Ciudadanos convierte a los ayuntamientos en su «primera trinchera de resistencia»
01:45
9 Mayo 2022

Ciudadanos convierte a los ayuntamientos en su «primera trinchera de resistencia»

Arrimada vuelca sus esfuerzos en el municipalismo para sobrevivir en el ciclo electoral. El partido tiene 30 municipios estratégicos donde ve esperanzas de aguantar

Política Arrimadas lanza un plan de "resistencia" para Ciudadanos con un proceso de "consultas ciudadanas a lo Macron"

Ciudadanos se aferra a las ciudades y al voto urbano para sobrevivir. El plan de acción de Inés Arrimadas para la pervivencia del partido, que fue aprobado por la dirección nacional en una cumbre interna hace una semana, pretende convertir los municipios más poblados del país en la «primera trinchera de la resistencia» para alcanzar las elecciones generales de 2023 con opciones de aguantar, Y, desde esa base, resurgir luego como hicieron en un momento igual de crítico los liberales de Alemania.

Fuentes del partido naranja explican a EL MUNDO que van a volcar una parte sustancial de su estrategia política en el «municipalismo», como la palanca para reconectar con un voto que, desde la expansión del partido desde Cataluña al resto de España a partir de las elecciones europeas de 2014, ha sido básicamente urbano, joven, de clase media y con estudios superiores. Es un perfil de votante en el que se quiere enfocar y al que se va a ir a buscar a sus nichos.

El golpe de las elecciones en Castilla y León -en las que pasó de 13 escaños a uno, y de un 14,94% del voto a un 4,49%- dejó a pesar de todo un resultado que la dirección de Ciudadanos considera «valioso». En unas circunstancias difíciles hubo cuatro barrios de Valladolid -Girón, Parquesol, Covaresa y La Overuela-Navabuena- donde llegó a superar el 10% del voto y se aguantó el tipo frente a otros partidos como el PSOE o Vox. Se trata de unos barrios que encajan con el perfil del votante naranja pero sobre todo que tienen habitantes a los que se quiso apelar específicamente durante la campaña de Igea.

De igual modo, en Valladolid tuvo un resultado del 7,64%, en el que se logró mantener seis de cada 10 votos municipales de 2019. Trasladado a unos comicios locales pueden ser dos o tres concejales que hasta podrían ser decisivos.

Éste es el objetivo que se plantea Ciudadanos ahora mismo: conseguir una representación, aunque sea modesta, que pueda resultar determinante para armar mayorías. Y que sea desde estas «trincheras», desde las que se sostenga luego el proyecto nacional de Arrimadas.

La repetición de las generales de 2019 causó estragos en Cs, pues fue cuando sufrió un desplome muy importante que precipitó la salida de Albert Rivera. El partido cayó del 16% del voto al 6,8%. En esas circunstancias tan adversas, hubo entornos urbanos donde los liberales aguantaron mucho mejor y que estuvieron por encima del 9%. Hubo otras localidades también relevantes en número de población en los que estuvo en un 8%.

Estos son los municipios a los que se mira con especial atención en estos momentos de crisis y que ha sido catalogados por la dirección nacional de Ciudadanos como «estratégicos» dentro de su «plan de acción». Se trata de 32 poblaciones a las que Arrimadas quiere trasladar la «resistencia de Valladolid», explican fuentes de Ciudadanos, para que se conviertan en «aldeas galas» de los liberales» desde las que reconquistar terreno».

Esta treintena de municipios son Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Cádiz, Alicante, Badajoz, Cáceres, Valladolid, Burgos, Palencia, Salamanca, Albacete, Ciudad Real, Las Rozas, Majadahonda, Pozuelo de Alarcón, Alcalá de Henares, Boadilla del Monte, San Sebastián de los Reyes, Alcorcón, Alcobendas, Rivas-Vaciamadrid, Mijas, L'Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Linares, Sanlúcar de Barrameda, Puertollano, San Vicente del Raspeig y Elda.

En este enfoque estratégico, Ciudadanos quiere poner en marcha medidas para «capitalizar» su tarea en muchos ayuntamientos del país, donde gobierna junto al PP, principalmente, u otros partidos. Es el gran problema que se reconoce desde la cúpula naranja, que no están siendo capaces de sacar rédito a lo que consideran una buena labor de gestión. Por eso, se le quiere dar una vuelta para conseguir explicarse mejor y vender sus logros.

Importante para el partido es conseguirlo en sitios donde tiene alcaldes, como Badajoz, Ciudad Real o Palencia, o donde tiene un peso destacado en el equipo de gobierno, como en ayuntamientos como los de Madrid, Zaragoza, Málaga, Alicante, Córdoba, Oviedo, Burgos, Albacete o Santander.

En el análisis que se viene haciendo desde hace un año en la dirección se está mirando mucho a Europa. Cs se mira en el espejo de sus socios liberales en otros países para saber qué fórmulas utilizaron ellos para sobrevivir en los peores momentos. Los alemanes llegaron a desaparecer del Parlamento y hoy están gobernando en coalición con socialdemócratas y verdes; y los portugueses cayeron en el precipicio del 1% del voto y ahora los sondeos los sitúan en torno al 7%. Todos ellos están destacando a Cs la relevancia de no diluirse en otros partidos y en preservar a toda costa un espacio propio en las instituciones más próximas a los ciudadanos, como son los ayuntamientos. O en los parlamentos regionales. Por eso el plan de acción defiende mantener la marca y cierra, por ahora, la puerta a presentarse conjuntamente con otros partidos.


Etiquetas:  #Ciudadanos #convierte #a #los #ayuntamientos #en #su #primera #trinchera #de #resistencia

COMENTARIOS