El adiós de Allyson Felix, leyenda e icono del feminismo: ''La gente no entiende qué es enfrentarse a Nike''
13:48
17 Julio 2022

El adiós de Allyson Felix, leyenda e icono del feminismo: ''La gente no entiende qué es enfrentarse a Nike''

La velocista estadounidense deja el atletismo a los 36 años con un bronce en el relevo 4x400 mixto y varias iniciativas para ayudar a las madres trabajadoras: ''Lo más importante para mí era dejar un deporte mejor del que encontré''

Crónica La marcha traiciona a su tradición: más lejos que nunca de las medallas Reportaje Habitaciones a 8.000 euros la noche, problemas con los visados y otros abusos en el Mundial

Unos minutos antes de la final una multitud grita "Allyson, we love you!" y una niña se emociona vestida con una camiseta blanca que no deja dudas: "I'm here to cheer Allyson Felix". "Is she, mum!", grita y su madre la mira con esa felicidad que da trasmitir ídolos, valores, referencias. Calienta Felix, lo hace justo detrás de las gradas del Hayward Field, tan pequeño es el Mundial de Eugene, y el público, mayoritariamente femenino, mayoritariamente negro, la aplaude, la ovaciona, la ama. Se retira a los 36 años Allyson Felix, una de las mejores velocistas de la historia, quizá la mejor, la más laureada, con 11 medallas en Juegos Olímpicos y 19 en Mundiales, pero sobre todo se retira Allyson Felix, un icono.

Al terminar el relevo 4x400 mixto, su última carrera, salvado ya el bronce para Estados Unidos, ella recibe los abrazos de sus rivales y se sienta, se tumba, busca aliento. Su adiós quedó algo deslucido por la derrota yankee y por su propia puesta, pues voló en los primeros 200 metros y se frenó en los últimos. Lo mismo que le ocurrió a su colega Kennedy Simon para perder ante República Dominicana y Países Bajos. Más de 10 minutos necesita la leyenda para rehacerse, sonreír y ponerse a buscar en la grada a su hija, Camryn. La que lo cambió todo. Hasta su nacimiento a finales de 2018, Felix fue éxitos en el tartán; tras su nacimiento, es reivindicación.

"Espero que se me recuerde como una competidora feroz, pero lo más importante para mí ha sido tratar de dejar este deporte mejor de lo que lo encontré", comenta la velocista en zona mixta y añade: "Los últimos tres años han sido los más difíciles, sin duda, y ahora, cuando reflexiono sobre ellos, no puedo creer lo que he conseguido". Desde que escribió en el 'New York Times' denunciando a Nike, que quiso rebajarle el sueldo un 70% en plena baja de maternidad, ha liderado varias iniciativas para proteger a las madres trabajadoras, concretamente a las deportistas. La ruptura con Nike, que le llevó a ser imagen de Athleta, una marca feminista, fue lo primero. Pero ahora, ya retirada, irá más allá.

Una marca con nuevas ideas

Hace unas semanas compró 'Voice in Sport', una plataforma para dar voz a las deportistas, y está lanzando 'Saysh', una marca de ropa deportiva propia con iniciativas originales. Por ejemplo, se compromete a regalar unas zapatillas de una talla más a cualquier clienta embarazada que se encuentre incómoda con su par. Además, ya fuera de los negocios, Felix apoya una campaña llamada 'Hear' para intentar que las mujeres negras embarazadas reciban un trato adecuado en la sanidad, ya que considera que son despreciadas, que nunca son escuchadas. En su recuerdo, la grave preeclampsia que sufrió, la cesárea urgente, los días en la UCI, el mes completo que su hija estuvo ingresada. "Ahora me dedicaré a pasar tiempo con mi hija", asegura cuando le preguntan por sus muchos planes de futuro.

"No hay nadie como ella, no la hay", subraya junto a ella Kaylin Whitney, suplente de ese relevo 4x400, que está emocionada con la despedida de su referente. "Lleva 20 años en el atletismo y todavía no he escuchado nada malo sobre ella. Creo que nunca lo escucharé. Es ese tipo de persona que hace todo bien", expone. Precisamente este viernes, para homenajearla, unos cuantos deportistas de Estados Unidos acudieron a las gradas de un Hayward Field, con algunos asientos vacíos. Uno de ellos fue Noah Lyles, estrella de los 200 metros, que en los días previos había resumido perfectamente la figura de Felix.

"Se enfrentó a Nike. No creo que la gente entienda lo que eso supone, la influencia que tiene Nike en Estados Unidos", comentaba el velocista, que sumaba: "Que una mujer negra se enfrente a una corporación, que diga lo que piensa y que defienda lo que cree que es correcto es algo que los jóvenes deberíamos utilizar como ejemplo". Allyson Felix se marcha, pero tiene por delante mucho, mucho por hacer. La atleta con más medallas en unos Juegos Olímpicos, la mujer que rompió el dominio jamaicano de los 200 metros en Londres 2012, la campeona del mundo en 2005, 2007, 2009 o 2015, se jubila con una misión, las ideas claras y una niña o, mejor dicho, muchas niñas. De su hija a la pequeña que la anima en el Hayward Field de Eugene con una camiseta blanca que no deja dudas: "I'm here to cheer Allyson Felix".



Etiquetas:  #El #adiós #de #Allyson #Felix #leyenda #e #icono #del #feminismo #La #gente #no #entiende #qué #es #enfrentarse #a #Nike

COMENTARIOS