Camino despejado para Rafa Nadal en Wimbledon
17:30
29 Junio 2022

Camino despejado para Rafa Nadal en Wimbledon

A las bajas por covid de Cilic y Berrettini se une la eliminación prematura de Auger-Aliassime, tres de sus principales rivales en la parte baja del cuadro.

Crónica Nadal pasa un mal rato ante Cerúndolo en su regreso a la hierba después de tres años Kyrgios escupió a un aficionado "Menos mal que hay una valla que me impide hacerles algo" Paula Badosa arrasa en su debut "Nunca es fácil siendo favorita" Cornet desvela un brote de covid en Roland Garros "Mucha gente lo tenía y nadie decía nada"

No hay tregua en Wimbledon. Lo supo Novak Djokovic, el campeón de las tres últimas ediciones, quien, al igual que el pasado año, se dejó un set en el debut, esta vez ante el coreano Soon-Woo Kwon. Pudo constatarlo Carlos Alcaraz, llevado a los cinco parciales por el alemán Jan-Lennart Struff. Lo sufrió este martes Rafael Nadal, en su regreso al torneo después de tres años, obligado a pasar más que un mal rato contra el argentino Francisco Cerúndolo, a quien terminó imponiéndose por 6-4, 6-3, 3-6 y 6-4, después de tres horas y 33 minutos.

La hierba es otra historia y los coletazos que aún da la pandemia elevan el grado de imprevisibilidad. Matteo Berrettini, finalista en 2021, ganador recientemente en Stuttgart y Queen's, ni siquiera pudo debutar después de su positivo por covid. El italiano, tal vez el segundo favorito real después de Djokovic, a tenor de su condición de auténtico especialista en la superficie, circulaba por la parte baja del cuadro, la misma por donde viaja Nadal, y estaba llamado a medirse con él en unas hipotéticas semifinales.

El lunes se despidió Marin Cilic, también por covid, también por ese lado de la llave. Otro que se quedó en el camino fue Felix Auger-Aliassime, sexto favorito y destinado a medirse con el español en unos presuntos cuartos. El joven jugador canadiense, que exigió a Nadal los cinco sets en cuartos de Roland Garros, no pudo contener el vendaval de Maxime Cressy, un gigante de 1,98 que se las gasta como pocos en este tipo de escenarios.

Falta de pericia

Nadal había pisado por última vez la Central del All England Club en las semifinales de 2019. Perdió con Roger Federer, que dos días después no pudo aprovechar sendas bolas de partido ante Djokovic que le hubieran dado su noveno título y vigesimoprimer Grand Slam. Golpeado por las lesiones, el suizo aún sigue en el diván después de aquella oportunidad perdida, a la espera de su anunciado regreso para el próximo octubre.

Pudo pensarse, tal y como transcurrieron después los acontecimientos, que Nadal no regresaría a Wimbledon. Se cruzó la pandemia, con la consiguiente suspensión del torneo en 2020, y la lesión en el pie le impidió participar el pasado año. Hace apenas unas semanas, aún no había confirmado su presencia, de nuevo con el dolor crónico a cuestas.

Este martes, con sólo los dos partidos de exhibición disputados en Hurlingham ante Stan Wawrinka y Auger-Aliassime, Nadal notó la falta de pericia en un territorio tan específico como la hierba. Cerúndolo, 23 años, 42º gracias a su despegue en el primer tramo de la temporada, no pertenecía, ni mucho menos, al estereotipo de jugador que puede generar problemas en esta superficie. De hecho, sólo había ganado un partido sobre ella, recientemente, en la primera ronda de Queen's.

"Hacía mucho viento y no ha sido fácil"

Lo cierto es que cuando parecía comenzar a enfilar el camino de los vestuarios, dos sets abajo y con desventaja de saque en el inicio del tercero, protagonizó una reacción con la que no anduvo lejos de prolongar la disputa hasta un quinto parcial, tras contar con cuatro bolas para situarse 4-1 en el cuarto. «Lo positivo es que terminé jugando bien. Los dos últimos juegos elevé mi nivel, sin lugar a dudas. Eso me dio la oportunidad de ganar», comentó Nadal en conferencia de prensa, antes de referirse a las condiciones en las que se jugó el partido.

«Cuando hace viento y frío la bola es muy pesada. Cuando hay sol, las condiciones son un poco más secas, la pelota sale más rápido, se queda menos tiempo entre las cuerdas. Hoy, era un bola pesada. Hacía mucho viento y no ha sido fácil jugar».

Demasiado conservador por momentos, cometió, además, 41 errores no forzados. «Él jugó a un gran nivel durante bastante tiempo. No fallaba, sacaba bien, golpeando grandes derechas y especialmente grandes reveses», dijo sobre su adversario.

Campeón en el Abierto de Australia y en Roland Garros, Nadal encadena así su decimoquinta victoria consecutiva en un torneo del Grand Slam, donde no pierde desde las semifinales de París del pasado año, frente a Djokovic. El jueves le espera el lituano Ricardas Berankis, al que superó en dos sets a principios de año, en su camino hacia el título en el ATP 250 de Melbourne, su primer título del año.

Sobre el covid

Nadal entró a valorar las palabras de Alize Cornet, quien comentó que en Roland Garros hubo un brote de covid y no se hicieron pruebas. «Siempre es fácil crear conflicto, pero para hacerlo tenemos que estar seguros de que lo hay. No recuerdo que hubiera casos. Si alguien dio positivo, no lo sé. No tengo la información completa para formarme una opinión clara». Sobre la baja de Berrettini, comentó: «Si tienes síntomas, depende de ti hacerte o no la prueba. Si te lo haces y das positivo, estás fuera».


Etiquetas:  #Camino #despejado #para #Rafa #Nadal #en #Wimbledon

COMENTARIOS