Brendan Fraser, la resurrección de un actor acosado: ''Nunca me escondí''
01:54
22 Enero 2023

Brendan Fraser, la resurrección de un actor acosado: ''Nunca me escondí''

El actor recupera el primer plano como el mórbido obeso y solitario protagonista de 'La ballena (The Whale)'

Festival de Venecia 'The whale': la 'resurrección' de un obeso Brendan Fraser en la anémica propuesta de Darren Aronofsky Reaparición Brendan Fraser resurge en Venecia como 'The Whale' y 130 kilos más

Incómodo, pesado y, ante todo, auténtico. Así describe Brendan Fraser el traje y la prótesis de una barriga de 273 kilos que le ayudaron a transformarse en Charlie, el obeso y obseso protagonista de 'La ballena (The Whale), el último filme de Darren Aronofsky.

El ex galán de Hollywood, de doble nacionalidad estadounidense-canadiense, sufría cuatro horas de calvario para ajustar a su cuerpo las distintas piezas del invisible armazón y llegó a sentir vértigo al liberarse de la carga cada jornada de rodaje. "El traje respondía con autenticidad a las leyes de la física y la gravedad, y me afectó personalmente", recuerda en una entrevista en Londres.

El esfuerzo físico y emocional que vuelca en el personaje mereció la pena. Fraser figura en todas las quinielas de las candidaturas para los Oscar, en su 95ª edición, desde que presentó la película en el Festival de Venecia, en septiembre de 2022.

El público de la Mostra estalló en un prolongado y sonoro aplauso, que pilló al actor por sorpresa. Era su primera visita al certamen y la bienvenida se erigió en inolvidable preámbulo de su retorno a primer plano cinematográfico. "Siempre recordaré la calurosa recepción de Venecia. Es mi corolario. Semejante ovación es inédita en mi vida profesional. Me conmovió", exclama en un encuentro con este periódico al que se unieron Aronofsky y Samuel D. Hunter, autor de la obra teatral en que se basa este drama existencial, rociado de humor negro y una férrea determinación por alcanzar la redención antes de salir del túnel.

Para saber más

El emotivo mensaje del premiado Brendan Fraser: "Si tienes la fuerza de ponerte en pie, te sucederán cosas buenas"

Brendan Fraser no irá a los Globos de Oro por la agresión sexual de su expresidente: "Mi madre no crió a un hipócrita"

Venecia reafirmó la soltura de Fraser para proyectar repugnancia, exasperación, cariño, aversión, desesperación, dolor y, en definitiva, el más amplio abanico de sentimientos reteniendo un crudo sentido de humor.

El jurado no ratificó el respaldo público y entregó la copa Colpi a Colin Farrell, por 'Almas en pena de Inisherin', quien sigue siendo un fuerte competidor en los palmareses de 2023. Pero la crítica reconoció su trabajo como un giro magistral que, a sus 54 años, le garantiza una amplitud de posibilidades.

En las redes sociales se habla de la 'Brenaissance', del 'renacimiento' del ídolo del cine de aventura y de acción de los noventa y el cambio de siglo, con títulos como 'George de la Jungla', 'La momia' o 'Crash', que también sobresalió en dramas y comedias, desde 'Colegio Privado', con Matt Damon y Ben Affleck, a 'Dioses y Monstruos', frente a Ian McKellen.

"Nunca estuve muy lejos durante todo ese tiempo", reitera de su aparente distanciamiento de los focos. "Estoy contento de haber tenido otra oportunidad de nuevo y me siento muy orgulloso de 'La ballena (The Whale)'. Es un proyecto que me concierne mucho. Supone una desviación llamativa de todo lo que he hecho hasta ahora, pero es una historia que rara vez se cuenta ni se narra con facilidad y quise desafiar esa realidad".

Charlie es profesor de narrativa creativa e imparte las clases por Zoom desde su piso de Idaho. Anima a los alumnos a escribir con honestidad mientras se apresura a desconectar la cámara de su ordenador a fin de ocultar su mórbida obesidad. Come compulsivamente, le cuesta levantarse del sofá y dar un paso por el apartamento supone una tortura que amenaza con detonar un ataque de corazón. Cree que ha fracasado por falta de valor para afrontar la verdad y solo le mantiene vivo la esperanza de reconectar con su hija adolescente (Sadie Sink), a la que abandonó de niña.

