Ardid del Govern para sortear la sentencia del 25%: cada colegio decidirá si amplía las horas de castellano
12:27
1 Febrero 2022

Ardid del Govern para sortear la sentencia del 25%: cada colegio decidirá si amplía las horas de castellano

El Gobierno catalán da ''autonomía'' a los centros escolares para flexibilizar la inmersión sin ceñirse al fallo judicial

La Generalitat ultima su ardid para sortear la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a impartir un 25% de materias en castellano en todas las escuelas catalanas. El Govern ha elaborado un decreto por el que concede «autonomía» a los colegios para flexibilizar la inmersión a su antojo, otorgando a los centros la potestad de ampliar las horas de castellano, o no, en función de las necesidades lingüísticas que detecte en su alumnado.

El borrador del decreto de las enseñanzas de educación básica -que afecta tanto a Primaria como a la ESO y al que EL MUNDO ha tenido acceso- determina que «los centros dispondrán de un porcentaje del horario semanal que gestionarán de forma autónoma. Así, estas horas de las que disponen podrán dedicarse a vertebrar un proyecto globalizador y también podrán dedicarse a la resolución de aquellas problemáticas curriculares que el centro tenga planteadas derivadas de su entorno».

El texto normativo -ya remitido a las direcciones de los centros- añade que «los criterios para la organización de la enseñanza y el aprendizaje de las lenguas para su tratamiento y uso se determinarán, en el marco de la autonomía de los centros, teniendo en cuenta la composición lingüística del alumnado y la realidad sociolingüística del entorno de cada centro y a través de la utilización de las metodologías de aprendizaje más adecuadas para cada situación».

El Govern reservará un 20% de las horas lectivas -unas cinco horas semanales- para que los colegios puedan decidir autónomamente en qué las emplean, según consta en un anexo del decreto. De este modo, los colegios tendrán libertad para usar estas horas de libre disposición para impartir más castellano si, por encontrarse en una zona con mayor proporción de catalanoparlantes, consideran sus estudiantes presentan déficits en el uso del español. Pero también tendrán libertad para mantener la inmersión en su formato actual y dedicar esas horas para reforzar otras competencias curriculares. En definitiva, podrán incrementar las horas de castellano sólo si lo creen oportuno y sin ceñirse al porcentaje del 25% estipulado por la sentencia ni al requisito de que se imparta en castellano una asignatura de carácter troncal para dar cumplimiento al fallo del Supremo.

Esta maniobra de ERC, que controla el Departamento de Educación de la Generalitat, viene a resucitar la propuesta del ex consejero republicano Josep Bargalló, quien en 2018 planteó una flexibilización de la inmersión en zonas mayoritariamente catalanoparlantes. «En los contextos en los que el castellano no tiene fuerza social y no es la primera lengua de buena parte de los alumnos habrá que hacer un enfoque didáctico cercano al que usamos con las segundas lenguas (inmersión lingüística en el caso del catalán). Si el número de horas de exposición a esta lengua no fuera suficiente para alcanzar, al terminar el sistema educativo, el mismo nivel de catalán y de castellano, el centro deberá decidir, en su proyecto lingüístico, incorporar bloques de contenidos curriculares en castellano», rezaba el proyecto de revisión de la inmersión, que fue enterrado ante la furibunda reacción de sectores del separatismo.

La artimaña de ERC también tiene opciones de contentar al PSC, que en 2019 planteó en su congreso una «flexibilización» de la inmersión, que también acabó sepultando ante la controversia en el ala más catalanista del partido. Pere Aragonès buscará el apoyo deSalvador Illa argumentando que se otorga autonomía a los centros para adaptar el modelo lingüístico a sus necesidades. La cuestión se debatirá en el Pacto Nacional por la Lengua, en el que los socialistas ya han aceptado integrarse y que podría alumbrar una reforma legal para apuntalar el ardid de urgencia del Govern.

"De obligado cumplimiento"

Escuela de todos, la entidad constitucionalista que promueve el cumplimiento de la sentencia de la Justicia sobre el castellano, ha querido recordar que "ni los centros ni los decretos del Govern pueden cambiar lo sentenciado por el TSJC, de obligado cumplimiento".

"La escuela catalana debe impartir contenidos troncales en castellano, al menos en un mínimo del 25%. Ni nos engañan ni nos engañarán", ha señalado la asociación en su cuenta de Twitter.


Etiquetas:  #Ardid #del #Govern #para #sortear #la #sentencia #del #25 #cada #colegio #decidirá #si #amplía #las #horas #de #castellano

COMENTARIOS