Donald Trump pidió al Departamento de Justicia decir que había corrupción electoral
00:26
24 Junio 2022

Donald Trump pidió al Departamento de Justicia decir que había corrupción electoral

Exigió al Departamento de Justicia que validara sus afirmaciones sobre el 'robo electoral'. Al no conseguirlo, quiso sustituir al Fiscal General.

Tal y como ha quedado claro en la quinta audiencia pública de la comisión especial del Congreso que investiga el asalto al Capitolio en enero de 2020, Donald Trump estaba dispuesto a cualquier cosa con tal de no reconocer que Joe Biden ganó las elecciones. Desde presionar a su número dos, Mike Pence, a amenazar a aquellos altos cargos que no se plegaran a sus deseos y anularan los resultados electorales. Las coacciones y tejemanejes de Trump y sus abogados personales, Rudy Giuliani y John Eastman, también se sufrieron en el Departamento de Justica (DOJ), de acuerdo con los testimonios presentados hoy por el Comité del 6 de Enero.

“Trump no solo quería que el Departamento de Justicia investigara. Quería que el Departamento de Justicia le ayudara a legitimar sus mentiras”, apuntó el presidente del comité Bennie Thompson en su discurso de apertura. “Calificar las elecciones de corruptas, de forma infundada” y “designar un abogado especial para investigar el presunto fraude electoral” y “enviar una carta a seis legislaturas estatales instándolas a considerar alterar los resultados de las elecciones”, fueron algunas de las argucias de un Donald Trump al que se le acaba el tiempo.

La gota que colmó el vaso para los funcionarios de justicia fue la petición de Trump de organizar una investigación especial para demostrar el fraude electoral. “Ni Barr ni Rosen creían que un abogado especial fuera apropiado o necesario en este caso”, dijo Steven Engel, ex fiscal general adjunto de la oficina de asesoría jurídica nacional. El expresidente no aceptó la negativa de los dos máximos representantes del departamento y le pidió al fiscal general que incautara las máquinas de votación de los gobiernos estatales.

[Trump llegó a amenazar de muerte a altos cargos para que manipularan los resultados electorales]

Durante su testimonio del jueves, Rosen testificó que le dijo al entonces presidente que no había “autoridad legal” ya que “no habíamos visto nada impropio con respecto a las máquinas de votación”. Rosen también dijo que le dijo a los expertos de Trump en el Departamento de Seguridad Nacional que le dijeron al DOJ que no había nada malo con las máquinas de votación. Usar el Departamento de Justicia, o cualquier otra agencia federal, para incautar máquinas habría sido un paso sin precedentes, pero Trump dejó en claro que quería que sus aliados lo siguieran como una opción.

Dimisiones en masa

Decidido a salirse con la suya, el 3 de enero de 2021, Trump convocó en la Casa Blanca a varios fiscales generales y otros altos cargos del Departamento de Justicia para discutir la sustitución del fiscal general interino Jeffrey Rosen por Jeffrey Clark, el experto de cabecera del expresidente en política medioambiental. “Al principio, el presidente dijo, '¿qué tengo que perder? Empecé a explicarle lo que tenía que perder él, lo que tenía que perder el país, y lo que tenía que perder el departamento. Esto no era lo mejor para nadie. Esa conversación se prolongó durante algún tiempo... Con lo que no contaba el expresidente fue con la amenaza de una ´renuncia en masa´ por parte de los principales cargos del Departamento de Justicia, quienes consideraron inconcebible el plan de Trump de mangonear a los abogados del estado a su antojo.

Señor presidente, está hablando de poner un hombre en ese asiento que nunca ha juzgado un caso criminal, que nunca ha llevado a cabo una investigación criminal. Y te está diciendo que se hará cargo del departamento, 115.000 empleados, incluido todo el FBI, y cambiará el lugar en un santiamén y realizará investigaciones criminales en todo el país que producirán resultados en cuestión de días. Es imposible. Es absurdo. No va a suceder, y va a fallar”, continuó Donoghue.

Todos los presentes en la reunión del 3 de enero, incluyendo al propio Donoghue y Steven Engel, ex fiscal general adjunto, dijeron que renunciarían en masa si Trump reemplazara a Rosen con Clark. “Todos, sin dudarlo, dijeron que renunciarían”, aseguró Donoghue.

Capitolio Donald Trump Estados Unidos Investigación Washington DC

Etiquetas:  #Donald #Trump #pidió #al #Departamento #de #Justicia #decir #que #había #corrupción #electoral

COMENTARIOS