"Yo nunca me he escondido. No me oculté", puntualiza en la entrevista. "Conecto con la realidad emocional de un hombre que quiere reconciliarse con las opciones que eligió en su vida que le distanciaron de su familia. Siento una fuerte conexión emocional con la necesidad de Charlie de buscar y exigir la verdad, la honestidad y la realidad tanto de mí como de los demás. Y me aseguré de interpretar el papel sin sentimentalismos".

Fraser soltó su granada de verdad en 2018. Acusó al ahora expresidente de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), Philip Berk, de abusarle sexualmente cuando se disponía a salir de una recepción en un hotel de Los Ángeles. El incidente ocurrió en 2003 y hundió al actor en un estado depresivo y un mar de confusión, ansiedad y sentimientos de culpabilidad, que le indujeron a apartarse del meollo hollywoodense. "Me deprimí. Me llevó a retraerme. Me hizo sentirme aislado", desveló a Zach Baron, redactor jefe de la revista GQ.

Berk admitió el toqueteo, pero quiso restarle transcendencia señalando que se trató de una broma. Conservó su puesto al frente de la asociación organizadora de los Globos de Oro hasta que fue finalmente barrido por un escándalo racista que terminó provocando el boicot de estrellas y celebridades a la gala de los premios de 2022. Fraser fue elegido este año entre las candidaturas a mejor actor, pero dejó su butaca vacía porque, según dijo, tiene "más historia con la HFPA que respeto por" la famosa organización de periodistas de cine. "Mi madre no crió un hipócrita. Me pueden llamar muchas cosas, pero no eso", replicó a Baron.

El regreso de Fraser viene precedido de intervenciones en la película de Steven Soderberg 'Sin movimientos bruscos, en el 'thriller' canadiense 'Breakout' y las series 'Doom Patrol', 'The Affair' y 'Trust', entre otras producciones. Cara al futuro, se espera con impaciencia el estreno del primer 'western' de Martin Scorsese, 'Killers of the Flower Moon', sobre la matanza de indios Osage enriquecidos por el petróleo de sus tierras, en el que interpreta al abogado WS Hamilton. También está pendiente para este año la comedia 'Brothers', de Max Barbakow, en la que comparte cartel con Glenn Close.

Por el contrario, en el almacén se quedaron sus recientes pinitos en el universo de los superhéroes, como el villano de Batgirl, cuando la franquicia de DC Comics fue archivada, con el guión ya rodado, tras la fusión de Discovery y Warner Media. Fraser probablemente delegó en un doble las escenas de golpes burdos, escarmentado de las lesiones corporales que suma desde 1991- como marinero 1 en 'La última apuesta'- y que le han obligado a pasar por quirófano y someterse a distintos tratamientos especializados desde su despedida de La Momia.

'La ballena (The Whale) requiere de Fraser intensa acción interna. Charlie está varado en el sofá, impartiendo sus clases 'online' y en contacto directo con un puñado de visitantes. Únicamente se acercan al piso su hija, su exmujer (Samantha Morton) y la voluntariosa enfermera (Hong Chau). Entre tanto, un joven evangelista (Ty Simpkins) llama a la puerta tantas veces como el repartidor de pizza, al que la audiencia solo consigue oír.

"El mundo de Charlie es su apartamento. La historia transcurre detrás de puertas cerradas, queremos saber qué sucede ahí dentro y descubrimos que cualquier movimiento es monumental para Charlie, incluso el acercarse hasta la puerta para respirar una bocanada de aire fresco", explica su alter ego. A falta de exteriores y múltiples localizaciones, Aronofsky se fija en los detalles humanos de un personaje cuyo retrato se ha ganado el respaldo y el aval de la asociación estadounidense en obesidad, la Obesity Action Coalition.


Etiquetas:  #Brendan #Fraser #la #resurrección #de #un #actor #acosado #Nunca #me #escondí

COMENTARIOS