Benzema y un inesperado 'panenka' en la tormenta: ''Los del banquillo sabíamos que la iba a picar''
23:24
26 Abril 2022

Benzema y un inesperado 'panenka' en la tormenta: ''Los del banquillo sabíamos que la iba a picar''

El francés, con su noveno gol en las eliminatorias (14 en total en esta Champions, donde ya es 'pichichi'), salvó al Madrid en pleno vendaval británico.

Directo Narración y estadísticas

Las eliminatorias de la Champions League se deciden por momentos. Y unas semifinales, todavía más. En el Estadio Ciudad de Manchester ese momento lo pudieron haber formado los tres minutos que se disputaron entre el 33 y el 36 de la primera parte. El gol de Benzema en el primer disparo a puerta del Madrid y el cambio obligado de Fernandinho por Stones tras la lesión del defensa, que ya llegaba tocado al duelo.

El tanto número 40 en 41 partidos del delantero francés este curso, el 13º en Champions, empatando en ese momento en el pichichi con Robert Lewandowski, llegó al cumplir 600 apariciones con el conjunto de Chamartín. Sucedió justo después del peor inicio del Madrid en la historia de la Champions. Jamás había recibido dos goles tan rápido. No fueron los diez segundos que tardó Makaay en adelantar al Bayern contra los blancos en 2007, pero sirvieron para poner al cuadro de Ancelotti ante el precipicio. Y ahí, en el abismo, como frente al PSG, como en Stamford Bridge y como en la prórroga ante el Chelsea, apareció Benzema.

Charla con Modric

El galo se acercó a Modric después de cada uno de los goles del City. Tras el primero apenas balbuceó unas palabras, pero con el 2-0 se paró con el croata para intentar llegar a una conclusión sobre lo que estaba sucediendo. Modric negaba con la cabeza y Karim animaba a los demás, que miraban al suelo impotentes. Quince minutos más tarde, Benzema remataba a gol un centro de Mendy y daba esperanza a los 2.000 seguidores madridistas que gritaban en la grada. «¡Vamos!», exclamaba el francés con el puño apretado en dirección a Mendy. Antes, Modric había peleado como un juvenil la posesión de un balón dividido. Otra vez los dos.

A la fiesta de la supervivencia blanca, un clásico ya esta temporada, se sumó Vinicius. Con el Madrid 3-1 abajo tras el gol de Foden, el brasileño se convirtió en protagonista con una galopada sensacional que acabó en un disparo al palo largo de Ederson. Inició la jugada con un regate sobre Fernandinho (recuerden la lesión de Stones) en el centro del campo, dejando pasar el balón por debajo de las piernas, y concluyó en su tercer gol de la temporada en Champions. Y es que Vinicius ha sido clave contra el PSG y el Chelsea sumando tres asistencias en total, pero no anotaba en la máxima competición continental desde el doblete ante el Shakhtar en el 0-5 del 19 de octubre. Hace más de seis meses. El Madrid, en un día de máximo sufrimiento, necesitaba que recuperara el olfato.

Benzema, como Zidane y Ramos

Por si le faltaba surrealismo a lo que estaba sucediendo en el Etihad, con un City volcado y perdonando una goleada histórica, Benzema decidió convertir a lo Panenka un penalti por mano de Laporte. El atacante había fallado cuatro de las últimas ocho penas máximas que había lanzado, dos de ellas en la cita de El Sadar ante Osasuna, pero se dispuso a lanzar ante Ederson. Apenas miró la portería, mantuvo la mirada fija en el árbitro y en el suelo, y arrancó para picar la pelota por el centro de la meta del brasileño. Una joya similar a aquella de Zidane en la final del Mundial 2006 o la de Ramos en la Euro 2012. Los goles de sus mejores goleadores (41 y 18 suman Benzema y 18 Vinicius entre todos los torneos) evitaron una importante desgracia del Madrid en tierras británicas, donde Karim, con tres tantos al Chelsea y dos al City (nueve en total en las eliminatorias, 14 en Champions, donde ya es pichichi), va camino de ser Rey de Inglaterra.


Etiquetas:  #Benzema #y #un #inesperado #panenka #en #la #tormenta #Los #del #banquillo #sabíamos #que #la #iba #a #picar

COMENTARIOS