Bellingham y Saka guían a Inglaterra en la goleada contra Irán
16:20
21 Noviembre 2022

Bellingham y Saka guían a Inglaterra en la goleada contra Irán

Inglaterra debuta en el Mundial por la puerta grande con Bellingham que se destapa como posible revelación del torneo. El grupo B tiene claro favorito.

Festival de Inglaterra en su debut en el Mundial a costa de una Irán desmotivada. Bellingham y Saka, de 19 y 21 años, lideraron a la selección de Gareth Southgate que se confirma como gran potencia del grupo B y candidata al título. [Narración y estadísticas: Inglaterra 6-2 Irán]

La previa del partido estuvo marcada por dos asuntos extradeportivos: el brazalete LGTB que no pudo lucir Inglaterra ante las amenazas de la FIFA y las protestas de los iraníes como apoyo a las mujeres del país. Harry Kane no lució la banda con el lema OneLove. Además, sonó el God Save the King en un Mundial por primera vez desde 1950.

En las gradas había carteles de hinchas de Irán con mensajes de "libertad" y cuando sonó su himno hubo doble protesta: los jugadores se negaron a cantar, mientras que los aficionados lo abuchearon. El fútbol fue el altavoz para denunciar ante el mundo el calvario que se vive en el país asiático.

Cuando el balón echó al rodar, el argumento del partido estuvo claro desde el principio. Inglaterra, que salió sin Foden ni Alexander-Arnold, se fue a por el gol desde el principio. Solo dio tiempo a que Maguire reclamara un penalti -le abrazaron en el área- antes de pararse el partido durante casi un cuarto de hora. El motivo fue el fuerte cabezazo que se dio el portero iranía Beiranvand con un compañero.

El meta cayó al suelo retorciéndose de dolor. Había salido de puños, no le vio un defensor de su equipo y chocaron cabeza con cabeza. La peor parte se la llevó Beiranvand, que se destrozó la nariz en la acción. Tras ser atendido quiso seguir, quizás por no decir así adiós a su sueño del Mundial, pero era imposible seguir. Mareado, se fue al suelo y se retiró en camilla. Raro que los médicos le dejaran continuar en un primer momento.

Inglaterra fue devolviendo el ritmo al partido, mientras Irán insistía en pararlo. A base de golpes acabó llegando la primera amarilla del partido, para Jahanbakhsh. Los británicos siguieron lanzándose en tromba y acabó llegando el premio. Fue a través de un cabezazo de Jude Bellingham. En su debut en un Mundial -el tercer inglés más joven en hacerlo-, el jugador 19 años marcó después de aprovecharse de un gran centro de Mason Mount.

Lo de este chico empieza a ser de otro planeta. Además de ser el primer goleador inglés en Qatar, su actuación en 45 minutos era extraordinario: 100% de acierto en 40 pases, 10 de ellos en el último tercio del campo, y un gol en un disparo. Para poner en contexto, toda Irán solo había completado 46 pases al descanso. 

Tromba de goles

Con el partido donde querían los ingleses y sin que los iraníes supiesen gestionar ir abajo en el marcador, se produjo la tromba de los Three Lions sobre la portería de Hosseini -sustituto del portero que se descalabró en la primera parte. Del 1-0 se pasó al 3-0 en cuestión de tres minutos. Primero Bukayo Saka y después Raheem Sterling. Dos 'flashazos' que terminaron de ahogar a Irán.

El de Saka llegó tras caerle al jugador del Arsenal un rechace aéreo de Maguire. La empalmó desde media distancia el ingles, rozándole la bola a una iraní, y el balón se coló en la red. El siguiente tanto llegó iniciado el descuento -¡de 14 minutos!- y fue así: contra tras robo, apertura inteligente de Kane en el área y balón al que se anticipa Sterling para marcar casi de volea. El partido se iba a la segunda mitad ya decidido.

Los siguientes 45 minutos serían con una Inglaterra mucho más relajada. Era Irán la que intentaba dar algo que celebrar a sus aficionados, a costa de desproteger su defensa. En esas que un mal saque de puerta de Hosseini acaba dejando a Saka dentro del área y haciendo el 4-0 sin demasiada oposición.

Taremi, la estrella de Irán y jugador del Oporto, tiraría de carácter casi a la jugada siguiente. Se sacó un zambombazo dentro del área y batió a Pickford. Los aficionados asiáticos pudieron celebrar al menos el primer gol de su selección. Mientras tanto, Maguire se dolía en el suelo y era uno de los cuatro sustituidos por Southgate.

Doblete intrascendente de Taremi

De los que entró, uno fue Marcus Rashford. El del United solo tuvo que aparecer una vez para marcar. Le cayó el balón en la derecha y se fue a la guerra él solo. Atrás se quedaron algunos jugadores iraníes, muy flojos hoy en defensa, y el delantero puso el gol de la manita de su equipo.

Castigo brutal para Irán, que recibió el sexto gol de botas de Jack Grealish. Se lo regaló Callum Wilson, que entró desde el banquillo como él. La seleccióna asiática se llevó una goleada histórica que no va acorde a la actuación del país en otras ediciones del Mundial. Los problemas extradeportivos que rodean al equipo pudieron hacer mella. Al menos, Taremi se fue con un doblete tras marcar un penalti en el descuento tras un agarrón que se revisó en el VAR.

En cuanto a Inglaterra, sus 'niños de oro' le dan otro aspecto. Saka, por cierto, se convirtió en el jugador más joven en anotar un doblete en su primer partido en un Mundial desde un tal Franz Beckenbauer (1966). Los Three Lions arrancan fuerte su aventura en Qatar. Aquí hay candidata.

Mundial de Fútbol de 2022 Selección de fútbol de Inglaterra Selección de fútbol de Irán

Etiquetas:  #Bellingham #y #Saka #guían #a #Inglaterra #en #la #goleada #contra #Irán

COMENTARIOS