Bad Gyal, la calle es el estilo
03:24
21 Marzo 2021

Bad Gyal, la calle es el estilo

La catalana es la reina de las discotecas y regresa con «Warm Up», cuyo single ha sido censurado en algunas plataformas: «hay una doble moral con las mujeres», denuncia

De las calles del Maresme a las revistas de tendencias. Del terciopelo y el satén al chándal y el cadenón dorado. Bad Gyal es Alba Farelo (Barcelona, 1997), uno de los productos más genuinamente urbanos de la escena musical española en los últimos tiempos, una artista que habla un idioma musical que se construye sobre la marcha, mientras hablamos. La catalana es una de las reinas del “streaming” y posee un estilo propio en el vestir, indudablemente, pero en especial en lo musical, donde mezcla el dancehall, el reguetón, el trap y el R&B en versión muy personal fruto de horas y horas de investigaciones y también de visitas a la tierra prometida, Jamaica. Y siempre pisando firme, demostrando que la imagen de mujer fuerte que proyecta está justificada con muchas horas de callejero y después, de estudio. Ahora ha publicado «Warm Up», su nuevo EP, con el que quiere dominar las discotecas y que llega precedido de la censura del vídeo de «Pussy» («Coño», literalmente) en varias plataformas. «Bueno, he tenido un par de casos de censura, realmente. En una de ellas es porque aparecía un cogollo de marihuana en el videoclip, que es una razón que ahora sí que lo empiezo a entender más. He estado investigando sobre el tema y lo respeto. Pero he tenido varias censuras por desnudo. Las de YouTube las he podido quitar, pero las de Tik Tok no», aclara la artista, que suma 258 millones de reproducciones en la plataforma de vídeos. En cualquier caso, Bad Gyal no sale desnuda en ninguno de sus vídeos. «No, en todo caso en ropa interior, y no enseño más que las bailarinas de los videos de un montón de raperos. No comprendo por qué me censuran a mí y a ellos no», dice.

Durante las últimas fechas, coincidiendo con el día de la mujer del 8 de marzo, Farelo ha publicado un post que reaccionaba a los comentarios escuchados en los Goya que calificaba de «puta que cobra» a una actriz y los comentarios del cantaor Arcángel, uno de los favoritos de Bad Gyal, en los que decía: «Quieres que te respeten como mujer, pero te pasas el día enseñando el culo». La catalana saltó: «Por lo que tengo entendido, a los hombres no les gustan las mujeres monjas. O al menos a ellas no les escriben ni una canción. Estoy harta de esta doble moral. De que separéis las mujeres que valen para darles likes, subscribirse a Onlyfans y follar, de las que valen para tener hijos, quedarse en casa cocinando, quereros...». Por su estética y su estilo musical, Bad Gyal se ha sentido menospreciada: «Es algo cotidiano que nos señales a las mujeres que cantamos en este tipo de géneros como ignorantes o tontas. Que digan que no valemos más que para enseñar. Es algo que está instaurado y por supuesto que no somos tontas, porque de lo contrario no estaríamos en la posición en la que estamos», señala en referencia a las cifras de escuchas que la colocan, con 24 años, como una artista única en España. ¿Tenemos una relación puritana con el sexo? «Bueno, no exactamente. Hay doble moral, porque luego para otras cosas te piden que seas de otra forma. Los hombres demandan mujeres sexys constantemente pero te exigen que nos adaptemos a lo que el hombre heterosexual quiere, cuando le apetece y como le apetece. Y eso no es justo, porque nosotras podemos expresarnos como queramos».

El camino para ser justos

En el nuevo trabajo ha incluido un remix de «Zorra», un tema que lanzó con Rauw Alejandro. «Es una declaración. Es usar una palabra equis que se asocia al género femenino como un insulto y utilizarlo para dar poder. A mí claro que me lo han llamado. Me han dicho de todo. Guarra, zorra, de todo. Claro, a mí y a cualquiera que haga algo parecido». El único camino para cambiar las cosas es «desaprender». «Son comportamientos que vienen desde hace tiempo, y tenemos que deshacer costumbres metidas muy adentro. Creo que cuanto más importancia le demos, antes cambiarán las cosas. Hay una tendencia a decir que no es para tanto, que da igual, y así es como lleva tantos años sucediendo. El camino de ser más justos es darle la importancia que se merece a las cosas», opina la artista.

A pesar de que cada vez es más escuchada fuera, Bad Gyal no se siente una incomprendida en España. «Para nada. Veo que cada vez me sigue más gente que valora mi autenticidad». No fue sencillo llegar. «Bueno, tampoco me puedo quejar. Mi familia ha sido siempre muy motivadora para que explote mis capacidades para la música porque desde pequeña tenía esa habilidad. No fue fácil, pero con trabajo duro se puede». Las triunfadoras de los últimos Grammy fueron todas mujeres. «Es la verdad. Ellas dominan los charts. Por suerte, muchas cosas están cambiando».


Etiquetas:  #Bad #Gyal #la #calle #es #el #estilo

COMENTARIOS