Cientos de detenidos en una operación conjunta contra el crimen organizado de Australia, Nueva Zelanda, la Europol y el FBI
11:02
8 Junio 2021

Cientos de detenidos en una operación conjunta contra el crimen organizado de Australia, Nueva Zelanda, la Europol y el FBI

Las agencias estadounidenses y australianas lograron hackear una aplicación de mensajería móvil donde los delincuentes tramaban operaciones de tráfico de drogas o asesinatos

Europa Más de 1.000 detenidos en una operación de Europol contra el crimen organizado

Las agencias estadounidenses y australianas lograron piratearon una aplicación utilizada por delincuentes y leyeron millones de mensajes encriptados, lo que provocó cientos de arrestos de presuntas figuras del crimen organizado en 18 países. La operación de la policía australiana y la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) atrapó a sospechosos en Australia, Asia, Sudamérica y Oriente Próximo involucrados en el comercio mundial de drogas.

Llamada Operación Escudo Troyano por el FBI, fue una de las mayores infiltraciones de una red encriptada especializada; en este caso, una aplicación donde las redes criminales tramaban delitos que iban desde el tráfico de drogas hasta el asesinato. El primer ministro australiano, Scott Morrison, aseguró que la operación "asestó un duro golpe al crimen organizado, no solo en este país, sino en todo el mundo". "Este es un momento decisivo en la historia de la aplicación de la ley en Australia", dijo Morrison a los periodistas en Sídney.

El comisionado de la Policía Federal de Australia, Reece Kershaw, dijo que las redadas policiales en 18 países capturaron a cientos de sospechosos y añadió que los presuntos criminales "son miembros de bandas de motociclistas, de la mafia australiana, de sindicatos delictivos asiáticos y de grupos delictivos grandes y organizados".

Europol y el FBI informaron a través de las redes sociales que darían más información en ruedas de prensa este martes. Australia notificó que había arrestado a 224 personas, incluidos miembros de bandas de motociclistas ilegalizadas, mientras que Nueva Zelanda dijo que había detenido a 35 personas. En la operación, que fue concebida por la policía australiana y el FBI en 2018, funcionarios de Estados Unidos lograron tomar el control de la aplicación de mensajería An0m utilizada por las redes del crimen organizado.

Cuando una figura del crimen organizado australiano comenzó a distribuir teléfonos personalizados que contenían la aplicación a sus asociados como un medio seguro para comunicarse, la policía logró monitorear sus mensajes.

Las pandillas creían que el sistema era seguro porque los teléfonos no tenían apenas funcionalidades (como GPS o cámaras) y la aplicación estaba encriptada. "Hemos estado en los bolsillos traseros del crimen organizado", dijo Kershaw en la misma rueda de prensa. "De lo único que hablan es de drogas, violencia, golpes entre ellos, personas inocentes que van a ser asesinadas".

Los mensajes eran muy claros y no mostraban ningún intento de hablar en clave. "Estaban allí para ser vistos, con mensajes como ' habrá una lancha para reunirse contigo en este punto' o 'esta persona se encargará de esto' y así sucesivamente", reveló Kershaw, quien añadió que el delincuente que les había dado la pista, el que había distribuido inicialmente los teléfonos, se había fugado del país y estaba señalado. "Cuanto antes se entregue, mejor para él y su familia", dijo.

Entre los delitos sobre los que tuvieron conocimiento las autoridades figuraba un complot para atacar un café con una ametralladora, o el asesinato de una misma familia de cinco miembros, ataques que la policía logró evitar gracias a haberse infiltrado en esta red de mensajería.

Ejecutando el mayor número de órdenes de registro en un día en Australia, la policía confiscó el lunes 104 armas de fuego, incluido un rifle de francotirador de grado militar, así como casi 45 millones de dólares australianos (unos 29 millones de euros) en efectivo. Se encontraron además alrededor de siete millones de dólares australianos (4,5 millones de euros) en una caja fuerte enterrada debajo de un cobertizo de jardín en un barrio de Sídney. Se han presentado un total de 525 cargos, pero las autoridades esperan más en las próximas semanas.


Etiquetas:  #Cientos #de #detenidos #en #una #operación #conjunta #contra #el #crimen #organizado #de #Australia #Nueva #Zelanda #la #Europol #y #el #FBI

COMENTARIOS