Comunidades como Madrid y Valencia no reforzarán las inspecciones al comercio: ''Se seguirá controlando como hasta ahora''
00:30
12 Agosto 2022

Comunidades como Madrid y Valencia no reforzarán las inspecciones al comercio: ''Se seguirá controlando como hasta ahora''

Los policías locales no pueden encargarse de vigilar el cumplimiento del plan energético porque no se les ha dotado de ''las herramientas jurídicas y competenciales necesarias''

Energía Las claves de las medidas del plan de ahorro: ¿por qué apagar los escaparates reduce el consumo de gas? ¿Qué pasará en invierno? Crisis energética Scholz urge a un gasoducto desde España que abastezca Alemania de forma "masiva"

Medianoche en la Gran Vía de Madrid. La mayoría de los escaparates tienen apagados los focos que apuntan a los maniquís, pero las pantallas gigantescas con las que se anuncian las prendas que por el día se venden en el interior de las tiendas siguen encendidas. Primera jornada en la que el plan de ahorro energético está en vigor.

El Gobierno ha dejado en manos de las autonomías la aplicación de las sanciones por el incumplimiento del Real Decreto que lo regula, podrían llegar hasta los 100 millones de euros. Y teóricamente son los funcionarios que realizan las inspecciones comerciales habituales los que deben garantizar ahora que se cumplen las nuevas medidas, como la del apagado nocturno de la iluminación y los límites a la temperatura.

En algunas policías municipales, como la de Madrid, ya han advertido que no pueden encargarse de vigilar el cumplimiento del plan de ahorro porque no se les ha dotado de «las herramientas jurídicas y competenciales necesarias». También añaden que no podrían guiarse tampoco por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) a la hora de poner las multas, porque la aplicación de esta normativa es competencia exclusiva de las comunidades.

«Si pillamos a alguien conduciendo a 145 km/h por una vía cuyo máximo es 120 km/h, sabemos exactamente cuál es la sanción económica y de puntos en el carnet, porque así está catalogado en la Ley de Seguridad Vial. Pero con este tema no, porque no existe un régimen sancionador que nosotros podamos aplicar», explica un portavoz del cuerpo de agentes locales de la capital. A ello hay que sumarle el déficit del cuerpo madrileño de policías, que actualmente cuenta con una plantilla de 5.600 personas: «Llevamos tres años pidiéndole al Gobierno que aumente la tasa de reposición para poder contar con un mayor número de efectivos».

Por su parte, en la Comunidad de Madrid señalan que las normas aprobadas por Moncloa -que tienen la intención de recurrir ante el Tribunal Constitucional- lo que hacen es establecer «unos umbrales diferentes» a los contemplados en el RITE «que lo hacen más restrictivo». Dicho de otra forma: «No deja de ser una modificación de una normativa existente que ya se está vigilando».

«Es decir, que se seguirá actuando como se venía haciendo hasta ahora, pero bajo los nuevos parámetros marcados», subrayan en el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso, en la misma línea de lo ya anunciado por la Comunidad Valenciana. «Las autonomías ya tenemos que garantizar el cumplimiento del RITE con planes ordinarios de inspección ya diseñados. La supervisión del cumplimiento de este Real Decreto, si la sumamos al trabajo que se viene haciendo, añade sin duda más incertidumbre e inseguridad jurídica debido a la improvisación del Gobierno central», apostillan.

Desde la Puerta del Sol insisten en que es Pedro Sánchez «el que ha impuesto este Real Decreto y quien, por tanto, ha de proporcionar a las comunidades autónomas, encargadas de hacer que se cumpla de esta medida, el protocolo y los instrumentos que se deben poner en marcha a la hora de su aplicación, puesto que se trata de una actuación inédita en esta materia». Ante las «dudas» que suscita la garantía de su cumplimiento, añaden, van a dirigirse a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para que les «aclare» qué quiso decir exactamente con que «se trata de un primer paquete de medidas sencillas que se pueden aplicar con flexibilidad».

En los últimos 10 días Ayuso ha pasado de decir en Twitter que «Madrid no se apaga», dando a entender que en la región que ella preside no se iba a aplicar la medida de la iluminación, a denunciar que a partir de ahora «los únicos escaparates de Europa que estarán apagados serán los de España». En concreto los de la Gran Vía, al menos de momento, se han apagado sólo a medias.


Etiquetas:  #Comunidades #como #Madrid #y #Valencia #no #reforzarán #las #inspecciones #al #comercio #Se #seguirá #controlando #como #hasta #ahora

COMENTARIOS