Casado apela a los últimos votantes para amarrar la mayoría: ''O el PP o el caos''
01:54
12 Febrero 2022

Casado apela a los últimos votantes para amarrar la mayoría: ''O el PP o el caos''

Vox cierra la campaña con optimismo y reta a los 'populares' a negociar tras las elecciones

13-F Toda la información sobre las elecciones en Castilla y León Autonómicas Los candidatos de las elecciones de Castilla y León 2022

Como si fuera una terapia de grupo multitudinaria, Alfonso Fernández Mañueco, Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijóo -Juanma Moreno y Fernando López Miras por vídeo- y un enorme despliegue de dirigentes nacionales y cargos autonómicos y locales del PP intentaron contagiar de confianza al partido para reivindicarse frente las dudas generadas por el resultado final de las elecciones. Así, el PP celebró un cierre de campaña en Valladolid muy volcado en levantar el ánimo y en espolear el voto, que Casado resumió con un rotundo: «O el PP o el caos».

Los populares culminan una campaña electoral en la que han estado mirando de reojo el fantasma de Vox, que al contrario que el PP ha ido de menos a más. Esa circunstancia ha desatado los nervios dentro del PP, donde reconocen que sus expectativas son ahora más bajas que las del comienzo y eso amenaza los ambiciosos objetivos que se habían planificado en torno a estas elecciones.

En el plano autonómico, la meta es gobernar en solitario sumando más que la izquierda y anulando así la influencia de Vox. Como hace Ayuso en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, todas las encuestas indican que los de Abascal pueden atar en corto al PP y ser totalmente decisivos para alcanzar los 41 escaños de la mayoría absoluta, porque el PP se está quedando en los treinta y pocos procuradores. Eso sume al partido ante un escenario desconocido una vez que Ciudadanos no está en la ecuación.

La decisión sobre qué hacer en ese caso divide al PP. Los hay partidarios de pactar con Vox pero también están los que asisten con temor a esa posibilidad. La clave está en el precio que se ponga. Un nuevo problema para el PP, que pretendía dar la campanada y demostrar fuerza y que puede salir del 13-F de la mano de una compañía que le espanta votantes y puede hipotecar el futuro de Casado.

Porque el otro gran objetivo de estas elecciones tiene que ver con el presidente del PP. Su liderazgo también se mide en las urnas, una vez que Génova planteó estos comicios como la «lanzadera» de Casado a la Moncloa. Si el PP pincha o no alcanza los objetivos se interpretará como una debilidad y como un fiasco también suyo.

Fuentes de Génova insisten en que «su liderazgo no está en entredicho» independientemente de lo que suceda, sin embargo, un mal resultado parece que reabrirá debates sobre el proyecto de Casado y si se está en el rumbo adecuado.

Dado el protagonismo de Casado en la campaña y el peso estratégico que se le había dado a esta cita para iniciar una suerte de ciclo virtuoso del PP que, con las elecciones de Madrid y Andalucía, iban a llevarle a La Moncloa, parece difícil que el líder del PP pueda salir indemne y que no resurja el ruido interno. Máxime cuando, además, tiene abierta una pugna con Ayuso.

En este contexto, Mañueco ha centrado sus mensajes finales en asegurar que el que «se la juega» es él y no Casado, es decir, que ha interpelado a los votantes que le midan a él y no a su jefe de filas.

Con el PP obsesionado en levantar la participación, Casado defendió este viernes el voto al PP frente a «carambolas» o «señuelos», en alusión a Vox. «Quien quiera PP que vote PP. No hay más alternativas ni más experimentos. O PP o sanchismo. O PP o la ruina. O PP o los socios de EHBildu y ERC. O el PP o el caos», exclamó.

Vox denuncia los volantazos del PP

En la Plaza de San Pablo de Valladolid, ante varios miles de simpatizantes, Santiago Abascal lanzó mensajes claros en su último acto de campaña ante los posibles acuerdos electorales tras el 13-F.

El líder de Vox recordó que a pocos metros de distancia estaba el mitin del PP, con Fernández Mañueco y dirigentes como Pablo Casado, Díaz Ayuso o Núñez Feijóo. Si no se pegan ya va a ser un éxito.

Abascal, que aseguró que con el único partido que buscará acuerdos tras los comicios sería con el PP, denunció los volantazos que ha dado esta formación durante la campaña. Aseguró que el PP dijo que repetiría elecciones si no alcanzaba la mayoría. "Ahora Mañueco ya dice que él no había dicho nada. Pero hoy han dicho una cosa más grave, que prefieren perder un Gobierno a gobernar en coalición con Vox. Y no sé si sale de la junta o de Génova, me da igual. Pero ya que están tan cerca lo que tenían que dejar claro de una vez, que le aclaren al pueblo si van a pactar con los socialistas o con Vox".

