Asamblea interruptus
21:34
17 Octubre 2021

Asamblea interruptus

El Barça se ve obligado a dividirla en dos partes tras lograr votar únicamente los números.

Entrevista Eduard Romeu: "Con el Barcelona en quiebra, ¿hacia dónde miraba Tebas?"

La asamblea de compromisarios más densa de la historia del Barça, una de las más trascendentes, según señaló el propio Joan Laporta acabó con un 'cliffhanger'. Como hacen las series más exitosas, habrá que esperar para ver cuál es el desenlace de la financiación de un Espai Barça absolutamente vital para el presidente. El proyecto fue presentado, pero, tras casi seis horas de reunión, su votación fue suspendida con vistas a una segunda parte que deberá ser convocada en un futuro más o menos próximo. De hecho, otro de los puntos fuertes, la reforma estatutaria, ni siquiera llegó a ser presentado. Y todo, ante un máximo de 766 compromisarios de los 4.452 convocados.

"Si hablamos de cómo queremos que sea el Barça de este siglo, debe aparecer el Espai Barça. Es un proyecto necesario, una joya arquitectónica que marcará los próximos 100 años y que tendrá un impacto para la ciudad de Barcelona que yo lo asimilo al que tuvieron los Juegos del 92. Es un proyecto que nos permitirá crecer y poder competir con esos clubes poderosos que hoy por hoy tratan de dominar el mundo del fútbol", señaló Laporta en su discurso inicial para recalcar la importancia vital de este punto. "El Barça está hoy más que nunca en nuestras manos. Y eso es bueno. No está en manos de terceros, de ningún estado o fondo de inversión. El Barça, al menos mientras estemos nosotros al frente del club, siempre será de sus socios y socias", arengó.

Según explicó la vicepresidenta institucional, Elena Fort, se acumula un retraso de más de 15 años. "El estadio ha llegado al final de su vida útil: tiene 64 años. Buena parte de los ingresos que pongamos para reparar este estadio, si no actuamos, serán a fondo perdido", señaló. E, incluso, lo ilustró con algo que es más que una anécdota; "En cada partido, hay que poner una persona en cada cuadro de luces para vigilar que no salten los plomos". Actualmente, el Camp Nou no puede acoger finales europeas ni mundiales. Y el Palau debe ser también reconstruido porque cada partido de Euroliga que se juega en el actual supone una serie de multas que deben ir pagándose de manera periódica".

"El proyecto del nuevo Camp Nou incluye resituar el área de hospitality entre la segunda gradería, que no puede ser derruida porque está protegida, y una nueva tercera gradería, con cuatro videomarcadores, un 'videowall' circular y el museo y las tiendas integradas en el propio recinto. "El Espai Barça es el pilar más grande sobre el que se puede basar y se basará la recuperación del club y que la estructura de propiedad sea la que es ahora: un club de los socios", resumió la vicepresidenta.

Los ingresos a largo plazo, básicos

Ferran Reverter, CEO del club, por su parte, explicó que el Espai Barça permitirá unos ingresos extraordinarios anuales de 200 millones de euros. En cuanto a la financiación, señaló que, tras cinco años de carencia, durante la construcción, se procederá a devolver la cantidad recibida para su construcción a lo largo de 30 años. Las obras del Camp Nou, en este caso, se prevé que se prolonguen desde verano de 2022 hasta finales de 2025, el nuevo Palau Blaugrana debería construirse desde inicios de 2024 hasta finales de 2026 y las obras del Campus, que incluiría un hotel y nuevas oficinas del club, mientras, deberían ir desde inicios de 2025 hasta finales de 2027.

En el primer punto que debía ser sometido a votación, el cierre de la temporada 2020-21, cómo no, se produjeron múltiples peticiones de socios de llevar a los tribunales al ex presidente Josep Maria Bartomeu y su junta directiva. E, incluso, se propuso expulsarlos del club. Laporta, no obstante, prefiere tirar de prudencia. "Alguien que ha tenido que decirle a Messi que no continúa, que encabeza este grupo de personas que están poniendo el cuello y jugándosela para salvar al Barça, ya le digo que no da largas. Hay que reunir todos los elementos y pruebas que se necesitan para un tribunal de justicia. Había cosas que no nos gustaban. Por eso hemos pedido unas auditorías forensic que valoran las conductas.En un mes, acabarán. Y hay una serie de conductas que no eran fáciles de detectar, como el fraccionamiento de facturas o del endeudamiento. Un poco de paciencia. Nos estamos cargando de razones por el bien del Barça. De ninguna manera, queremos ser corresponsables de conductas negativas ni encarnizarnos contra la anterior junta. Si se detecta que hay conductas constitutivas de delito, actuaremos con contundencia", aseguró el presidente azulgrana.

"El Covid lo perdona todo"

"Muchos somos abogados, no me gustaría interponer una demanda o una acción social de responsabilidad si los informes que tengo indican que no va a prosperar. El Covid lo perdona todo, y estoy convencido de que también lo hará en los tribunales. No estamos para tirar el dinero. La voluntad de actuar, si se determinan responsabilidades, es toda. Entre otras cosas, porque no queremos ser corresponsables. Pero con fundamento. Convocaremos una asamblea extraordinaria de compromisarios cuando tengamos toda la información y podremos decidir qué hacemos y nos mojaremos. Diremos qué pensamos que se debe o no se debe hacer en función de unos motivos. No nos encarnizaremos contra nadie, pero tampoco lavaremos la conciencia de nadie.Ir a los tribunales sólo a salvar nuestra cara, eso no lo haré", insistió el máximo dirigente barcelonista.

Una vez respondidas las preguntas, se procedió a una votación en la que los 729 compromisarios presentes en ese momento aprobaron de forma aplastante los números negativos del cierre de la temporada 2020-21 con 637 votos a favor, 39 en contra y 42 en blanco. Así, tal y como señaló el vicepresidente económico, Eduard Romeu, se evitaba paralizar la entidad aunque la situación es realmente complicada. "Con las 'due diligence' hemos visto que había salarios camuflados en variables como el pago por venir o por cumplir el contrato. Todo esto nos lleva a tener una deuda de 1.350 millones de euros. Estos números significan una quiebra técnica. Necesitaremos cinco años para enderezar al club", aseveró Romeu.

El presupuesto de la temporada 2021-22, con 765 millones de euros de ingresos, 784 millones de gastos y un balance después de impuestos de cinco millones de beneficios, mientras, fue aprobado por los 701 compromisarios presentes en el momento de la votación por 643 votos a favor, 17 en contra y 23 en blanco.


Etiquetas:  #Asamblea #interruptus

COMENTARIOS