Cataluña pierde 64 jueces en un año y el TSJC pide un complemento salarial para evitar que se vayan
01:39
27 Noviembre 2021

Cataluña pierde 64 jueces en un año y el TSJC pide un complemento salarial para evitar que se vayan

''La desertización de la planta judicial de Cataluña no es un fenómeno ni nuevo, ni coyuntural'', señala el tribunal catalán

Justicia Fuga de jueces en Cataluña: El TSJC pide "algún incentivo" económico para evitar que se vayan

Este año la planta judicial catalana ha tenido un déficit de 64 jueces y magistrados, la cifra más alta de los últimos diez años en la que sólo la de 2015, al inicio del proceso independentista, con 59 se acerca un poco. Eso quiere decir que más jueces y magistrados titulares ha pedido irse a otros destinos del resto de España en comparación con los que han venido a la comunidad. De los últimos 5 años sólo en 2018, con un déficit de 28 profesionales había sido la cifra más alta. Fue justo después del 1-O y de la Declaración Unilateral de Independencia cuando el papel de los jueces estaba más cuestionado e incluso se tuvo que reforzar la seguridad de los juzgados ante el ataque con excrementos y basura de los CDR a algunos juzgados.

Ante esta situación, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha lanzado un grito de alerta. Ya en la Memoria del año pasado solicitaba un complemento salarial para los jueces como incentivo para venir a ejercer en la comunidad, sin embargo, este viernes la Sala de Gobierno del alto tribunal catalán ha decidido emitir un acuerdo por esta problemática teniendo en cuenta "las necesidades de cobertura generadas a consecuencia del cese de los alumnos de la 70 Promoción de Escuela Judicial que se encuentran en funciones de sustitución en diversos órganos judiciales de Cataluña y de la publicación del concurso de traslado de Jueces" de este año.

73 de los 188 jueces de esta promoción, que reciben el lunes de manos del rey Felipe VI su despacho al finalizar la Escuela Judicial, deben tomar posesión en las próximas semanas en partidos judiciales catalanes. El acuerdo del TSJC recuerda que en Cataluña "se viene padeciendo desde hace décadas una permanente desertización de la planta judicial. Las causas a las que, habitualmente, se ha atribuido ese fenómeno han sido diversas, desde el superior coste que conlleva la vida en este territorio, pasando por la falta de tradición opositora para el acceso a la carrera judicial o, incluso, la dificultad, adicional, que puede suponer para jueces/zas procedentes de otros territorios, el hecho de que Cataluña cuente con una lengua propia o con un derecho civil, también propio. A todas esas razones con las que se ha tratado de explicar el desinterés por solicitar y/o permanecer en los destinos de Cataluña, se ha adicionado, más recientemente, la coyuntura vivida en estos últimos años".

"Sin embargo, en el caso, más que entrar en un profundo examen de las razones que han ocasionado que este territorio no resulte atractivo para muchos jueces/zas y magistrados/as interesa, por un lado, evidenciar que la desertización que se ha constatado no es un fenómeno coyuntural o transitorio, ni que tenga visos de desaparecer por sí mismo. Y, por otro, plantear la necesidad de adoptar, sin demora, medidas efectivas para incentivar la estabilidad de la plantilla judicial", señala el TSJC.

"Medida cortoplacista"

En este sentido, el tribunal pide al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que inste al Ministerio de Justicia a establecer este complemento de destino "similar en concepto y cuantía" al que ya existe en las Islas Canarias, el País Vasco y Navarra. Consideran que "la estabilidad de los jueces y magistrados titulares con destino en Cataluña exige la adopción de medidas que incentiven la voluntariedad en la obtención de destino y la permanencia en ese territorio, de manera efectiva" y recuerdan que "la oferta masiva de plazas de este territorio a los jueces de nuevo ingreso es una medida cortoplacista que sólo palia temporalmente el déficit existente, resultando ineficaz para evitar la movilidad, falta de cobertura de plazas y sus consecuencias".

El TSJC mantiene que existen "circunstancias especiales" ante "la necesidad de estabilizar la plantilla judicial en Cataluña" y por eso se debe paliar con una "previsión económica específica". El presidente de este tribunal, Jesús María Barrientos, remarcó que en las próximas semanas habrán unas 80 plazas menos de jueces en Cataluña teniendo en cuenta el cese de los 20 alumnos de la Escuela Judicial que cubrían plazas de sustitución y de refuerzo en su última etapa de formación, ya que ahora reciben el primer destino, además del tercer concurso este año con las peticiones de cambio de destino, en el que 41 jueces graduados en la anterior promoción y que hasta ahora ejercían en Cataluña se irán a otros juzgados.

