EH Bildu apoya en todo al Gobierno y se consolida como su principal socio
00:51
15 Julio 2022

EH Bildu apoya en todo al Gobierno y se consolida como su principal socio

Memoria Democrática, decreto anticrisis y Poder Judicial salen adelante con su voto

Congreso Sánchez logra la luz verde para la Ley de Memoria Democrática pactada con Bildu Política El PP facilita con su abstención la convalidación del segundo decreto anticrisis

EH Bildu, la formación con la que ni PSOE ni PP pactaron durante años, se revela ahora como uno de los apoyos más seguros del Gobierno de Pedro Sánchez. Esta semana ha quedado cerrado el curso parlamentario con tres jornadas maratonianas en las que se ha celebrado, después de siete años, el Debate sobre el estado de la Nación y, de corrido, se ha celebrado un pleno legislativo para encajar a capón el proyecto de Ley de Memoria Democrática y la proposición de ley para contrarreformar un artículo de la ley orgánica del Poder Judicial.

Ambas iniciativas resultaban ser ahora del máximo interés para el Gobierno hasta el punto de que su tramitación parlamentaria se ha impuesto por procedimiento de máxima urgencia y se ha saldado en el Congreso en poco más de 24 horas. Además, se ha sometido a la Cámara la convalidación del segundo decreto anticrisis. En este caso, el tiempo apremiaba porque los decretos para evitar que decaigan deben ser aprobados por la Cámara en los 30 días siguientes a salir del horno del Consejo de Ministros.

En todos estos asuntos acuciantes para el Ejecutivo, Pedro Sánchez ha contado con el apoyo decidido de los votos abertzales. Con ellos, a diferencia de otros, el Gobierno sí ha negociado y ha admitido algunas de sus enmiendas trascendentales.

Así ha sido el caso de la Ley de Memoria Democrática, dormida durante meses en el cajón de los textos sometidos a trámite de enmienda, y que ahora al Gobierno le convenía desempolvar.

La oposición califica el pacto del Gobierno con los abertzales de "repugnante"

Un proyecto por el que batalló con denuedo ERC que finalmente ha optado por la abstención al no ver cumplida su aspiración de ver derogada la Ley de Amnistía. El BNG por su parte anunció su voto en contra. Ayer, el Congreso aprobó su dictamen por 173 votos a favor frente a 159 en contra y 14 abstenciones. Ahora el texto pasa al Senado y quedará definitivamente aprobado en septiembre.

Bildu por el contrario si respaldó la iniciativa porque a cambio de su apoyo el Ejecutivo accedió a incluir en la ley una disposición adicional en virtud de la cual se extiende el periodo «franquista» sospechoso de vulnerar los derechos humanos hasta el 31 de diciembre de 1983, cuando la Constitución tenía ya cinco años de vida y se había cumplido el primer ejercicio de gobierno de Felipe González.

Ha sido esta la disposición de la discordia y no sólo por su contenido sino sobre todo por la actitud complaciente del Gobierno a la hora de pactar con un partido, heredero, e incluso liderado, por quienes sembraron de dolor y sangre la Transición y la democracia hasta hace once años.

Así, una ley pensada para dignificar a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura que impulsa decididamente, bajo el paraguas del Estado, la búsqueda y exhumación de los miles de cuerpos enterrados en fosas comunes y cunetas, se ha convertido en un texto de división y enfrentamiento que este jueves recibió por parte de la oposición los calificativos de «repugnante», «vergonzoso», «miserable» e «indigno». El PP incluso anunció su voluntad de derogarla de forma inmediata si en las próximas elecciones generales consigue llegar a la Moncloa.

El PP anuncia que derogará la ley de Memoria en cuanto llegue a la Moncloa

La formación abertzale también se sumó al Gobierno apoyando la contrarreforma de la Ley del Poder Judicial pensada para desatar las manos del CGPJ aunque sólo a los efectos de que nombre a dos magistrados del Tribunal Constitucional y abra así la puerta a que el Gobierno nombre a otros dos y consiga cambiar la mayoría, actualmente conservadora del TC por otra progresista, más favorable a pronunciarse en contra de los recursos presentados contra las leyes sociales del Gobierno, aborto y eutanasia principalmente.

El respaldo de Bildu ha incluido también la enmienda presentada en la noche del miércoles por el PSOE estableciendo un plazo tasado para que el CGPJ proceda a realizar sus dos nombramientos. La fecha límite es el próximo 13 de septiembre.

El mismo patrón de apoyo se repitió este jueves en la convalidación del segundo decreto de medidas para paliar los efectos económicos de la guerra en Ucrania, en definitiva, para ayudar a la «clase media trabajadora», como afirma el Gobierno, a hacer frente a una inflación que supera ya el 10%.

El decreto anticrisis incluye varias enmiendas introducidas por EH Bildu. Entre ellas la más importante, y que generó en un principio un problema entre los ministerios de José Luis Escrivá y de María Jesús Montero, es la que implica un incremento del 15% en las pensiones no contributivas desde este mes de julio y hasta el 31 de diciembre.


Etiquetas:  #EH #Bildu #apoya #en #todo #al #Gobierno #y #se #consolida #como #su #principal #socio

COMENTARIOS