Carlos Sainz: ''Sin dolor no hay ganancia''
18:38
29 Diciembre 2022

Carlos Sainz: ''Sin dolor no hay ganancia''

A sus 60 años, con una hernia de disco, el tendón de Aquiles reconstruido y una dolencia crónica en el hombro, el piloto madrileño se machaca en el gimnasio para conseguir su cuarto Dakar

MOTOR Carlos Sainz: "El ADN del Dakar sigue intacto"

"Allí, en el Dakar, se sufre. Yo digo que prefiero sufrir aquí, que si me canso, me salgo de la sauna y me subo a tomarme el desayuno o lo que sea. Y allí no me voy a poder bajar del coche". De esta manera resume Carlos Sainz Cenamor (Madrid, 1962) su puesta a punto física para la edición de 2023 de la carrera más dura del mundo. El 31 de diciembre, el piloto madrileño afrontará su decimosexta participación, y buena parte de sus opciones, waypoints y road books aparte, dependerá de las prestaciones del Audi RS Q e-tron E2, un coche "híbrido, de alto voltaje, con cuatro motores e infinidad de sensores". "Es como de ciencia ficción. Es un reto tecnológico brutal y eso hace que sea especial. ¡Quien me iba a decir a mí hace 40 años que iba a utilizar esta tecnología!", sostiene Sainz en la presentación de su proyecto de carrera junto a su copiloto Lucas Cruz (Barcelona, 1974) en el karting que lleva su nombre en Las Rozas (Madrid).

Pero no es la única cosa que le extrañaría si se la dijeran a principios de los 80, cuando inició su carrera como piloto. Entonces lo que menos imaginaba es que estuviese más en forma ahora que a sus veintitantos años. Porque sus opciones de victoria no pasan sólo por las prestaciones de su vehículo, sino también por su condición física. Por eso mismo, en diciembre se ha convertido en tradición ver acandidato a vicepresidente del Real Madrid en 2006 y campeón nacional de squash, reconoce que "la preparación y la motivación cuesta más" y es necesario "tener más disciplina, porque si no, es mejor no jugar a este juego y quedarte en casa tranquilamente". Por eso mismo, no considera un mérito lo que hace. "Es mi obligación si quiero asumir este reto de hacerlo. Bueno, a lo mejor tiene más mérito a cierta edad, pero es lo que tienes que hacer".

Sainz, en el Dakar 2022.Sainz, en el Dakar 2022.AUDI SPORT

Y esta dedicación tiene éxito. Pese a la llegada de pilotos como Sébastien Loeb, de 48 años y con nueve campeonatos mundiales, los veteranos siguen mandando en el Dakar. "Loeb es cuestión de tiempo que gane el Dakar. Es un pilotazo como la copa de un pino. Lo que pasa es que ganar el Dakar no es fácil. Si no habría mucha gente que lo hubiese hecho. No es por nada, pero es que llevamos varios años los mismos peleando por ganar. Y han llegado muchos nuevos", declara ."Cuando yo llegué al Mundial de Rally, pues había una serie de pilotos. Cuando eres nuevo y llegas lo que tratas, si encima tienes el mismo coche, de estar ahí, de ganarles y de demostrar que hay una nueva generación. Eso va a pasar en el Dakar, pero parece que está costando. Porque es ley de vida y del deporte: los jóvenes tienen que llegar y quitar a los que estaban ganando. Eso ha pasado siempre en la historia de todos los deportes. Y eso tiene que pasar en el Dakar", asegura.

Pero cuando eso suceda, no será porque Sainz haya dejado de esforzarse por soplar una vela más en su tarta de cumpleaños. "Me he ganado el derecho a estar aquí y a disfrutar hasta que diga basta", suele repetir el considerado mejor piloto español de la historia. Él reconoce que "no queda mucho" para que se retire, pero que no sabe "cuándo va a ser". Pero su copiloto ya ha dado alguna pista: "A Carlos lo jubilará el cronómetro, no el calendario".


Etiquetas:  #Carlos #Sainz #Sin #dolor #no #hay #ganancia

COMENTARIOS