Benzema, tras las cifras de Cristiano: ''Cada día es mejor, como el vino''
09:12
7 Abril 2022

Benzema, tras las cifras de Cristiano: ''Cada día es mejor, como el vino''

Ancelotti elogió a su delantero, que esta temporada ha participado en 50 goles, con 37 tantos y 13 asistencias.

Crónica El escudo del Real Madrid renace en Stamford Bridge Libre directo Benzema fue Noé bajo el diluvio El viaje exprés de Ancelotti "Yo escucho a los jugadores" Cuartos de final Programa y resultados El cortador de césped El dios gol ama a Benzema

En más de siete décadas de historia, ni Alfredo di Stéfano, Carlos Santillana o Cristiano Ronaldo, sólo por citar algunos iluestres, habían logrado un hito similar. Nada menos que seis goles consecutivos para el Real Madrid en la Copa de Europa. Una gesta que eleva aún más la leyenda reciente de Karim Benzema, que no sólo bordó el fútbol en Londres, sino que mandó a la lona a una de las mejores defensas de Europa. El Chelsea de Thomas Tuchel, que únicamente había encajado siete goles en los 15 partidos de Champions (0,47 de promedio), cayó de bruces ante el 9 blanco.

«Cada día es mejor, como el vino», admitió Carlo Ancelotti, reconocido enólogo, en la sala de prensa de Stamford Bridge. «Cada día asume un mayor liderazgo, se siente más importante por este equipo y por este ambiente», añadió el técnico italiano, sin rubor a la hora de enumerar las virtudes de su futbolista. «No sólo destaca en los goles, sino que ayuda mucho en el juego. Baja a recibir y es difícil marcarlo porque se mueve mucho», ilustró tras una noche donde Karim emuló un registro de Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

Hasta ayer, en el gran torneo continental, sólo Luiz Adriano había osado emular al argentino y el portugés. En 2014, el delantero del Shakhtar se apuntó dos hat-trick consecutivos, como estos más recientes de Benzema. Hace tres semanas en el Bernabéu en la vuelta de octavos y anoche en Londres frente al vigente campeón de Europa. «Son noches mágicas, como el otro día ante el PSG. Los tres goles de hoy me dejan muy satisfecho, pero llegué al descanso pensando en mi ocasión perdida al final del primer tiempo, así que creo que me quedo con el tercero», relató el gran protagonista de la noche. Su influencia en cualquier parcela resultó incuestionable.

Dominante en el juego aéreo

En cualquier caso, los 2.000 madridistas desplazados a Stamford Bridge tardarán mucho en olvidar sus dos remates de cabeza, quizá la suerte en la que más ha progresado en los últimos tiempos. En la temporada 2018-19, la primera sin Cristiano a su vera, anotó ya 10 tantos en el juego aéreo y el curso pasado hizo otros ocho goles, con mención a su doblete frente al Borussia Mönchengladbach. Esta campaña, tras los logrados frente a Celta y Mallorca, acumula de momento cuatro.

Aunque cueste concebirlo, los logros de Karim no acaban ahí. Y es que por primera vez en sus 13 temporadas de blanco, ha resultado decisivo en la consecución de 50 goles (37 tantos y 13 asistencias). Un hito que en este siglo únicamente había quedado al alcance en el Bernabéu para Cristiano Ronaldo. Ancelotti bien pudo agradecérselo en el minuto 86, cuando le dio descanso en favor de Gareth Bale. Y Didier Deschamps, seleccionador francés, podrá apuntar otro registro: desde 1959, los tiempos de Just Fontaine en el Stade de Reims, ningún delantero galó alcanzaba los 10 goles en la Copa de Europa.

Apoyado en Benzema, el Madrid masacró a un Chelsea que, si por algo se ha distinguido desde algo más de un año, es por ajustar su plan defensivo a lo que la situación requiriera. La coordinación de los movimientos, la flexibilidad para subir o bajar la línea hasta anular al rival por asfixia o aburrimiento. Toda esa armazón, sin embargo, se desmoronó sin remedio por una pieza defectuosa: Andreas Christensen. El zaguero danés formó como central derecho, dejando fuera de posición a César Azpilicueta, trasladado al lateral zurdo. En cuanto sintieron la vulnerabilidad de ese flanco, Benzema y Vinicius se lanzaron como fieras.

Tuchel, pesimista para la vuelta

Se repitieron las escenas del sábado ante el Brentford, cuando el vecino pobre londinense hizo y deshizo a placer en el Bridge (1-4). Tres goles en 10 minutos, como estos dos de Benzema en sólo tres. "Debemos recuperar nuestro nivel. No sé dónde se ha ido tras el parón de selecciones, pero la primera parte hoy fue una repetición de la segunda frente al Brentford", subrayó Tuchel. "Si no nos recuperamos rápidamente a nivel mental, no ganaremos en Southampton y no tendremos ninguna opción en el Bernabéu", vaticinó el técnico alemán.

Durante muchos minutos, sú único motivo para el aliento fue la presencia como carrilero diestro de Reece James, con una precisión en los centros cruzados sólo al alcance de la máxima elite mundial. En el momento en que optó por la finta, el envío de Jorginho tenía el mejor swing posible para Kai Havertz. Desde hace unos meses se repiten las comparaciones con Dennis Bergkamp, aunque el internacional alemán insista en definir su estilo propio. Sea con la delicadeza de un falso nueve o con la rotundidad del ariete que ataca el área, Havertz exhibió otra vez sus mejores galas. Más desapercibidos pasaron Mason Mount y Christian Pulisic, los mejores complementos para el vertiginoso fútbol blue. Las oportunidades erradas por Romelu Lukaku y Hakim Ziyech en el tramo final evidenciaron la impotencia del aún defensor de la corona.


Etiquetas:  #Benzema #tras #las #cifras #de #Cristiano #Cada #día #es #mejor #como #el #vino

COMENTARIOS