Además, en diciembre habrá un cuarto concurso para cambios de destinos este año y se irán 21 jueces más. De los jueces de la nueva promoción, 73 vendrán a partidos judiciales catalanes a partir de diciembre, aunque "la mayor parte vienen porque no han tenido alternativa" al tener que elegir su primer puesto entre las plazas disponibles" señaló Barrientos y recordó que "van a permanecer en estos destinos el tiempo mínimo imprescindible", ya que no podrán pedir traslado hasta de aquí a un año y la mayoría provienen de otras comunidades autónomas.

"No resulta aventurado, por tanto, pronosticar que pueda ocurrir lo mismo con los jueces de la 70ª Promoción de la Escuela Judicial que, en breve, tomarán posesión de su primer destino y que podrán concursar dentro de un año", concluye el TSJC que destaca también que de las siete plazas que han quedado desiertas tras la elección de destinos por parte de estos jueces, 6 de ellas se encuentran en Cataluña (La Bisbal d'Empordá, Ripoll, Santa Coloma de Farners, La Seu d'Urgell, Solsona y Tremp) y la restante en Canarias (San Sebastián de la Gomera)

Jueces sustitutos

El TSJC destaca que a finales de noviembre "quedarán por cubrir un total de 40 juzgados que no podrán ser atendidos, ni por juez titular ni por sustituto, sino hasta el 15 de diciembre de 2021, fecha en que se prevé la incorporación a sus destinos de los jueces de Ja 70ª Promoción de la Escuela Judicial, lo que supone, además, exigir un injusto sobreesfuerzo a los jueces que permanecen en Cataluña". Así, inciden en el "intensivo uso de las bolsas de sustitutos externos que, como consecuencia de la situación que se describe, está siendo necesario realizar y que ha obligado a la reciente ampliación, por haberse agotado los efectivos. El número total de sustitutos y suplentes disponibles, en 2021, asciende a 194, lo que representa un 23'17% del total de la plantilla orgánica (837 plazas en Cataluña)".

Por eso, el presidente del TSJC considera que "no tenemos jueces sustituir suficientes para cubrir todas esas vacantes que se van a generar", pese a que remarca que se trata de "un problema estructural de la carrera judicial catalana, y este escenario con toda probabilidad se va a repetir de forma recurrente". Por eso, además de los incentivos reclamados al Ministerio también considera que otra solución para "incentivar" está en la propuesta de la Generalitat para crear becas a licenciados en Derecho para que opositen a nuevos jueces.

Solución "imprescindible"

En declaraciones a este medio, el portavoz en Cataluña de la Asociación Profesional de la Magistratura, Pablo Baró, aseguró que "llevamos cuatro años denunciando el preocupante aumento de la salidas de jueces de Cataluña. Desgraciadamente la falta de adopción de medidas ha motivado que el déficit de jueces titulares en esta comunidad sea muy superior a cualquier otro territorio de España. Las vacantes judiciales sólo se están cubriendo con los jueces de nuevo ingreso, produciéndose la misma situación que hace veinte años en el País Vasco, que los últimos jueces de la promoción se ven obligados a venir a Cataluña. Por eso es imprescindible que el Ministerio de Justicia deje de mirar para otro lado y aborde el problema de manera definitiva".

El portavoz nacional de Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Jorge Fernández Vaquero, señaló que se trata de un "problema estructural" de falta de cobertura de plazas en la comunidad relacionado con menos tradición de opositores o la insuficiencia de medios en los juzgados, además de estar sobrecargados de trabajo, a lo que se le suma la situación de "clima social" que se ha vivido en Cataluña en los últimos años. Por eso, cree que la petición del TSJC es una "una solución" que el CGPJ debe aplicar para mejorar el servicio de Justicia ante el dinamismo de algunos juzgados ya que puede repercutir en la atención al usuario.

También quiso desvincular el "déficit histórico" de jueces en Cataluña, ya que la mayoría decide no hacer la carrera profesional en la comunidad, del contexto de incertidumbre provocado por el proceso político de los últimos años ya que considera que la situación afecta a más sectores profesionales y no sólo a los jueces.


Etiquetas:  #Cataluña #pierde #64 #jueces #en #un #año #y #el #TSJC #pide #un #complemento #salarial #para #evitar #que #se #vayan

COMENTARIOS