Donald Trump, 'cazado' mientras pedía por teléfono al estado de Georgia que ''recalcule'' los votos para darle la victoria en las elecciones de EEUU
16:20
4 Enero 2021

Donald Trump, 'cazado' mientras pedía por teléfono al estado de Georgia que ''recalcule'' los votos para darle la victoria en las elecciones de EEUU

En un dialogo literalmente histórico, porque en ella el presidente pide a los responsables de las elecciones en Georgia que falsifiquen los resultados en ese estado por 11.780 votos. ''No hay nada malo en decir que has recalculado'', dice el presidente

Elecciones El Departamento de Justicia de EEUU desmiente a Donald Trump y dice que no hubo fraude electoral EEUU Donald Trump insinúa que dejará el cargo si el colegio electoral vota por Joe Biden Elecciones Dimite el director de delitos electorales de Estados Unidos tras la orden del fiscal general de investigar el supuesto fraude

"Lo único que quiero es encontrar 11. 780 votos, que es uno más de los que tenemos, porque ganamos en el estado". La frase, textual, fue dicha por el presidente de EEUU, Donald Trump, a Brad Raffespenger, el secretario de Estado de Georgia y máximo responsable de la organización de las elecciones en ese territorio, que ganó el demócrata Joe Biden.

Esas palabras son parte de una conversación entre Trump, Raffespenger, y el máximo responsable de asuntos jurídicos de su departamento, Ryan Germany, mantenida este domingo y filtrada de manera casi inmediata al diario 'The Washington Post'. Es un dialogo literalmente histórico, porque en ella el presidente pide a los responsables de las elecciones en Georgia que falsifiquen los resultados en ese estado por 11.869 votos. "No hay nada malo en decir que has recalculado", dice el presidente.

Al pedir "recalcular" el escrutinio y hacer que llegue a 11. 780 , el jefe del Estado y del Gobierno está reclamando que le den los votos necesarios más uno para ganar. La medida no solo sería ilegal. También, irrelevante. Aunque Trump ganara en Georgia, Biden seguiría siendo el vencedor de las elecciones. La llamada llega justo cuando 12 senadores republicanos han anunciado que van a rechazar el miércoles la ratificación oficial de la victoria de Joe Biden mientras no se abra una investigación oficial sobre los comicios.

Brad Raffensperger(i), secretario de Estado de Georgia y Donald Trump (d).Brad Raffensperger(i), secretario de Estado de Georgia y Donald Trump (d).ERIK S LESSER/JIM LO SCALZOEFE

Pero, más allá del impacto inmediato en el proceso electoral, la conferencia telefónica tiene un peso político enorme. De hecho, podría constituir la base para un segundo 'impeachment' - el proceso que comienza con una reprobación política y, potencialmente, concluye con la destitución del presidente - de Donald Trump.

El primero tuvo lugar hace un año, y también por una llamada telefónica. En aquella ocasión, entre Trump y con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, el 25 de julio de 2019, al que pidió que abriera una investigación contra el hijo de Joe Biden a cambio de la entrega de material militar. El 'impeachment' contra Trump prosperó, pero la destitución, tal y como se esperaba, no salió adelante.

En esta ocasión, los fragmentos de la charla entre Trump, Raffspenger y Germany muestran al presidente de Estados Unidos empleando un lenguaje que parece ajustarse más al guión de una película de Martin Scorsese estilo 'Uno de los nuestros' o 'El irlandés' que a lo que se supone en un estadista.

Trump amenaza indirecta y vagamente a Raffspenger y a Germany cuando éstos se niegan a aceptar sus acusaciones de fraude en Georgia. "Dime, Brad, ¿qué vas a hacer?", pregunta el presidente al secretario de Estado. Ante la negativa de Raffspenger a tomar ninguna decisión ilegal, el presidente insiste en que ha habido fraude, y culmina afirmando que "te estoy notificando que has dejado que suceda". A continuación, Trump arremete contra el secretario de Estado que es de su mismo partido, el Republicano: "Sabes lo que hicieron, y no estás informando acerca de ello. Eso es un delito penal. No puedes permitirlo. Es un riesgo muy grande para ti y para Ryan [Germany]. Sois abogados, es un riesgo muy grande".

Son el mismo tipo de amenazas veladas y frases inconclusas que el presidente empleó con su homólogo ucraniano cuando empezó a hablar de que "tenemos un problema" en relación a Hunter Biden, el hijo del entonces ex vicepresidente y candidato demócrata y ahora presidente electo. La diferencia es que Raffspenger y Germany han sido mucho más directos que Zelensky a la hora de negarse a ceder ante Trump. Así, el secretario de Estado responde a Trump: "Presidente, usted tiene gente que aporta información, y nosotros tenemos gente que aporta información, y esa información ha sido presentada ante los juzgados, y los juzgados han tomado una decisión", en referencia a los cerca de cien litigios que la campaña de Trump ha presentado - y perdido - en todas las instancias judiciales estadounidenses cuestionando el resultado de las elecciones.

El secretario de Estado también dice a Trump que "su problema es que sus datos están mal", y cuando el presidente afirma que la empresa de software electoral Dominion ha destruido pruebas del fraude indemostrado, Germany replica con un escueto "no". "¿Estás seguro, Ryan?", insiste Trump. la respuesta, una vez más, no da lugar a dudas: "Lo estoy".


Etiquetas:  #Donald #Trump #cazado #mientras #pedía #por #teléfono #al #estado #de #Georgia #que #recalcule #los #votos #para #darle #la #victoria #en #las #elecciones #de #EEUU

COMENTARIOS