Dani Olmo: ''De niño me fijaba en Forlán y hasta llevaba su melena rubia''
10:20
2 Junio 2021

Dani Olmo: ''De niño me fijaba en Forlán y hasta llevaba su melena rubia''

Se mudó con 16 años a Zagreb para perseguir un sueño. El jugador del Leipzig charla cara a cara con EL MUNDO en la concentración de la selección española en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. ''Sólo un equipo de la Liga se interesó por mí, pero no fue a más'', dice sobre volver a España

Euro La nueva vida de la selección sin Sergio Ramos

Sentado en uno de los taburetes situados en las carpas del campo de entrenamiento de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, Dani Olmo (Terrassa, 1998) rescata su móvil del bolsillo y desenfunda: «Acabas de cortar una entrevista», le suelta en tono de broma a su interlocutor, muestra de su carácter extrovertido. Aunque sólo tiene 23 años, desde el corazón de la selección ya advierten que no tardará en ser uno de los importantes. Robert Moreno le dio la alternativa y Luis Enrique no ha dudado. Sabe que puede confiar en él.

¿Hay nervios camino de su primera gran cita con España?

No muchos, la verdad. Acabamos de empezar y hay que prepararse bien y estar listo para llegar al 100% a la Eurocopa.

¿Qué les diría a los que piensan que esta selección está algo verde?

Hay muchos que tienen diferentes opiniones al respecto. Creo que somos una muy buena selección, que está para competir en un presente y en un futuro. Aún somos jóvenes y tenemos mucho margen de mejora, está claro. Hemos demostrado que sabemos competir contra cualquier equipo y eso es lo que vamos a demostrar.

Ha compartido varias concentraciones con Sergio Ramos. ¿Se nota su ausencia?

Todos sabemos lo que es Sergio Ramos como persona. Es una pena que no pueda estar aquí, pero por distintos motivos hay otros que tampoco han podido venir. Tenemos que ganar por ellos. Sabemos que también les gustaría estar aquí y tenemos esa responsabilidad de jugar por ellos y por la afición.

En sólo 11 partidos (tres goles) ya ha sido decisivo con la selección. ¿Cómo vivió aquel milagro en Georgia?

Fue una sensación única, un momento inexplicable. Marcar un gol así tan importante con tu selección fue increíble. Ver a todo el equipo tan emocionado, incluso a Unai [Simón], que salió de la portería para celebrar el gol...

Allí sacó a pasear su tremendo disparo. ¿Es genética o lleva sus horas de entrenamiento?

Mi padre diría que es genética [risas], pero todo es entrenable. Siempre intento entrenar todo lo que se puede mejorar, para luego mostrarlo en el campo. En Georgia tuve la fortuna de que fue para dentro.

Que su padre sea ex futbolista y entrenador, ¿se agradece o a veces hay que pedirle un respiro?

Se agradece. Mi padre siempre ha sido un apoyo fundamental. A mí me gusta hablar de fútbol con él, también con mi hermano [Carlos, de 26 años, que juega en Croacia]. Después de cada partido siempre le pregunto. Él me da su opinión sobre acciones técnicas individuales que haya podido hacer mejor o peor. Siempre comentamos el postpartido. Es algo que me gusta bastante y me ayuda a seguir mejorando.

Dani Olmo, durante la sesión de fotos.Dani Olmo, durante la sesión de fotos.RFEF

Robert Moreno le dio la alternativa y Luis Enrique ha seguido apostando por usted. ¿Cómo vivió aquel extraño relevo?

Siempre estaré agradecido a ambos. A Robert, por darme la oportunidad de la primera convocatoria y hacerme debutar. Y a Luis Enrique, por la confianza que está depositando. Tengo que seguir trabajando y haciéndolo bien. Si no, no vendré. Lo ha dicho el míster muchas veces.

Cuente cómo es Luis Enrique en las distancias cortas.

Es un buen entrenador, muy comunicativo. Tiene las cosas muy claras y sabe en todo momento lo que tenemos que hacer. Nos exige lo máximo y saca lo mejor de cada uno.

Es imposible entender a Dani Olmo sin su regate. ¿Qué supone driblar para un tipo como usted?

Es desbordar a un oponente para encontrar la mejor solución. Es, también, saber jugar bajo presión cuando te aprietan y tener ese recurso para elegir la mejor opción.

¿Se lleva en la sangre?

Bueno, más o menos se entrena. Al final he sido un tipo de jugador ofensivo que siempre ha estado en esas posiciones de tres cuartos para adelante. Siempre acostumbrado a vivir y a jugar bajo presión. Eso hace que pueda pulir más otras cualidades como el regate.

¿Regatea más en el campo o en la vida?

En el campo, siempre regateo más en el campo [ríe].

Con 16 años regatea al Barça y se embarca en una sorprendente aventura en Croacia. ¿Le importa explicarlo una vez más?

Siempre pensé en mi futuro, en lo que sería mejor. La oferta deportiva del Dinamo de Zagreb no la tenía ningún otro equipo. Me dieron la oportunidad de estar con los mayores desde bien joven y eso me ayudó a crecer. Me fui allí con la idea clara de llegar a ser profesional y jugar en la selección. Todo salió bien, pero aún queda mucho por hacer.

Dani Olmo, antes de la entrevista.Dani Olmo, antes de la entrevista.RFEF

¿Tanto cuesta llegar a la cima de un grande desde la cantera?

Bastante. Al final llegan muy pocos. A veces hay generaciones muy buenas en las que ninguno alcanza su meta. Tienes que vivirlo mucho y estar ahí en el momento adecuado. Y trabajar mucho. Es difícil llegar, pero también mantenerte.

Desde su llegada al Leipzig, es una de sus estrellas. ¿Por qué nadie en la Liga española ha creído ni ha apostado por Dani Olmo?

El Leipzig fue el equipo que más confió en mí cuando estaba a punto de salir del Dinamo. Sí hubo un equipo de la Liga española interesado [concretamente el Atlético, aunque él no da nombres] pero no fue a más. Así que, decidimos irnos a Alemania tras la llamada de Nagelsmann y el director deportivo. El Leipzig es un club joven, con jugadores muy jóvenes y de mucha proyección y creíamos que era la mejor opción para dar ese paso. Tengo un papel muy importante allí y estamos donde queríamos estar.

¿En qué jugador se ha mirado para tratar de llegar hasta aquí?

De niño siempre me fijaba mucho en Diego Forlán. Cuando era pequeño tenía la misma melena rubia y jugaba más de '9'. Cuando empecé más en la banda, como mediapunta, me fijaba mucho en Iniesta.

Cuenta la leyenda que estuvo a punto de darle largas a Messi para hacerse una foto con él.

[Ríe] Era muy pequeño y sólo quería jugar al fútbol. Recuerdo que ocurrió en el campo del Castelldefels, equipo que entrenaba mi padre. Me dijo: «Ve ahí a hacerte una foto con Messi». Yo le contesté: «Quiero seguir jugando al fútbol». Al final me hice la foto y, por suerte, no me arrepiento de no habérmela hecho. La tengo en casa con un marco.


Etiquetas:  #Dani #Olmo #De #niño #me #fijaba #en #Forlán #y #hasta #llevaba #su #melena #rubia

COMENTARIOS