Brasil abre la campaña electoral con Lula en ventaja sobre Bolsonaro
20:18
16 Agosto 2022

Brasil abre la campaña electoral con Lula en ventaja sobre Bolsonaro

A 50 días del resultado final, el conteo de votos para las elecciones presidenciales en Brasil dejan a Lula da Silva como candidato preferido por la mayoría y a los seguidores de Bolsonaro en estado de alerta

Brasil "Bolsonaro es capaz de intentar dar un golpe de Estado" Latinoamérica El manifiesto por la democracia en Brasil reclama respetar las elecciones y frenar a Bolsonaro

Brasil está a medio centenar de días de comenzar a saber -o de saber- si Jair Bolsonaro suma cuatro años más en el poder o si Luiz Inacio Lula da Silva regresa al Palacio del Planalto. Y lo que dicen las encuestas es claro: gana Lula. ¿Quiere eso decir que la elección está definida? Para nada. Hay un 23 por ciento de gente que aún no tiene decidido su voto, y 50 días en el Brasil de hoy son demasiados días.

Según una encuesta para TV Globo, Lula tiene un 44 por ciento de intención de voto, contra un 32 de Bolsonaro de cara a las elecciones del 2 de octubre. Ante una eventual segunda vuelta, el día 30, el ex presidente reúne un 51 por ciento de apoyos contra un 35 del actual mandatario. Cifras claras, pero no definitorias ante el inicio oficial de la campaña.

"Folha de São Paulo" señaló que en el sector de Bolsonaro no se esperaba una desventaja de 12 puntos, sobre todo porque en los últimos días habían circulado encuestas serias que mostraban al presidente a solo siete puntos y reduciendo diferencias.

"El núcleo político de la campaña de Bolsonaro contaba con algunos dividendos de las buenas noticias económicas publicadas en los últimos días. Y son reales", escribió "Folha", un diario netamente opositor al jefe de Estado, que a su vez se encarga de demonizarlo casi a diario.

"El último índice del coste de la vida indica una deflación del 0,68 por ciento (en julio). La gasolina y el gasóleo tuvieron más de un ajuste a la baja en el periodo. El subsidio de 600 reales (115 euros a los más desfavorecidos) comenzó a pagarse la semana pasada".

Y es así: Bolsonaro ha bajado una serie de impuestos hasta fin de año y reforzado la asistencia social entre los sectores más pobres de un país de 210 millones de habitantes con amplias capas sociales a distancias siderales de las clases medias. Son medidas netamente electoralistas, pero que han surtido cierto efecto, porque hace unas semanas las encuestas mostraban al presidente en peor situación que hoy.

La movilización de progresistas e intelectuales la semana pasada, con la "Carta por la democracia" que denuncia la deriva autoritaria de Bolsonaro, no parece haber calado más allá del círculo de los convencidos, aunque la revista "Piauí" destaca que grupos que solían mantenerse aparte se hayan sumado esta vez: "En todos estos manifiestos aparecen los nombres de personas que pertenecen a la élite económica del país. Esto es una buena señal. A lo largo de la historia de Brasil los vientos no siempre han soplado en esta dirección".

En esas elites -la progresista y la económica- el voto está ya prácticamente decidido. No lo está tanto en las clases media y baja, tampoco entre el poderoso sector de los evangelistas, territorio en el que "Globo News" advierte una "guerra santa".

"En las últimas semanas, la campaña de Lula detectó una serie de movimientos en las redes sociales y en eventos con evangélicos desatados por el equipo de Bolsonaro, tratando, en la evaluación de los petistas, de demonizar al ex presidente. Ahora, la campaña de Lula preparará una reacción (...). La idea es mostrar que el equipo de Bolsonaro está utilizando a los pastores para imponer su voluntad a los fieles, con un exceso de participación de estos líderes religiosos en la política".

Mientras el PT "no desarrolló una política dirigida a este grupo de votantes, Bolsonaro decidió retomar a los votantes evangélicos que se habían alejado de su órbita".

En un contexto de alta tensión en la vida política -los candidatos se movilizan en autos blindados y hay un grupo especial de policía dedicado a protegerlos-, con el recuerdo del reciente asesinato de un petista a manos de un policía bolsonarista y del atentado hace cuatro años al propio Bolsonaro, la recta final hacia las elecciones se presenta peligrosa.

En el tercer puesto, expectante con su seis por ciento, pero aparentemente sin la fuerza suficiente para crecer en medio de la polarización, el ex ministro Ciro Gomes, el hombre al que Lula despreció hace cuatro años en favor de Fernando Haddad, derrotado por Bolsonaro. Gomes, un centroizquierdista moderado muy bien considerado, encarna una pequeña tragedia política: tiene muchos más simpatizantes que votantes.

"El lulismo consiguió la obra monumental de parir un Bolsonaro", dijo hace semanas Gomes, que acusa a ambos candidatos de disputarse "quién es más fascista o más comunista", pero de ser parte de "un mismo modelo social que les ofrece limosnas a los más pobres y banquetes a los más ricos".


Etiquetas:  #Brasil #abre #la #campaña #electoral #con #Lula #en #ventaja #sobre #Bolsonaro

COMENTARIOS