Benzema y Lewandowski: el niño que quería ser Ronaldo frente al que quería ser Raúl
14:06
15 Octubre 2022

Benzema y Lewandowski: el niño que quería ser Ronaldo frente al que quería ser Raúl

34 años, 81 kilos, 1,85 centímetros, el nueve del Real Madrid y el nueve del Barça descubren la proporción áurea del delantero centro.

Contrato con Spotify El Barça, con el logo de un rapero canadiense Antonio Rüdiger De aquella comida sorpresa con Ancelotti a los 20 puntos de sutura en Varsovia Opinión Palancazo al suicida Xavi

Tienen 34 años, llevan el nueve, y como si existiera la proporción áurea del delantero centro, miden 1,85 y pesan 81 kilos. En su vida personal los dos tienen dos hijos y, en la futbolística, un día alguien les convenció de que si peregrinaban 1.000 kilómetros hacia su izquierda, uno de Varsovia a Dortmund, y el otro de Lyon hasta Madrid, les sería concedida una gracia.

Karim Benzema y Robert Lewandowski heredan el clásico de Leo Messi y Cristiano Ronaldo como quien hereda una empresa familiar a la que, a estas alturas, ya sólo se le puede pedir conservar la calidad del producto. Por primera vez se verán las caras con el polaco vestido de azulgrana, y resolverán otro empate en sus vidas: el de todas las veces que se han enfrentado en su carrera, hasta ahora con Robert Lewandowski vistiendo el amarillo del Dortmund o el rojo del Bayern, con un balance de tres victorias para cada uno y un empate. Todo muy igual.

El fútbol es de esas cosas que permite que el sexto hijo de unos inmigrantes argelinos, con sobrepeso, que iba para pandillero de Lyon, y que quería ser como el Ronaldo Nazario del Barça, acabe disputándose el trono de la Liga con el único hijo varón de unos profesionales del voleibol y el judo de Varsovia, excesivamente delgado, que iba para atleta de cualquier cosa, y quien quería ser de mayor como el Raúl del Madrid.

Diferencia abismal de goles

Benzema empezó a ser Ronaldo enseguida. En 2005 ya jugaba en el Olympique de Lyon y había marcado su primer gol en la Liga de Campeones, mientras Lewandowski jugaba en el filial del Legia de Varsovia y estaba a punto de dar el salto a un equipo de la tercera categoría polaca. Cuando Benzema llegó al Madrid como la perla del fútbol francés, Robert todavía andaba escalando a la primera división de su país de la mano del Lech Poznan, y de ahí la diferencia abismal de goles en sus carreras, a pesar de tener la misma edad: 520 de Lewandowski por 625 de Benzema. Y de Champions ni hablamos, una para el polaco y cinco para el francés, a pesar de los años que se pasó señalado por su apatía, la obligación a pasársela siempre a Cristiano y el peso psicológico y social del ser repudiado por tu país por un caso de chantaje justo cuando gana la Copa del Mundo.

En cuanto a Lewandowski le llegó la oportunidad con el Borussia a los 22 años ya empezó a dar lo mejor de sí mismo, mientras Benzema no alcanzó la plenitud hasta superar la treintena. En cuanto al número total de títulos, la cosa también anda ajustada: 22 para el francés frente a los 23 que suma el polaco, entre los que destacan las 10 ligas alemanas, logradas con el Borussia y el Bayern.

Su ex representante, Cezary Kucharski, dijo que Lewandowski había venido a España «a demostrar que es mejor que Benzema», y hasta el miércoles la cosa no le iba nada mal. Nueve goles en ocho partidos de Liga, en estos momentos el pichichi, frente a los tres de un Benzema que ha empezado el año como si agotara su séptima vida de aquel gato con el que a regañadientes se iba a cazar José Mourinho. Y eso que según las estadísticas los dos han disfrutado de las mismas ocasiones en Liga, en torno a una veintena. Y en Champions más de lo mismo, cinco goles inanes en cuatro partidos de Lewandowski, incluyendo el doblete ante el Inter del miércoles, mientras Benzema aún no ha visto puerta.

