Boris Johnson advierte a la UE de que protegerá la ''integridad territorial'' del Reino Unido
22:32
13 Junio 2021

Boris Johnson advierte a la UE de que protegerá la ''integridad territorial'' del Reino Unido

Los comentarios atribuidos a Macron insinuando que Irlanda del Norte no es una ''parte completa'' del Reino Unido han provocado la reacción fulminante del titular de Exteriores que los condenó como ''ofensivos''

Cornualles Boris Johnson tensa el G-7 y amenaza a la UE con suspender el Protocolo de Irlanda

El Brexit dinamitó de principio a fin la cumbre del G7 en Cornualles. Todos los intentos Boris Johnson de desviar la atención sobre la donación de mil millones de dosis de vacunas o la acción conjunta ante el cambio climático cayeron en saco roto ante las fricciones con sus ex socios de la UE, por cuenta del Protocolo de Irlanda.

Pese a su acercamiento a Joe Biden y el impulso a su renovada Carta Atlántica, el 'premier' pinchó también a la hora de proyectar la imagen del "Reino Unido global". El presidente estadounidense intentó echar un capote a su anfitrión destacando "el espíritu de cooperación" de la cumbre y proclamando enfáticamente: "América ha vuelto a la mesa". Por la tarde, y en compañía de su esposa, Jill, acudió a tomar el té con la reina Isabel II en el castillo de Windsor.

En la despedida de Carbis Bay -y mientras Inglaterra jugaba al fútbol con Croacia- Boris Johnson se vio entre tanto obligado a defender tres veces seguidas la "integridad territorial" de su país en una errática y enrarecida rueda de prensa, copada por las preguntas sobre su enfrentamiento con la Unión Europea. "Arreglaremos el problema de una manera pragmática", reconoció finalmente Johnson, en un intento de rebajar las tensiones. "Aunque lo haremos de una manera que proteja el proceso de paz y la integridad territorial del Reino Unido".

A la pregunta sobre el rifirrafe diplomático con el presidente francés, Emmanuel Macron, que llegó supuestamente a insinuar que Irlanda del Norte no es "una parte completa" del Reino Unido en su encuentro bilateral, Johnson intentó desviar la atención sobre "el fantástico grado de armonía en temas como las vacunas y el cambio climático".

Ante la insistencia de los periodistas, el 'premier' se vio obligado a contestar tres veces seguidas y a repetir sus argumentos, hasta llegar a su defensa firme de "un Reino Unido grande e indivisible". Fue una conferencia de prensa errática y enrarecida, en duro contraste con el sol radiante de Corbis Bay y con las fotos playeras con las que ha querido endulzar la cumbre, marcada en fondo por las fricciones entre Londres y Bruselas.

Pese a su intento de proyectar la imagen de la "Gran Bretaña global" y de relanzar sus relaciones con Estados Unidos con un acercamiento sin precedentes a Joe Biden (a quien definió como "una bocanada de aire fresco"), Johnson ha visto disminuida si acaso su proyección internacional por los últimos coletazos del Brexit.

"¿Se siente usted ofendido por los comentarios de Emmanuel Macron?", le preguntaron por activa y pasiva. El 'premier' intentó eludir el toro, pero su secretario de Exteriores, Dominic Raab, no se mordió la lengua en declaraciones a Sky News: "Hemos escuchado a altos representantes de la UE insinuando algo así como que Irlanda del Norte un país diferente al Reino Unido. Esto no es solo ofensivo, sino que tiene grandes efectos y crea gran consternación en las comunidades de Irlanda del Norte".

"¿Se puede imaginar si nosotros habláramos de Cataluña, de la parte flamenca de Bélgica, de un 'Land' de Alemania, del norte de Italia o de Córcega como si fuesen otros países?", se llegó a preguntar el secretario de Exteriores británico. "Lo que necesitamos es un poco de respeto y, francamente, un poco de apreciación hacia la situación de las comunidades en Irlanda del Norte".

Según revela 'The Sunday Times', Boris Johnson ilustró así ante Macron las barreras internas levantadas por el Protocolo de Irlanda: "¿Qué te parecería si los jueces impidieran el envío de salchichas de Toulouse a París?".

"No es una buena comparación porque Toulouse y París son parte del mismo país", contestó supuestamente Macron. Fuentes diplomáticas francesas matizaron la versión de 'The Sunday Times' alegando que lo que Macron quiso decir es que Francia es un país unitario, en contraste con las "cuatro naciones" que integran el Reino Unido.

El polémico Protocolo, contenido en el acuerdo del Brexit, crea lo más parecido a una aduana interior en el Mar de Irlanda. A diferencia del resto del Reino Unido, el Ulster sigue alineado con las reglas del Mercado Único, lo que obliga a instalar controles en sus puertos (a esta opción se llegó precisamente para evitar la vuelta a la frontera dura en tierra).

Londres ha acusado a Bruselas de hacer una interpretación "purista e inflexible" del Protocolo, sin tener en cuenta las tensiones sociales que está provocando y cómo afecta al día a día de los norirlandeses. La UE culpa al Gobierno británico de incumplir sus compromisos y extender unilateralmente los "períodos de gracia", incluido el que expira el 30 de junio sobre la importación de productos cárnicos y que ha dado pie a la así llamada "guerra de las salchichas".

"El problema no son las salchichas, sino el hecho de que tenemos un acuerdo que ha sido firmado por el Reino Unido", recalcó desde Dublín el primer ministro irlandés, Micheál Martin. "Si hay una desviación consistente y bilateral de ese acuerdo, eso afecta a la relación más amplia entre la UE y el Reino Unido, por eso tenemos un trabajo duro por delante estas semanas".

El presidente Biden, con ancestros irlandeses, llegó a Carbis Bay precedido precisamente de la "reprimenda" diplomática al Gobierno Johnson y su ofrecimiento oficioso de una mediación en el enfrentamiento con la UE. Biden intentó sin embargo evitar una referencia directa al tema en su rueda de prensa de despedida.

Estados Unidos se desmarcó durante la cumbre con el anuncio de la donación de 500 millones de dosis de vacunas del Covid a los países menos favorecidos, la mitad de los mil millones a los que se ha comprometido el G7. Biden insinuó que los países más ricos estarían dispuestos a duplicar esa cifra el futuro.

Biden recalcó la solidaridad del G7 en defensa de los valores democráticos frente "a la competencia de los autócratas", con referencias veladas a Rusia y China. El presidente norteamericano fracasó relativamente en su intento de crear un frente común hacia Pekín, aunque los siete cerraron filas con el impulso de una alternativa a la iniciativa china del "Cinturón y la Carretera" para la construcción de infraestructuras en más de una centenar de países. La nueva iniciativa auspiciada por el G7 a proyectos de desarrollo sostenible estaría integrada en un paquete de financiación de acciones ante el cambio climático estimado en 80.000 millones de euros de aquí al 2025.


Etiquetas:  #Boris #Johnson #advierte #a #la #UE #de #que #protegerá #la #integridad #territorial #del #Reino #Unido

COMENTARIOS