Carlos Alcaraz y otros prodigios de la precocidad: de Hingis a Nadal, de Comaneci a Phelps
14:20
13 Septiembre 2022

Carlos Alcaraz y otros prodigios de la precocidad: de Hingis a Nadal, de Comaneci a Phelps

El murciano, de 19 años, ya es el número uno más joven de la historia de la ATP. No obstante, el desarrollo físico más temprano de las mujeres, las permite llegar a esta marca con mayor facilidad.

Carlos Alcaraz es ya, a los 19 años, el número uno más joven en la historia de la ATP. Eso lo convierte en un ser único que no comparte con nadie sus laureles y nos recuerda que el tenis es uno de esos deportes abiertos al voraz apetito de triunfos de los adolescentes. En especial en el caso de las mujeres, que se desarrollan físicamente antes que los hombres.

Martina Hingis, Mónica Seles y Tracy Austin ganaron sus primeros torneos de Grand Slam con 16 años. María Sharapova, con 17. La misma edad que tenían Michael Chang, Boris Becker, Mats Wilander y Björn Borg. Por su parte, Rafa Nadal estrenó su palmarés en la categoría apuntándose con 18 el Roland Garros de 2005.

Los 17 años resultan una edad apropiada para la eclosión, a máximo nivel competitivo desde entonces en adelante, de futbolistas excepcionales: Cruyff en el Ajax; Messi en el Barcelona; Raúl y Casillas en el Real Madrid... Ahora mismo, en cuarto creciente, Gavi y Pedri en el Barça. También contaba 17 años Pelé cuando fue campeón del mundo. En eso gana a todos. Maradona tenía 15 (le faltaban 10 días para cumplir 16) cuando debutó profesionalmente con Argentinos Juniors.

Distintiva de género

Hay deportes, individuales o colectivos, y dentro de ellos especialidades, más propensos que otros a la precocidad. No parece posible ganar el Tour o ser campeón del mundo de los pesos pesados a los 17 o 18 años. En cambio, la natación y la gimnasia, por citar un par de ejemplos muy representativos, se prestan al éxito a edades muy tempranas, incluso infantiles. Y, de nuevo, más abiertas a las mujeres.

Dos botones de muestra: uno de hace 50 años, ya que estamos recordando estos días por diversas razones, algunas de ellas luctuosas, los Juegos Olímpicos de Múnich. Y otro vigente. En 1972, la australiana Shane Gould, una chiquilla que tuvo en su poder todos los récords en estilo libre, ganó en Múnich tres medallas de oro, una de plata y una de bronce con 15 años. La misma edad que tenía Katie Ledecky cuando obtuvo el oro en los 800 libre en los Juegos de Londres2012.

Los hombres no son, generalmente, tan precoces. Pero, aun así, Michael Phelps, que no consiguió medalla en los Juegos de Sydney 2000 con 15 años y cuatro meses, batió con 15 y nueve el récord mundial de 200 mariposa, convirtiéndose de ese modo en el plusmarquista más joven de la historia, por delante de Ian Thorpe (16 años y 10 meses), que ya había sido campeón mundial de 400 libre en Perth 98 con 15 años y tres meses. En nuestros días, el pasado agosto, el rumano David Popovici rompió con 17 la plusmarca de los 100 libre. Las pruebas de velocidad son más favorables a las características físiológicas de la juventud

Jóvenes campeones

Vamos con la gimnasia, en la que la potenciada elasticidad de una niña obra prodigios. Nadia Comaneci fue campeona olímpica en Montreal 76 con 14 años. Y Simone Biles campeona mundial en Amberes 2013 con 16. Y si a un chaval con las facultades físicas íntegras y la dosis justa de juvenil temeridad lo subes a una moto de competición, no tanto a un coche, puedes encontrarte con algunos campeones del mundo de 18 años: Valentino Rossi, Dani Pedrosa...

El baloncesto también es un deporte tradicionalmente receptivo, ya a altos niveles competitivos, para los chavales. Entre muchachos menores de 20 años han abundado sobre todo los bases. Juan Antonio Corbalán fue fichado por el Real Madrid cuando tenía 15 años y aún estaba en el colegio. Debutó con la Selección antes de hacerlo, a los 17, con el primer equipo blanco. Ricky Rubio contaba 14 años, 11 meses y 24 días cuando se estrenó con los colores verde y negro del Joventut de Badalona. En Estados Unidos, con citar el número uno del "draft" de LeBron James, elegido a los 18 años por los Cleveland Cavaliers, es suficiente.

En el atletismo no es del todo insólito alcanzar grandes éxitos en edad júnior. Pero es excepcional, y más por tratarse de un atleta de raza blanca, el caso del fenómeno noruego Jakob Ingebrigtsen, campeón absoluto de Europa en 2018 de 1.500 y 5.000 metros cuando aún no había cumplido los 18, precediendo sus siguientes títulos en los Juegos de Tokio en 2021 y, este año, los Mundiales de Eugene y los Europeos de Múnich.

Tenían 19 años Athing Mu (USA) y Keely Hodgkinson (Gran Bretaña), oro y plata, respectivamente en los 800 metros de los Juegos de Tokio. La misma edad de este flamígero Carlos, Carlitos, Charly Alcaraz. Una hoguera murciana que se diría surgida de las brasas también mediterráneas de Rafael, Rafa Nadal.


Etiquetas:  #Carlos #Alcaraz #y #otros #prodigios #de #la #precocidad #de #Hingis #a #Nadal #de #Comaneci #a #Phelps

COMENTARIOS