Crisis con Marruecos: Pablo Casado modera las críticas para no debilitar la posición de España
01:39
19 Mayo 2021

Crisis con Marruecos: Pablo Casado modera las críticas para no debilitar la posición de España

El PP reclama fortalecer la ''diplomacia'' y Vox pide que el Ejército use la ''fuerza''

Última hora Ceuta: últimas noticias en directo Testigo directo Ceuta, del miedo a la indignación

La victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones del 4 de mayo, sin entrar al cuerpo a cuerpo con Rocío Monasterio, trajo de nuevo al primer plano de la actualidad una de las grandes preguntas sobre la relación entre el PP y Vox: ¿Acabarán Pablo Casado y Santiago Abascal condenados a entenderse? ¿Reconducirán su relación, antaño estrecha y ahora inexistente?

La respuesta la dio Casado en una entrevista con este diario: «A nosotros no nos viene a echar un pulso un partido que no gobierna nada. Y ya está». Ese distanciamiento se consolidó ayer, ante la dispar respuesta que dieron ambas formaciones a la crisis de Ceuta. Si Abascal pidió mano dura con los inmigrantes -a los que llamó «soldados» de Marruecos- y hasta paralizar las nacionalizaciones de todos los marroquíes, Casado se alineó con los postulados europeístas y reclamó una solución diplomática. Fue muy contundente, pero en la línea diplomática de la UE.

Tanto el PP como Vox coinciden en que España debe devolver «inmediatamente» a todos los inmigrantes que han entrado de manera irregular a Ceuta esta semana. Y ambos consideran que se trata de un ataque a la soberanía española. Pero difieren sustancialmente en el resto del diagnóstico y en el modo de atajar esta crisis.

Mientras Vox reclama la ruptura de relaciones con Marruecos y el fin de las ayudas económicas, el PP pidió más recursos para «atender a estas personas que están deambulando por las calles» antes de devolverlos al país vecino. Abascal, que se desplazó a Ceuta, intentó ayer capitalizar uno de los debates que más abandera su partido. Su discurso duro le llevó a calificar lo ocurrido de «invasión de menas», en relación a los menores de edad no acompañados por sus familias que cruzaron a nado la frontera por el espigón de El Tarajal. Para el líder de Vox, la única garantía para que «no pueda entrar más» gente es que el Ejército ofrezca una «respuesta de fuerza».

Por su parte, Casado mantuvo una conversación telefónica con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para trasladarle «el apoyo a la soberanía nacional de Ceuta y Melilla y garantizar la integridad territorial de nuestras fronteras, de inmediato y con todos los medios que sean necesarios, ante esta crisis diplomática».

Casado exigió a Sánchez «el refuerzo» de efectivos para proteger la frontera española y, sobre todo, reclamó «fortalecer las relaciones diplomáticas con Marruecos» y proceder a la devolución inmediata de todos los inmigrantes ilegales, y la coordinación con la UE para contener la oleada migratoria con efectivos de Frontex y cooperación internacional. Es decir, una respuesta en la onda de Bruselas. Abascal, por el contrario, desdeñó el papel de la UE. España «no es respetada en África y en Europa», dijo. «Hemos visto cómo nos han tratado los socios europeos».

La líder de Cs, Inés Arrimadas, aseguró que se está produciendo un «ataque» a las fronteras europeas y un «desafío a la integridad territorial de España». Por lo cual, exigió a Sánchez «utilizar todas las vías: la diplomática, la de seguridad y la europea», con el envío de una «misión urgente» de las instituciones comunitarias a Ceuta.

Unidas Podemos pidió al Gobierno actuar con «cautela y mimo» y que «respete escrupulosamente el cumplimiento del derecho internacional, especialmente en aquello que tiene que ver con los menores y los potenciales demandantes de asilo».


Etiquetas:  #Crisis #con #Marruecos #Pablo #Casado #modera #las #críticas #para #no #debilitar #la #posición #de #España

COMENTARIOS