Cómo un abrazo de Modric a Kroos explica el Madrid más coral de los últimos años: ''No recuerdo algo así''
13:24
17 Octubre 2022

Cómo un abrazo de Modric a Kroos explica el Madrid más coral de los últimos años: ''No recuerdo algo así''

''Valverde es Top-3 del mundo ahora mismo'', publicó Kroos, uno de los mejores del partido, en sus redes sociales nada más acabar el clásico. Este lunes, fiesta por el Balón de Oro a Benzema: ''Es un poco nuestro'', admitió Ancelotti.

Crónica El Madrid vence a un Barça de juguete y aumenta la presión sobre Xavi (3-1) Polémica Laporta irrumpe en el vestuario del árbitro y Xavi se enreda: "Yo no apunto a los jugadores, pero son errores puntuales" Opinión Xavi, Laporta y la gran mentira de las palancas Reacciones Las ganas de "sangre" del Bernabéu: "¿Una goleada? Eso es otro mundo, otro fútbol, yo sólo quiero ganar"

Cuando Karim Benzema metió el primer gol del clásico, Luka Modric se fue corriendo hacia Toni Kroos. El alemán celebraba el tanto en el suelo, puños en alto, exhausto, después de hacer un esfuerzo extra para no ser derribado por Busquets y poder enviar el balón en profundidad hacia Vinicius, que arrancó la carrera previa al 1-0.

Esa jugada y la imagen del croata abrazado al germano definen la última década del Madrid, eso ya lo saben, pero también su actual realidad, es decir: este Madrid de Ancelotti sigue siendo generoso a pesar del peso de los títulos sobre los hombros de sus futbolistas, sigue siendo vertical y «contundente», como lo definían Carletto y Modric, mantiene el hambre por ganar aunque perdonen «goleadas», como se resignaban algunos aficionados saliendo del estadio: «¿Goleada? Eso es otro mundo. Otro fútbol. Yo quiero ganar», contestaba el técnico. Pero este Madrid es, especialmente, un equipo por encima de todo y de todos. El más coral que ha conocido Chamartín en los últimos años.

Coral en números y coral en egos. «No recuerdo algo así, un vestuario tan sano como este», reflexionan los más cercanos a la plantilla. El 2-0 de Fede Valverde llegó a pase de Ferland Mendy, que dio así su primera asistencia de la temporada y se convirtió en el 17º futbolista del conjunto madridista en participar en un gol este curso. Tchouaméni y Alaba se fueron al momento a felicitar al lateral galo antes que al propio uruguayo. Sólo Nacho, Vallejo, Camavinga y Mariano no han marcado ni asistido.

"Top-3 del mundo"

El tanto de Valverde es el quinto del curso y le acerca a ganar esa apuesta que tiene con Ancelotti, que le ha retado a marcar más de diez goles este año. El '15' del Madrid es «Top-3 del mundo ahora mismo», según Toni Kroos, que corrió a publicarlo en sus redes sociales nada más terminar el clásico, y tiene «un talento espectacular», le elogió su entrenador, enamorado de sus condiciones desde su llegada.

El 3-1 de Rodrygo sirvió para mantener el pique entre los tres goleadores de la tarde: Benzema, Valverde y el brasileño, que empatan con cinco goles en la segunda posición de anotadores del equipo, a dos de Vinicius Júnior, pichichi del Madrid. En total, los cuatro delanteros de Ancelotti suman 22 de los 32 goles en los 14 partidos oficiales que ha disputado el club este curso. Dos acumulan Rüdiger, Modric y Alaba y uno Hazard, Asensio, Militao y Lucas.

Kroos, que todavía no se ha estrenado como goleador, suma tres asistencias y está a dos de Vinicius, que con cinco es el mejor pasador del equipo en este tramo inicial. Una estadística en la que han partido hasta 13 jugadores, compartiendo Alaba y Rodrygo esos tres pases de gol de Kroos. A la espera de que Benzema recupere por completo el olfato, Ancelotti ha conseguido sumar más efectivos a su ataque después de la dependencia que tuvo del francés la pasada campaña.

«El Balón de Oro que va a recibir Karim es también un poco nuestro», admitió el entrenador, que esta noche verá por televisión cómo su capitán es nombrado mejor jugador del mundo. Él, que ha evolucionado a este Madrid capaz de dominar desde la posesión y matar al contraataque, tiene parte de culpa. «El éxito de este equipo empezó con el bloque bajo, con defensa y contraataque, y luego la temporada pasada ya empezamos a mejorar con balón», resumió.

"¡Xavi, quédate!"

Carletto ha sido la calma que necesitaba Vinicius para explotar, la mano que pedía Valverde para convertirse en icono de Chamartín y la confianza absoluta que ha recibido Tchouaméni para adaptarse a la velocidad de la luz a la presión y la exigencia de Modric y Kroos. Suyo fue el centro del campo ante el Barcelona. «Tchouaméni tiene mucha personalidad, mucho carácter... Pero es que ha entrado en una medular que ya tiene todo. Jugar con Modric y Kroos le ayuda mucho y se siente cómodo, pero al final se trata de la calidad del individuo, y hablo de la calidad mental, del carácter y la personalidad», elogiaba Ancelotti sobre el galo.

La mezcla de la ilusión por los jóvenes con la emoción de disfrutar de sus leyendas en activo tiene al Bernabéu en un estado de felicidad constante. Todo lo contrario a un Barça que recibió la lógica sorna del rival: «¡Xavi, quédate! ¡Xavi, quédate!» y «¡A la Europa League!» cantó en varias ocasiones en coliseo blanco mientras pedía a su equipo hacer «más sangre». No la hubo, para pequeña decepción del público, y la grada giró la mirada hacia Antonio Rüdiger, nuevo héroe de la afición después de su gol en Varsovia y de los 20 puntos de sutura que recibió tras el choque con el portero del Shakhtar.

Cuando salió a calentar con la máscara, el central alemán recibió la ovación de todo el estadio y un nuevo mote: «Batman», aunque por su carácter se diría que es más el Joker. Burlón y fiestero, Rüdiger fue el rey de la fiesta en el vestuario madridista, donde sus bailes ya empiezan a ser tradición después de las victorias importantes.

La alegría del nuevo líder de la Liga se traslada ahora a París. «Balón de Oro, Karim Balón de Oro», despedía el Bernabéu a su capitán.


Etiquetas:  #Cómo #un #abrazo #de #Modric #a #Kroos #explica #el #Madrid #más #coral #de #los #últimos #años #No #recuerdo #algo #así

COMENTARIOS