Eduard Romeu: ''Con el Barcelona en quiebra, ¿hacia dónde miraba Tebas?''
17:50
17 Octubre 2021

Eduard Romeu: ''Con el Barcelona en quiebra, ¿hacia dónde miraba Tebas?''

Afronta el club azulgrana este domingo una asamblea determinante en su lucha por la supervivencia económica. Su vicepresidente económico disecciona la realidad de un club llevado al límite.

Pedri "Estamos en un momento difícil, pero nos vamos a levantar" Laporta Los días más dramáticos del Barcelona: "La disolución del club fue una posibilidad real en marzo" Análisis La vida sin Messi, igual que sin Cristiano: puntos de ruina, técnicos en el alambre y jóvenes contra la crisis

Es un gran conversador. No desvía la mirada, lo que desvela firmeza. Tampoco le ha costado habituarse a la batalla de las entrevistas. Eduard Romeu (Barcelona, 1968), vicepresidente económico del Barça y también de Audax Renovables, admite que no duerme más de cinco horas. El desvelo es comprensible.

¿Es el Barcelona un club un quiebra?

El Barça es un club en quiebra técnica. Puede verlo si usted coge el balance. Otro tema es que tenga unos activos que podamos mentalmente contabilizar. A nivel de marca tiene un valor intangible.

El ex presidente Josep Maria Bartomeu califica su gestión de seria y responsable.

A Bartomeu tendremos que cambiarle el calificativo: de Nobita, dicho con cariño, a Mago Pop. Aquí hacemos magia y hasta nos da beneficios. Qué le voy a decir. Por mucho que lo quiera argumentar, ha hecho una gestión nefasta.

La junta de Bartomeu argumenta que, hasta la pandemia, nadie hablaba de sus números. LaLiga defiende también su gestión.

Tener de aliada a LaLiga no es la mejor carta de presentación. LaLiga, a través del señor Tebas, está actuando con cierta beligerancia hacia el Barça. Es una evidencia. ¿Hacia dónde miraba LaLiga? Porque esta situación no es de un día. No viene del 7 de marzo [fecha en la que Joan Laporta gana las elecciones]. LaLiga tiene responsabilidad, como mínimo, como supervisora. A mí que me digan que se cumplían ciertos parámetros... Oiga, ¿cómo se cumplían estos parámetros? Si para hacer esto tenemos que valorar a unos jugadores, hacer unas operaciones artificiales para generar un beneficio y luego ya se encontrará el problema quien sea... Si valoras a un futbolista en 60 millones y luego resulta que vale diez, pues no es correcto. Alguien no ha estado haciendo bien su trabajo.

¿Pero qué interés podría tener Javier Tebas?

Con esta junta directiva lo único que tenemos es una discrepancia sobre un contrato con el fondo CVC que pretende que firmemos sí o sí. Y, tal como está definido, es inasumible. Pone en riesgo el patrimonio. Es una hipoteca a 50 años que no podemos asumir.

Javier Tebas niega que sea una hipoteca.

Él hace una interpretación a su manera. Lo único que le digo al señor Tebas es que esto es un préstamo. Y si él quiere vestirlo de otro modo, no lo sé. Nosotros lo que recibimos es un préstamo. Debería recordar que no somos una sociedad anónima deportiva. Que somos otra cosa. A lo mejor habla para una visión general, y sabemos que probablemente pretenden dar una forma determinada para eludir un pago de impuestos. No sé hasta qué punto es muy estético. En nuestro caso, una operación de préstamo participativo, como podríamos asociarlo, no aplica. El coste es evidente. Lo asocies a un crédito o a una cesión, esto tiene un coste muy superior al que el Barça obtiene de la financiación. Y lo hemos demostrado con un balance quebrado. Lo que tendría que hacer LaLiga es no ponernos el pie encima y presionarnos. Como se ha visto, no nos ha temblado el pulso. Ni siquiera con el condicionamiento de que ello nos costaba desprendernos del mejor jugador del mundo. Yo sería conciliador. Y no olvidemos que el Barça es el principal accionista de LaLiga. Entre el Barcelona y el Real Madrid tenemos un peso del 90%. Y no es lógico tener un problema con quien representa el 90%. Tebas decía que era el 40%. Pero incluso admitiéndoselo, no es lógico que un gestor esté enfrentado a la parte mayoritaria. Porque él no es ningún propietario, le pagamos el sueldo entre todos los clubes. No tiene mucho sentido.