García-Gallardo, Abascal y Ortega Lara, este viernes en Valladolid.García-Gallardo, Abascal y Ortega Lara, este viernes en Valladolid.

Abascal insistió: "Nosotros únicamente pactaremos con el PP. Ya lo decidimos claro. Pero no sabemos quién hablará de los pactos por el PP. Igual es que en Bruselas le han dicho que con Vox no pueden pactar", denunció Abascal. "Igual es que el PP ya no es un partido soberano, sino que obedece a intereses extranjeros dictados desde Bruselas. De lo que podéis estar seguros es que nosotros sólo estamos con los españoles y por los intereses de España, y no con agendas globalistas".

Además, lanzó un mensaje para los que dudan en votar a las plataformas de la España Vaciada. "Vamos a ser la voz de las provincias, de la España más olvidada. En las negociaciones, las reivindicaciones legítimas de las tierras olvidadas de Castilla y León estarán presentes. Nosotros vamos a ser decisivos, otros no. Pero no por ello sus reivindicaciones legítimas van a caer en el olvido".

Abascal, y toda la dirección de Vox, arropó al candidato a la Junta Juan García-Gallardo. En el mitin participó de nuevo el funcionario de prisiones secuestrado por ETA José Antonio Ortega Lara.

Ciudadanos: moderación frente a Vox

Ciudadanos cree que la campaña le ha sentado muy bien y que no sólo está en condiciones de espantar los peores presagios que se lanzaron allá por el mes de diciembre, sino que ahora está en condiciones de resistir y que, incluso viendo los nervios del PP, de hasta superar los pronósticos.

En la formación naranja siempre han interpretado que el objetivo del adelanto electoral era ir contra ellos para borrarles del mapa y «hacerse un Ayuso» para absorber a la gran mayoría de sus votantes. Sin embargo, los sondeos vienen detallando que esa operación está encontrando muchas más resistencias y que el desembarco está siendo mucho más modesto que en Madrid. «Mañueco no es Ayuso», avisan en Cs, y que en este caso van con la «cabeza altísima».

Arrimadas arropa ayer a Igea en el cierre de campaña de Cs en Valladolid.Arrimadas arropa ayer a Igea en el cierre de campaña de Cs en Valladolid.

Además, la marca Francisco Igea parece que está siendo más fuerte y que está aguantando mejor que la marca Ciudadanos en el resto del país. No obstante, el resultado de mañana estará determinado por la posición que tomará el alto porcentaje de indecisos que hay entre los que votaron a Ciudadanos en las autonómicas de 2019 -casi un tercio del total-. En su mano estará decidir si la resistencia del partido es de un escaño, como aseguran prácticamente todas las encuestas, o si es algo superior, como señalan dentro del partido y como también plantea el CIS de Tezanos.

Dado que la marca era Igea, ha sido una campaña muy de autor, donde la personalidad, el estilo propio y la campechanía del candidato ha jugado un papel muy destacado. También para superar los contratiempos, como el que le tuvo una semana en casa por culpa de haberse infectado por Covid. Un encierro de siete días que obligó a reinventar la campaña y que le llevó a intervenir en el primer debate desde su confinamiento.

El peso de la campaña de Ciudadanos ha estado en defender su gestión y en reivindicar ese programa. Dos elementos con los que ha atacado frontalmente al candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco, por ponerlo en riesgo. Por eso pide «castigar la mentira».

Ciudadanos alerta de la posible influencia de Vox en el futuro y se postula como el polo moderado capaz de evitar que la Junta caiga en manos de los extremos. Además, Igea apeló ayer a elegir la «moderación» que representa su partido frente al «frentismo».

Por Ávila: Objetivo: mantener el escaño apelando al "voto útil"

En Por Ávila no tienen dudas sobre sus intenciones de cara a las urnas de mañana: mantener el procurador que esta escisión del PP en la región ya consiguió en las elecciones autonómicas de 2019 y seguir siendo fuerza clave en función de lo que señalen urnas, informa Pablo R. Roces. Un resultado que sí vaticinan gran parte de las encuestas, entre ellas la de Sigma Dos para EL MUNDO.

Para repetir este resultado, su candidato Pedro Pascual apeló este viernes al «voto útil» de los abulenses porque su formación es «la única que defiende los intereses de la provincia y el bien común». «Seguiré trabajando por un futuro para nuestra provincia y para que nuestros hijos tengan futuro», afirmó el candidato regionalista a través de un comunicado de prensa.


Etiquetas:  #Casado #apela #a #los #últimos #votantes #para #amarrar #la #mayoría #O #el #PP #o #el #caos

COMENTARIOS