Cómo Pearl Jam sobrevivió a Pearl Jam
15:03
28 Junio 2022

Cómo Pearl Jam sobrevivió a Pearl Jam

El crítico Ronen Givony publica en España 'Not for you', el libro más completo sobre una banda que 30 años después sigue llenando estadios

Su último álbum "Emociones oscuras" y el calentamiento global, en el nuevo disco de Pearl Jam, 'Gigaton' Música Pearl Jam posponen un concierto en Londres al perder "completamente" su voz Eddie Vedder

Hace unos meses, coincidiendo con la publicación de su último álbum en solitario, Eddie Vedder, líder y vocalista de Pearl Jam, dio una entrevista a The New York Times. En ella hablaba de sus inicios en el mundo de la música, de cuando curraba cargando equipos en un club de San Diego a finales de los 80, esos tiempos en los que la MTV emitía en bucle videoclips de tipos con mallas de leopardo, el pelo cardado, rímel en los ojos y hordas de chicas en tanga. «Girls, girls, girls y Mötley Crüe. Lo odiaba», reconoció Vedder. (Los improperios entre medias los censuró el New York Times). «Odiaba cómo mostraban a los tíos. Odiaba cómo mostraban a las mujeres. Era algo tan vacío... Luego llegaron los Guns N' Roses y, gracias a Dios, al menos tenían algún diente».

Sólo unos días después de sus declaraciones, el bajista de Mötley Crüe, Nikki Sixx -sí, el del rímel en los ojos- respondió desde su perfil de Twitter: «Me hizo reír leer cuánto odiaba el cantante de Pearl Jam a Mötley Crüe. Teniendo en cuenta que son una de las bandas más aburridas de la historia, es una especie de cumplido, ¿no?».

Y siguió en una entrevista: «El tipo vuela en jets privados, vive en una mansión en una urbanización cerrada, llena los estadios y luego se viste en la tienda de segunda mano e intenta fingir que es un tipo de los años 90».

No me digan que no es entrañable la trifulca...

Eddie Vedder tiene 57 tacos; Nikki Sixx, 63. Y ahí los tienes a los dos, tirándose de las greñas como dos viejos rockeros, cada uno con su poquito de razón -para qué mentir-, recordándonos que hubo un tiempo en el que no sólo ellos dos tenían melena, el rock no era una pieza de arqueología y unos tipos con camisas grasientas de cuadros y letras melancólicas zarandearon la industria mientras en la tele (siglos antes del reguetón) ya triunfaban macarras rodeados de tías buenas.

«Pearl Jam representa una época en la que la gente se empezó a acercar a la música de forma diferente», explica el crítico musical Ronen Givony. «Hoy, que la música de guitarras se ha vuelto irrelevante, si no obsoleta, Pearl Jam nos lleva a una época de grandes canciones, de grandes álbumes, a una generación de músicos que usaban su plataforma para provocar cambios políticos y educar a su audiencia».

El puro aburrimiento, en palabras de Mötley Crüe.

Givony (Florida, 1978) acaba de publicar en España Not For You. Pearl Jam, vivir en presente (Alianza), probablemente la biografía más completa de una banda que ha vendido 70 millones de discos en todo el mundo, pero de la que se ha escrito muy poco. «Hay muchos libros sobre Nirvana, Metallica, incluso sobre Green Day, pero hay muy poco material sobre Pearl Jam. Creo que es un grupo muy infravalorado», lamenta el periodista, que recuerda el periplo por editoriales hasta que logró vender su proyecto. «Me acuerdo de un editor en particular que me miró como diciendo: ¿pero tú crees que a las personas a las que les gusta Pearl Jam saben leer?».

Pearl Jam ha visto desfilar a cinco presidentes de EEUU y a tres papas. Es uno de los pocos grupos que puede presumir de haber logrado un número uno en tres décadas distintas y hoy, ya machuchos, siguen llenando estadios en todo el mundo. Ronen Givony sólo los ha visto 57 veces en directo y, sin embargo, aún considera su música una especie de placer culpable. «¿Por qué pregono sin temor que he visto a Radiohead dos noches seguidas y me callo lo de Pearl Jam? ¿Por qué parecen horteras, desfasados y cursis si tienen millones de fans (o quizás esa sea la razón)? ¿Influye que no hayan grabado ningún disco bueno de verdad hace dos décadas?», se pregunta en el libro. «¿Son buenos o no? ¿No será más que nostalgia de los 90? Y aunque fuera así, ¿por qué son un vicio que no puedo dejar?».

Pearl Jam es un grupo muy infravalorado, pero pocas bandas pueden atraer a 20 o 25.000 personas cada noche

Ronen Givony

A lo largo de más de 400 páginas y utilizando cientos de conciertos como hilo argumental (la banda ha vendido más de 3 millones de copias de las actuaciones en directo que publica desde 2000), Givony radiografía los orígenes de Pearl Jam, desde los tiempos de Mudhoney y Mother Love Bone hasta la muerte por una sobredosis del cantante Andrew Wood y el fichaje de un surfero de Illinois llamado Edward Louis Severson III, más conocido como Eddie Vedder.

Y viaja a lo largo de toda la carrera del grupo, desde su debut en vivo, bajo el nombre del jugador de la NBA Mookie Blaylock, el 22 de octubre de 1990 en un club de Seattle, hasta la publicación de su último álbum en 2020, Gigaton.

Por el camino, sus batallas con la industria discográfica, el boicot al gigante Ticketmaster por el abusivo precio de las entradas de sus conciertos, la negativa a grabar videoclips, su unplugged en la MTV, las giras con Red Hot Chili Peppers, la amistad con Soundgarden, la influencia de Neil Young, las rencillas con Nirvana, el fenómeno grunge, la muerte de Kurt Cobain, el trágico festival de Dinamarca en el que murieron aplastados nueve fans del grupo, los años de activismo político, el dichoso ukelele y más de un disco que invitó a preguntarse si Pearl Jam todavía valía la pena.

«Hay dos claves de su éxito», concluye Givony. «El primero es que durante casi una década, en los años noventa, publicaron cuatro o cinco discos fabulosos y apenas tuvieron fracasos. Y el segundo es su show en vivo: no hay muchas bandas hoy en día, con guitarra y bajo, que puedan atraer a 20 o 25.000 personas reinventándose, además, en cada espectáculo. Nunca han tocado el mismo repertorio dos noches seguidas. Y eso es lo que hace que los fans regresen una y otra vez. Pearl Jam lleva 30 años tocando y seguro que aún le quedan al menos uno o dos grandes discos y varios conciertos para demostrar que aún necesitamos escuchar música en directo, rodeados de extraños, fuera de nuestras burbujas».

¿Sabían que una de las preguntas más buscadas en Google sobre el grupo es: cuándo murió Pearl Jam?

Not For You. Pearl Jam, vivir en presente, de Ronen Givony, ya está a la venta (Alianza). Puedes comprarlo aquí


Etiquetas:  #Cómo #Pearl #Jam #sobrevivió #a #Pearl #Jam

COMENTARIOS