¿El Barcelona está negociando ahora con CVC?

Estamos conversando directamente con ellos.

¿Sin que LaLiga sea intermediaria?

Yo no tengo nada que hablar con LaLiga. Hablo con quien me deja el dinero, no con un intermediario. Además, los profesionales del Barça tienen más capacidad negociadora que los de LaLiga. Nosotros somos una multinacional, ellos no.

Habrá a quien le resultaría extraño que el Barça llegara a un acuerdo con CVC después de que Messi se haya marchado del club.

Nosotros intentamos llegar a un acuerdo con Messi, pero no podíamos pedirle que esperara hasta el 31 de agosto. Teníamos que tomar una decisión. Pero el contrato de CVC ni siquiera lo vimos. Es chocante. Y según me dicen, no lo ha visto ningún club. Sólo una presentación. Quizá en LaLiga pensaban que haríamos el pino por mantener a Messi. Claro que hacíamos un mega esfuerzo. Mucho más allá de lo deseado. Al presidente le dijeron que no se preocupara, que inscribirían a Messi. Pero no le enseñaron ningún papel. ¿Cómo íbamos a firmar algo que no sabíamos lo que era? Cuando vimos las slides ya entendimos que no se correspondía con lo que le contaron al presidente. Y Hay cosas que van más allá de lo económico. ¿Me tiene la Liga que visar el plan de negocio? ¿Tengo que compartir mi plan de negocio con mi competidor, el Atlético o Real Madrid? ¿Audax tiene que compartir el plan de negocio con Iberdrola? No sé si el señor Galán cómo se lo tomaría. O el señor José Elías. No tiene ningún sentido todo esto.

¿Era una posibilidad real proponer a Messi que jugara gratis?

No era un tema de proponer, sólo que, como dijo el presidente, algunos pensamos que podría llegar el momento en que el jugador dijese: 'Por qué no, es el club que me lo ha dado todo'. Nos dio mucho. Pero también el Barça. Llámeme iluso. O altruista. O inocente. Al ver el enroque que imposibilitaba la inscripción, hubo un momento en que pensé: 'Ahora Leo dará un golpe de efecto y se quedará gratis'. Pero fue muy respetable lo que hizo.

Eduard Romeu, en su despacho del Camp Nou.Eduard Romeu, en su despacho del Camp Nou.GORKA LOINAZ

¿Condicionó la economía del club el último contrato de Messi?

No particularizaría en el contrato de Messi. Se formalizaron un conjunto de contratos a partir de la marcha de Neymar. Por el miedo de que se marchase más gente, se volvieron locos. Hubo una serie de fichajes a unos precios desorbitados, con unas fichas también desorbitadas. Si estás ahí dentro, ves jugadores que no han ganado nada todavía que vienen con unas condiciones muy altas, y tú eres patrimonio del club... Es normal que diga: '¿Qué hay de lo mío?'. Yo soy capaz de entender todas las posiciones. No digo que fuese la voluntad del presidente Bartomeu. Seguro que no. Pero hay un momento en que la gestión es tan nefasta que al final inflacionas y la única manera de cumplir con la Liga y Tebas es ser muy imaginativo. Y aquí es donde yo digo que, cuidado, haces una gran bola y se la dejas a los demás. Me invento cifras, que empieces cobrando ocho millones, luego pases a 20 y acabes con 30. O que les firmes que, cuando cumplan en contrato, cobrarán una cantidad determinada. Que no lo puedan poner como fijo porque computa en el Fair Play, pero incluyan un variable sólo por venir cada día a trabajar. Esto es trampa.