Benzema festeja el triunfo ante el PSG, el pasado marzo.Benzema festeja el triunfo ante el PSG, el pasado marzo.AFP

¿Y qué ocurrirá el futuro inminente? Pues según el portal de inteligencia artificial Olocip Karim rendirá en el campo mejor que Lewandowski en todos los aspectos del juego menos en uno, el del número de goles, en el que se verá superado por el polaco.

Otra coincidencia es que, si repasamos toda su carrera, Lewandowski tira entre los tres palos una media de casi cuatro veces por partido. Precisamente la media que ha alcanzado Benzema en las últimas dos temporadas, coincidiendo con la marcha de Cristiano. Para el capitán del Madrid será su 41 clásico, en los que ha marcado 11 goles, pero su balance invita a ser optimista a su rival: 13 victorias, 10 empates y 18 derrotas.

Una de las claves de mañana será ver si el francés se ha recuperado de la lesión en el músculo semitendinoso y la sobrecarga en el cuádriceps de la pierna derecha con la que salió del partido contra el Celtic de Glasgow. Como habrá que ver cómo sale Lewandowski del golpe que le dejó el partido contra el Inter, en concreto en el lóbulo occipital derecho, que es donde los psiquiatras ubican la decepción.

Para saber más

El peor entrenador del Barça en Champions en 20 años

Casi fuera de la Champions antes de Halloween, ni siquiera una victoria mañana en el Bernabéu acercaría a Lewandowski a su objetivo de intentar ser mejor que el francés quien, después de ducharse, cogerá el esmoquin para presentarse 24 horas después en el Teatro Châtelet de París y recoger el Balón de Oro. Y eso, «si no lo cancelan», como advirtió Lewandowski, no tanto por envidia, como por la injusticia de que se suspendiera la entrega de 2020 por la pandemia, cuando el Bayern llevaba un triplete que luego se convirtió en sextete, con su delantero firmando 55 goles y 10 asistencias, que hasta Messi quiso mediar para que se lo dieran de una vez.

De hecho Lewandowski, Bota de Oro en las últimas dos temporadas, y máximo goleador de la Champions, nunca ha ahorrado elogios hacia el francés, como en una entrevista en L'Equipe: «Es un jugador increíble (...) Marca regularmente, es un goleador que siempre pone el foco en el colectivo y domina todos los parámetros del delantero centro moderno. También le gusta asistir a sus compañeros. El Real Madrid le debe mucho. Ha seguido mejorando en los últimos meses. Lo veo aún mejor, su juego es más completo y sus cifras son impresionantes».

Con el polaco fuera de la Champions (será oficial seguramente la próxima jornada), Benzema tiene todo el tiempo del mundo, o como mínimo dos partidos más para ir resolviendo otra de las vicisitudes estadísticas que tiene pendientes con Lewandowski: la clasificación histórica de goleadores de la Champions, en estos momentos con 91 goles en 110 partidos para el polaco, frente a los 86 de Benzema en 145. Ambos también en esto justo por detrás de Messi y Cristiano Ronaldo, a una distancia insalvable.

Lewandowski, en la acción del 3-3 ante el Inter en el Camp Nou.Lewandowski, en la acción del 3-3 ante el Inter en el Camp Nou.AFP

Benzema lidera al Madrid con un año más de los que tenía Cristiano cuando Florentino Pérez le enseñó la puerta, y Lewandowski uno menos que cuando Joan Laporta se la enseñó a Messi. Aunque sea su primer clásico, el polaco lleva desde el 19 de julio que fichó con el Barcelona respondiendo preguntas sobre este partido: «Siempre estoy listo para jugar contra el Real Madrid. Sé cómo jugar contra ellos (...) Benzema es un goleador fantástico, que lleva años en LaLiga. A mí me importa jugar bien con el Barcelona y no contra él (...) No quiero compararme con él porque para mí este es un desafío nuevo, mientras que él lleva muchos años».


Etiquetas:  #Benzema #y #Lewandowski #el #niño #que #quería #ser #Ronaldo #frente #al #que #quería #ser #Raúl

COMENTARIOS