' no dejaría de ser una serie más (correcta y brillante sin duda, pero una más) sobre una previsión más o menos desesperada si no contara con este destello de muy sufrida y trabajada genialidad. Rodríguez de la mano de Carroza son los que dan luz a 'Apagón' (y sentimos la ocurrencia).

Contemplar el infierno de cerca tiene algo de catártico. Como la propia religión, la visión de lo que nos espera si tanto Putin como todos nosotros seguimos con nuestros hábitos de consumo coloca al creyente (o al consumidor creyente) en la aceptación cabal de su indefensión. Somos vulnerables tanto cuando admitimos el secreto incognoscible de la fe, a la vez fascinante y terrorífico, como cuando nos abandonamos a la certeza sobrecogedora de lo desconocido, que en verdad no lo es tanto. La religión, eso sí, reconforta; está ahí para que nos tranquilicemos. 'Apagón', sin embargo, explota la claridad consciente del abismo que se abre en cada telediario a nuestros pies. Es así.


Etiquetas:  #Apagón #la #serie #que #reúne #a #lo #mejor #del #cine #español #y #que #ilumina #Alberto #Rodríguez

COMENTARIOS