¿Cuál es el estado actual del Camp Nou?

El Camp Nou presenta muchísimas patologías. Eran conocidas. Escuché al señor Jordi Moix, ex vicepresidente patrimonial de la anterior junta, reconocer que su directiva había tratado esa cuestión. Se les presentó un informe. No tienen por qué ser técnicos, pero para eso están esas compañías que se dedican a ello. Lo que me preocupó, cuando vimos los informes, es el ridículo espantoso que hubiéramos hecho de haberse permitido reabrir el campo antes. Nosotros no hubiéramos podido. Había patologías muy importantes por resolver. Es un estadio antiguo. Algunas obras se dejaban ya para el Espai Barça, que vamos ya con 15 años de retraso. Lo más importante se iba dejando. Pero había una serie de obras imprescindibles por una cuestión de seguridad.

En esos informes se habla de que los aficionados corrían riesgo.

Sólo pensar que mis dos sobrinos, mi hermano, o mi madre, han pasado por ese riesgo viniendo al estadio con el resto de aficionados y socios... No deja en ningún buen lugar a la directiva de Bartomeu. Prefiero no calificarlo.

¿Esas patologías se pueden reproducir? El Camp Nou es del año 1957.

Las actuaciones que se han hecho garantizan la seguridad. Nos encontramos en un escenario en que tenemos que determinar qué hacemos. Por eso agilizamos el Espai Barça. Es hacerlo todo nuevo. La otra opción es tener que invertir una gran cantidad de dinero, que no hemos cuantificado aún, y conseguir que el estadio dure unos años más. Pero no cien, que sería el Espai Barça. Desde un punto de vista financiero sería muy mal negocio.

¿Añadir un crédito de 1.500 millones de euros cuando se viene de obtener uno de 595, es asumible?

No es un crédito, es un proyecto. Financiamos un proyecto. Es un libro abierto. Hoy el campo y todo lo que es anexo, restauración, la tienda y demás, nos genera unos ingresos de unos 270 millones anuales. La proyección es que el Espai Barça tiene que permitir ingresar 470 millones. Es decir, 200 más. Los primeros 270 que ya están, son del club. Y los otros 200 van a una cuenta aparte. Y en esa cuenta, que es del Barça, dos tercios irán al presupuesto del club como un ingreso ordinario (como afrontar fichajes, que es lo que reclama el seguidor) y el otro tercio al repago de la operación. No incurrimos en ningún tipo de riesgo.

El Real Madrid abandona la era Covid con beneficios y un Bernabéu prácticamente remodelado. ¿Por qué esa diferencia?

Porque la gestión ha sido distinta. Si aquí hubieran hecho los deberes y aplicado otro modelo la situación sería equivalente. Florentino Pérez ha hecho una buena gestión. Pero la suerte hay que buscarla. La han encontrado al construir el estadio con coste Covid. Es decir, con el estadio cerrado. Eso les ha jugado a favor, aunque tenían el proyecto preparado. Si aquí la junta de Bartomeu hubiese hecho lo que debía, que era atreverse a pasar en el año 2019 por asamblea el Espai Barça, habríamos aprovechado ese momento Covid como el Real Madrid. Y hubiéramos minimizado el impacto, no solo económico, también social. Ese coste no lo asumió Bartomeu.

¿Cuándo volverá a ser el Barcelona competitivo al nivel de los grandes clubes europeos? Y le hablo a nivel deportivo y económico.

