Carlos Alcaraz, la estrella ascendente se queda a las puertas de octavos
16:14
5 Junio 2021

Carlos Alcaraz, la estrella ascendente se queda a las puertas de octavos

Pese al apoyo del público, el joven cae ante el alemán Jan Lennard Struff, grandón y pegador, por 6-4, 7-6(3) y 6-2.

"Estrella ascendente" dijo la voz femenina al presentarle. Carlos Alcaraz se empeñó en darle la razón. Y su coraje y hambre de victoria hizo que el público parisino se aprendiera su nombre, "allez Carlos". Su viaje le ha llevado hasta las puertas de los octavos de final de Roland Garros. Allí tropezó con un veterano, grandón y pegador que le derrotó (6-4, 7-6(3) y 6-2).

El año pasado no pasó de la previa en París. En esta edición, en el quinto encuentro al mejor de cinco sets, cuando ya perdía 5-0 en la última manga, todavía el público le vitoreaba. Ha nacido una estrella. Que no sea fugaz y brille en la constelación de la Armada española es trabajo de su preparador, Juan Carlos Ferrero, que ganó Roland Garros en 2003. Y del chico, claro.

El alemán Jan Lennard Struff, un hombretón de 1,93 y 92 kilos, se llevó el primer set gracias a su envergadura y su pegada. Saque poderoso, raquetazos duros y profundos y subidas a la red para matar rompiéndola. La veteranía también cuenta: está claro que a los 31 años es más fácil controlar los nervios que a los 18 y un mes.

Pero cuando perdía 5 a 1, Alcaraz tiró de casta. Sus tímidos "vamos", empezaron a ser interjecciones "¡Vaamos!" y poco después, un grito de guerra "¡¡¡Vaamoooos!!!". Llegó a ponerse 5-4 pero Sruff lo ejecutó a base de paralelos que son como cuchillos.

El joven con los bíceps al aire y camiseta sin mangas se había metido en el bolsillo al público de la Suzanne Mathieu, la tercera pista de Roland Garros. Aplaudía sus aces, jaleaba sus puntos y lamentaba -"uufffs"- sus fallos. Su rival que ya conoce a que saben los octavos en el Abierto de Francia (2019) esperaba sus fallos, ajustaba la bola a la línea y subía desatado a la red. Ajustando un poco más el tiro, el de Murcia le dio la vuelta al marcador en el segundo: de 4-2 abajo a 5-4 arriba "síííiíi" y el puño al aire. Ovación y primer "olé" en la grada. La igualada a cinco fue acogida, en cambio, con un aplauso de cortesía. Los nervios han cambiado de bando y el alemán comete una doble falta pero se controla para igualar a seis e imponerse en la muerte súbita de modo inapelable (7-3).

El germano, 42 en la lista de atp, finalista en Roma este año, encarriló la tercero y definitivo (5-0). Ahí volvió a aparecer el genio del español que remontó dos juegos para disfrute del público. Pero ni los aplausos ni las fuerzas del héroe dieron para más. Y entonces gritó Struff.


Etiquetas:  #Carlos #Alcaraz #la #estrella #ascendente #se #queda #a #las #puertas #de #octavos

COMENTARIOS