Cristian Mungiu: ''La sociedad actual sólo genera ansiedad''
01:00
30 Diciembre 2022

Cristian Mungiu: ''La sociedad actual sólo genera ansiedad''

El director rumano estrena 'R.M.N.', una fábula dura y sonámbula sobre el racismo y la xenofobia en el corazón de Europa presentada en el pasado Festival de Cannes y que devuelve la mejor versión del director de '4 meses, 3 semanas y 2 días'

Festival de Cannes El capitalismo era esto: Ruben Östlund conmociona Cannes con un retrato perfecto de lo que significa Cannes Crítica Los exámenes

Cuenta Cristian Mungiu (Iasi, 1968) que en mitad de la producción de R.M.N. (en referencia a Resonancia Magnética Nuclear) su padre murió. Lo cuenta despacio con detalle y se diría que con la misma frialdad y rigor con la que disecciona tragedias en su cine. «Él es médico y en todo momento fue muy consciente de que iba a sufrir un infarto. Ante los primeros síntomas, llamó a la ambulancia y con una sangre fría increíble esperó tranquilo. Y, en efecto, el infarto vino. No murió entonces, pero quedó intubado. Estábamos trabajando en mitad del bosque, apenas había cobertura. Intentaba hablar todos los días con él. Un día me avisaron de que fuera al hospital urgente. Temía lo peor. Llegué y estaba vivo, pero seguía sin poder hablar con él. Hasta que murió». Silencio. ¿Cómo se sigue una conversación después de esto?

«En realidad», continúa, «no sé muy bien por qué le cuento esto. Pero me afectó tanto que estoy convencido de que cualquier explicación tiene que partir de aquí». Queriendo, Mungiu tiene razón. De alguna manera, R.M.N. comparte con su padre la frialdad de la espera estoica y perfectamente consciente ante lo ineludible. Y del mismo modo, toda la película se duele de un extraño silencio inevitable, trágico y muy doloroso. «La realidad, en verdad, nada tiene que ver con lo que hacemos en el cine», insiste Mungiu en su deriva digamos luctuosa. «Vamos a ver una película y esperamos que los personajes evolucionen hasta redimirse de sus faltas. La narración es mentira. Por eso me empeñé en que la realidad se mantuviera aquí intacta, que surgiera de la pantalla tal cual en R.M.N.».

Una escena de 'R.M.N.'.Una escena de 'R.M.N.'.

Su protagonista de hecho vive todo lo que dura la cinta en un extraño estado de ansiedad inmutable y sin arco dramático que acaba por ser el argumento mismo de la película. Para situarnos, el director de la totémica 4 meses, 3 semanas y 2 días se detiene ahora en una comunidad de Transilvania donde históricamente han convivido gentes de procedencia rumana, húngara y alemana. Cuando lleguen unos trabajadores de Sri Lanka, el mecanismo de autoprotección se activará en la forma de viejos conocidos: xenofobia, incomprensión y racismo. «Nuestra sociedad sólo produce ansiedad ante el futuro. Vivimos inundados de información sobre todo tipo de catástrofes económicas y medioambientales. De repente, lo que hemos acumulado en siglos de civilización se ve enfrentado a la necesidad simple y urgente de sobrevivir. Y todo se viene abajo en cuestión de segundos. Volvemos a ser el animal que se esconde en el cerebro bajo una fina capa de educación o empatía. Basta mirar lo que ha ocurrido en Ucrania. ¿Qué les decimos a nuestros hijos? ¿Que sean ganadores o que sean educados?», dice y ahora ya sí todo casa.

Dice que su película surgió de un hecho real y de una pregunta igual de clara: ¿Cómo es posible que una comunidad acosada por el racismo pase de víctima a verdugo en un instante? «Eso pasó. Y te das cuenta de que no aprendemos. Reaccionamos igual sea cual sea nuestra historia», dice, se toma un segundo y vuelve al principio: «Sólo la muerte nos coloca de frente a nuestros errores».


Etiquetas:  #Cristian #Mungiu #La #sociedad #actual #sólo #genera #ansiedad

COMENTARIOS