Biden sofoca la furia de Macron con un viaje a Europa
01:40
23 Septiembre 2021

Biden sofoca la furia de Macron con un viaje a Europa

Washington admite que debió haber realizado consultas previas con París para evitar la crisis de los submarinos

Pacto anti China Francia responde a la alianza militar Aukus con una crisis diplomática con EEUU

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantuvo este miércoles la primera conversación con su homólogo francés, Emmanuel Macron, para rebajar la tensión entre ambos países desatada por las crisis de los submarinos. Aunque estaba prevista una conversación tirante, hubo 'fumata blanca' entre las partes, como se desprende del comunicado conjunto. Ambos coincidieron en que una ronda de consultas previas hubiera sido decisiva para evitar la tensión entre "aliados en materia de interés estratégico para Francia y nuestros aliados europeos", además de acordar un encuentro bilateral que llevará a Biden a Europa a finales de octubre.

Es una suerte de mea culpa entonado de forma implícita por Washington y un parche momentáneo para una crisis desatada por el acuerdo militar a tres bandas entre Australia, Reino Unido y EEUU -bautizado como Aukus, por las siglas en inglés de esas naciones- que excluyó de la ecuación a los galos y le privó de un contrato de venta de submarinos nucleares por valor de 56.000 millones de euros. Australia se inclinó por los submarinos estadounidenses como parte del acuerdo militar, lo que Macron consideró como "una puñalada por la espalda" y le llevó a retirar a sus embajadores de Washington y Canberra.

Tras la conversación telefónica con Biden, el Elíseo confirmó que el embajador francés llamado a consultas volverá a ocupar su puesto en Washington a partir de la semana que viene, un paso decisivo de cara a recuperar la normalidad entre dos países que no pasaban por una crisis diplomática semejante desde el comienzo de la Guerra de Irak.

"Los dos mandatarios han decidido abrir un proceso de consultas en profundidad, encaminadas a crear las condiciones necesarias para asegurar la confianza y proponer medidas concretas hacia objetivos comunes", indica el comunicado. Biden ya tenía previsto en su agenda una visita a Roma a finales de octubre con motivo de la reunión del G-20, donde podría encontrarse con Macron, aunque la Casa Blanca no ha descartado que la ronda de consultas sea en otra ciudad europea para resolver sus diferencias.

Lejos de mantener una postura excluyente, el mandatario demócrata consideró "necesario" reforzar la seguridad en Europa como complemento al papel de la OTAN. Estados Unidos "reitera que el compromiso de Francia y la Unión Europea en la región del Indopacífico reviste una importancia estratégica", y especialmente por el poder que ejerce China en la región. La Casa Blanca describió la conversación como "amistosa".

Mientras, Boris Johnson, lejos de rebajar la tensión, avivó aún más las llamas de la crisis. El primer ministro británico aprovechó su visita oficial a Washington para pedir tranquilidad a sus socios franceses tras la cancelación del contrato de compra de sumergibles galos desde Australia en favor de la maquinaria estadounidense.

"Creo que es hora de que nuestros queridos amigos de todo el mundo se tranquilicen sobre esto y me den un respiro", indicó, defendiendo la nueva alianza por tratarse de "un gran paso a favor de la seguridad global" y unir a tres naciones de "mentalidad similar que se apoyan hombro con hombro y crean una nueva alianza para compartir tecnología".

Jonhson lanzó desde Washington un mensaje a Emmanuel Macron, mitad en francés, mitad en inglés: "Donne-mois un break" ("Dame un respiro"). El "premier" aseguro que su intención, con la firma del pacto a tres bandas (Estados Unidos, Reino Unido y Australia), no fue dejar a ningún país en la estacada: "Estamos fundamentalmente ante un gran paso para la seguridad global, con tres aliados que han decidido ir hombro con hombre para una nueva alianza y para compartir tecnología. No es algo exclusivo, ni estamos intentando dejar a nadie fuera".

Veremos cómo sientan los comentarios de Johnson en un Elíseo que ya llegó con una extensa lista de expectativas antes de la llamada con Biden, solicitada durante el fin de semana. "Esperamos que nuestros aliados reconozcan que los intercambios y consultas que deberían haberse realizado no lo fueron, y que esto plantea una cuestión de confianza", indicó el gobierno francés en un comunicado, una postura que Washington dijo entender pero que no compartía, al menos hasta la llamada de Biden hoy, en la que no se disculpó de forma explícita pero sí buscó un acercamiento con su aliado más antiguo.

De fondo, un entramado militar entre cuatro países y sus estrategias para contrarrestar el poderío de China en el Pacífico. Australia, que ya tenía un acuerdo firmado con Francia desde 2019, se terminó por decantar por los modelos estadounidenses de mayor alcance. Aunque en París ya sabían que el acuerdo podía descarrilarse, la reacción furibunda derivó de saber que les habían excluido de las negociaciones a tres bandas, incluyendo a Reino Unido.

A Macron le sentó especialmente mal que Biden no le hubiera hecho mención alguna al asunto en su último encuentro en junio en el marco del G-7. Ese mismo día se reunió con Boris Johnson y con el primer ministro australiano, Scott Morrison, para terminar de cerrar el acuerdo que ha visto la luz hace pocos días. Biden incluyó en su agenda una reunión con ambos el pasado martes durante la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

EEUU ha argumentado que no le correspondía ejercer de intermediario entre Australia y Francia a la hora de mantener el acuerdo previo, pese a ser el causante directo de la ruptura y de haber debilitado seriamente su vetusta alianza con París.

Con las elecciones francesas a la vuelta de la esquina, Macron busca a toda costa dar imagen de firmeza entre el electorado y esta "traición" le debilita, además del cuantioso perjuicio económico que supone para las arcas galas tras haberse cancelado la operación.


Etiquetas:  #Biden #sofoca #la #furia #de #Macron #con #un #viaje #a #Europa

COMENTARIOS