Carlos Alcaraz sucumbe ante el tenis implacable de Sinner: ''Me voy con la cabeza alta de Wimbledon''
01:50
4 Julio 2022

Carlos Alcaraz sucumbe ante el tenis implacable de Sinner: ''Me voy con la cabeza alta de Wimbledon''

El italiano despide al español en los octavos de final (6-1, 6-4, 6-7 y 6-2) y se enfrentará a Djokovic por un puesto en semifinales.

Narración y estadísticas Así vivimos el partido Polémica La guerra entre Kyrgios y Tsitsipas: "Es un matón"

Dominar o ser dominado. Ese es el dilema en hierba para Carlos Alcaraz, que cayó en octavos de Wimbledon ante el ímpetu del italiano Jannik Sinner en cuatro sets (6-1, 6-4, 6-7 (8-10), 6-3) . El español fue incapaz de desplegar su tenis durante gran parte del partido ante el ritmo implacable que le marcó desde el fondo de la pista el espigado pelirrojo de 20 años, número 13 en el ranking y con una prometedora trayectoria (cinco torneos ATP hasta la fecha). [Narración y estadísticas]


Alcaraz le había ganado una vez en dos expeditivos sets en París-Bercy, pero el juego efectivo y sin estridencias de Sinner -que golpea con la misma fuerza el drive que el revés a dos manos- resultó ser un trago demasiado amargo en la pista central del All England Club. El murciano fue a más en el ecuador del partido y su juego estalló finalmente en un tercer set que hizo albergar las esperanzas fugaces. Pero la venganza no llegó a consumarse.


Los gritos de "¡Vamos Carlitos!" dejaron pronto sitio en las gradas al "¡Forza, Jannik!". El juego del tenista del Alto Adige no es de los que hacen levantarse al público de sus asientos, pero su sentido de la anticipación se impuso de entrada y relegó al español a la categoría de dominado durante gran parte del partido, incapaz de convertir ni una ocasión de break.


Con asombrosa facilidad, apoyado en la flema con la que afronta el juego y en esa movilidad lateral con sus largas piernas que le aporta el esquí en Los Alpes, Sinner no permitió que el español encontrara su sitio en la pistas en un primer set demoledor (6-1). La frustración de Alcaraz fue a más en los primeros lances de una segunda tanda que arrancó con doble falta y cediendo nuevamente el saque a las primeras de cambio.

Jannik Sinner celebra su victoria ante Alcaraz.Jannik Sinner celebra su victoria ante Alcaraz.AP


Alcaraz apretó los dientes e intentó subir el listón en un segundo juego disputadísimo, en el que el murciano se atrevió finalmente con las dejadas y en el que contó con la segunda bola de break. Pero la dinámica volvió pronto por donde solía, con el italiano sacando al número 7 mundial de la pista con sus golpes ultrarrápidos y adjudicándose el set por 6-4.


Salió temporalmente el sol y Alcaraz cargó repentinamente la batería, en un tercer set bastante más equilibrado. Sinner dio las primeras muestras de debilidad de todo el partido, con la espectacular caída para llegar a una cortada que hizo pensar por primera vez que podrían cambiar las tornas. Alcaraz estuvo más certero al servicio y más incisivo al fondo de la pista, como quedó demostrado con un revés cruzado con el marcador 4-3 a su favor que casi hizo morder de nuevo la hierba a su rival.

"Me voy contento y con la cabeza alta de Wimbledon", declaró Carlos Alcaraz tras su derrota ante Sinner. "De uno a diez, yo me daría entre un seis y un siete. La verdad es que he superado mis expectativas y espero poder jugar el año que viene en torneos de hierba antes de venir aquí. Puedo llegar a ser un gran tenista de hierba".


"La pista central me ha impuesto mucho y empecé a jugar con muchos nervios", reconoció. "Jannik supo manejar mejor que yo la situación y lo cierto es que jugó increíblemente bien. A mí me faltó sobre todo estabilidad mental, cometí muchos errores en el primer y segundo set. Me recompuse luego en el tercer set pero no supe aprovechar mis oportunidades. Si pierdes los dos primeros en un Grand Slam, todo se hace muy cuesta arriba, eso es algo que tengo que aprender y donde tengo me mejorar".

Mejoría


El español fue subiendo de nivel conforme avanzaba el juego, capaz finalmente de mover de derecha a izquierda a su rival, de atinar con una sucesión de aces y de plantarle finalmente cara al resto. Los dos defendieron firmemente el servicio hasta llegar al tie break, en el que Alcaraz pisó el acelerador y logró desequilibrar la balanza hasta llegar al 6-3 y disponer de dos bolas de set que no supo aprovechar. Sinner le dio la vuelta al marcardor y con 6-7, y el saque a su favor, llegó a tener dos bolas de partido. El murciano salvó el tipo y tomó de nuevo la delantera con un botepronto en una subida a media pista que provocó el delirio en el pabellón español. Contra viento y marea se adjudicó finalmente la muerte súbita por 10-8.


En el cuarto set, Alcaraz cedió de nuevo la iniciativa, dejó que el italiano le rompiera el servicio y se fuera con 3-1 y volvió a ser el jugador desnortado del primer set. Con 5-2 en contra, salvó otras tres bolas más de partido. Pero la suerte estaba ya echada, y con Skinner al servicio, el español se quedó sin opciones al cabo de tres y horas y media largas de partido.


Alcaraz, que jugó todo el torneo con el protector en el codo, completó en cualquier caso su segundo Wimbledon por encima de sus propias expectativas, plantándose en octavos por derecho propio tras dos victorias contundentes y consecutivas sobre Griekspoor y Otte, y una peleadísima victoria inicial sobre Struff en cinco sets. Sinner parece llamado a seguir los pasos de su compatriota Matteo Berrettini, que el año pasado disputó la final de Wimbledon frente a Djokovic y este año ha quedado apeado del torneo tras dar positivo en Covid.

Djokovic, rival en cuartos

Sinner se enfrentará en cuartos a Djokovic, que continúa con su marcha triunfal y este domingo logró su victoria consecutiva número 25 en Wimbledon, rumbo a cuartos de final, ante el holandés Tim Van Rijthoven (6-2, 4-6, 6-1 y 6-2). El serbio se impuso ante la amenaza de que el encuentro no terminara este domingo y se trasladara al lunes por el toque de queda que impera en el vecindario y que obliga a cerrar el torneo a las 00:00 horas en España.

Lo logró con 22 minutos de margen. Enfrente estaba un Van Rijthoven invitado por la organización por su excelente gira de hierba, en la que conquistó el título en s'Hertogenbosch, pese a estar fuera de los 170 mejores del mundo. El holandés, hasta febrero, no figuraba dentro de los 200 primeros del ránking, pero ha escalado desde entonces hasta el punto de disputar unos octavos de final en la Catedral del tenis. No lo suficiente como para superar a un Djokovic invicto en estas pistas desde 2017.

Sí le arrancó un set, el segundo, a base de buenos saques y tras un interminable juego de más de diez minutos en el que tuvo que superar cuatro pelotas de 'break'. A su tercer punto de set, le quitó a Djokovic la segunda manga del torneo, después de la que perdió en su debut. No trastocó esto los planes del serbio, que aceleró en el tercero (6-1) y en el cuarto (6-2), para lograr su victoria número 25 en el torneo, desde que perdiera con Tomas Berdych en 2017.


Etiquetas:  #Carlos #Alcaraz #sucumbe #ante #el #tenis #implacable #de #Sinner #Me #voy #con #la #cabeza #alta #de #Wimbledon

COMENTARIOS