Yo pido dos años de paciencia. Necesitamos ese periodo para llevar a cabo nuestro plan estratégico y volver a ser competitivos en el mercado de fichajes, que es lo que todo el mundo desea. Evidentemente trataremos de recortar ese plazo. Pero debemos ser muy rigurosos. Hablo de dos años para revertir la situación. Pero tenemos una columna vertebral llamada Masia, unos jugadores jóvenes relevantes que hay que mimar, moldear. Nuestro entrenador [Ronald Koeman] eso lo está haciendo muy bien. Y aún faltan por incorporarse algunos jugadores lesionados. El auténtico Barça aún no lo hemos visto. Pero para poder volver a tener un esqueleto, que es La Masia, complementado por dos o tres fichajes más relevantes, hay que esperar un mínimo de dos años. Y para revertir la situación del desequilibrio patrimonial, estimamos unos cinco años.

Es diferente hablar de que una gestión no ha sido buena a que se ha sido negligente o incluso ha podido ser delictiva. ¿A qué situación nos acercaríamos más? ¿La gestión ha sido mala o se ha hecho voluntariamente mal?

La gestión ha sido mala. Es evidente. Eso no es discutible. ¿Qué grado en el punto de mala fe u otras circunstancias? Las otras circunstancias es donde ya entraríamos en delictivas, y eso no nos corresponde. Es un tema muy jurídico y por eso estamos analizándolo a través del forensic. Será nuestro equipo jurídico quien considere si es así o no. Ojalá que no. Nadie tiene aquí la intención de hacer sangre. Pero en cuanto al punto entre mala gestión y mala fe, cuando uno hace intencionadamente algo, se marcha, y se lo deja al otro... Buena fe no es.

¿A qué se refiere?

Los contratos crecientes, como ya le decía, eran una práctica muy habitual. Bonus por cumplirlos. Conceptos de remuneración variable que son en realidad un fijo. Si yo a usted le digo que le pago por venir a trabajar, parece que es muy asumible.

¿Y comisiones desmedidas a agentes?

Eso es lo que se está analizando. Hay varios puntos, entre ellos éste. Hay unos porcentajes establecidos en el mercado en cuanto a las comisiones. Cuando son muy distintos a los habituales deben ser analizados. No estamos diciendo que corresponda, pero hay que verlo.

¿Y el fraccionamiento de facturas?

Ese es otro cantar. Es un tema que ya está judicializado y donde nosotros debemos ser muy cautos y discretos.

Está judicializado el llamado Barçagate. Pero, ¿se han fraccionado facturas en otros conceptos?

Sí. Por ejemplo, en la misma deuda. Se ha incrementando en dos años y medio en 500 millones. La deuda financiera neta partía de 168 millones y se ha llegado a 680. Esos 500 millones, que es una cifra muy relevante, no han pasado por la asamblea. Y de eso no tiene la culpa el Covid. Probablemente no estuvieran incurriendo en ninguna ilegalidad, pero es poco estético. En la asamblea que tuvimos recientemente solicitamos la aprobación de un préstamo muy importante. Se nos concedió. Pero en ese momento ya dijimos que, a pesar de estar bajo nuestras facultades, llevábamos a cabo una operación puente de 80 millones para pagar nóminas, transfers, etc. Cuando uno es transparente se libera. Y a mí me encanta que me fiscalicen porque no tengo nada que esconder. Yo no entiendo a quien no es transparente. Mi pensamiento puede ir hacia otro lado. Si alguien no es transparente, ¿por qué no lo es?

La respuesta de Javier Tebas

Tras la publicación de esta entrevista, este domingo el presidente de LaLiga, Javier Tebas, respondió a las acusaciones del vicepresidente económico del Barcelona, Eduard Romeu a través de la red social Twitter.

"Sr. Romeu. LaLiga miraba aquí [el comunicado reciente del organismo que rebajaba la gravedad de la economía azulgrana]. Lea la nota de hace días sobre la situación del Barcelona. Deje de construir relatos manipulados (crisis, CVC...). Le repito, Real Madrid y Barcelona, son el 40% aproximado de la cifra de negocio de LaLiga, no el 90%. Muchos errores para tanto cargo", apuntaba.


Etiquetas:  #Eduard #Romeu #Con #el #Barcelona #en #quiebra #hacia #dónde #miraba #Tebas

COMENTARIOS