Doblete de Ferrari, con licencia para soñar en Mónaco
16:54
20 Mayo 2021

Doblete de Ferrari, con licencia para soñar en Mónaco

Leclerc marca el mejor tiempo, 12 centésimas más rápido que Sainz, mientras Alpine sufre con Alonso y Ocon.

Libres 2 Clasificación y tiempos Carlos Sainz Los motivos para llegar al podio Libres 1 Sainz, segundo, enseña los colmillos

Ferrari no pintaba unos entrenamientos de rojo desde el GP de Brasil de 2019. De modo que Charles Leclerc y Carlos Sainz, primero y segundo en Mónaco, pueden hacer soñar al fin a millones de tifosi. La segunda sesión libre en el Principado confirmó el magnífico rendimiento del SF21, donde el monegasco aventajó en casi cuatro décimas a Lewis Hamilton y Max Verstappen. Mucho más decepcionante resultó el ritmo de Alpine, con Fernando Alonso y Esteban Ocon fuera del top-10.

La velocidad de Sainz, a sólo 12 centésimas de su compañero, deberá ser refrendada durante la crucial clasificación del sábado, donde Leclerc se perfila con opciones reales para la 'pole'. No conviene confundir la ambición con la euforia, pero Ferrari cuenta con opciones reales de batirse con Mercedes o Red Bull. Su monoplaza rinde de forma óptima con todos los neumáticos.

Después de 13 vueltas con los duros, intactos en la sesión matinal, Sainz se animó montó al fin el compuesto más blando. El calor sobre el asfalto (47ºC) se asemejaba al esperable para el sábado y quedaban 32 minutos por delante, aunque no había tiempo que perder. El ataque de Sainz se tradujo en un 1:11.796, tres décimas más rápido que Verstappen y los dos Mercedes.

Agilidad y tracción

Por si quedaba algún escéptico en el paddock, Leclerc se sumó al festival tan sólo 10 minutos más tarde. El monegasco volaba en el segundo sector (1:11.684) con cuatro décimas de ventaja sobre Bottas y Hamilton. Nada mejor para su espíritu, algo mustio tras la avería de la mañana en la caja de cambios. La agilidad en los giros lentos del SF21, traccionando con asombroso brío, dejaba atónita a la competencia.

Como manda la tradición, los favoritos centraron sus esfuerzos en los esfuerzos cortos y no en las tandas de ritmo de carrera. Y cuando quisieron atacar los tiempos Hamilton o Verstappen, la realidad es que les alcanzó. Por primera vez en muchísimo tiempo, Mercedes no pudo tomar la punta en ninguna de las sesiones libres. Aunque si algo nos ha enseñado Toto Wolff durante seis años es que jamás hay que descartarles para la victoria.

También sería temerario obviar el potencial de Red Bull, enfangado esta semana en una controversia a propósito de la flexibilidad de sus alerones. Desde aquel triunfo de Daniel Ricciardo en 2018, la escudería austriaca ejerce como referencia en Mónaco. Por todas estas razones, la clasificación del sábado se antoja sencillamente espectacular.

Bandera roja

A la espera de la recuperación de McLaren, entre la clase media, Alpine sigue sin cumplir lo prometido. Alonso y Esteban Ocon se vieron esta vez superados por los Alfa Romeo. En esos mismos apuros andan en Aston Martin. "Siento como si mi ojo sangrara. Voy a seguir, pero es como si estuviese llorando", lamentó Sebastian Vettel.

En el momento en que todos querían exprimir sus motores, a cinco minutos para el final, un accidente de Mick Schumacher provocó una bandera roja. El golpe contra el muro del novato de Haas, con un feo contravolante muy cerca del Casino, frustró por completo el espectáculo. Ahora queda por ver si el sábado todas las ilusiones de Ferrari llegan a buen término.


Etiquetas:  #Doblete #de #Ferrari #con #licencia #para #soñar #en #Mónaco

COMENTARIOS