El Barça, en ruinas: ''La restauración no tiene horno y operarios vigilan que no salten los plomos''
22:44
17 Octubre 2021

El Barça, en ruinas: ''La restauración no tiene horno y operarios vigilan que no salten los plomos''

Son algunas de las confesiones que han realizado miembros del equipo directivo de Joan Laporta para hacer ver hasta dónde llega la situación. 

El FC Barcelona se presentaba este domingo ante un momento crucial en su presente y, sobre todo, en su futuro. La entidad azulgrana tenía que pasar por la Asamblea Ordinaria de Socios Compromisarios en la que debían quedar presentadas y aprobadas las cuentas, las reformas en los estatutos y en la que además se tenían que presentar otros proyectos tan importantes como la petición de un crédito para asegurar la financiación del Espai Barça, un proyecto que la junta directiva de Laporta considera clave para la supervivencia del club. El valor total es de 1.500 millones de euros. 

Tanto es así que consideran que será clave para la ciudad de Barcelona como lo fueron los Juegos Olímpicos del año 1992. Sin embargo, lo que no esperaban es que la cosa se demorase tanto que hasta se tuviera que suspender. El futuro del Barça en juego y los socios, hartos de escuchar miserias, han hecho fuerza para se suspendiera la asamblea y poder irse así a ver al Barça que jugaba contra el Valencia. 

De esta forma, tanto Laporta como todo su equipo tendrán que retomar su exposición y someter a debate y votación los asuntos que todavía restaban. Uno de los puntos más calientes ha sido la presentación del Espai Barça, el cual ha corrido a cargo de Elena Fort, quien detalló cómo de mal están las instalaciones del club. 

La crisis del Barça no solo es económica, ya que no tiene cómo sacar adelante la mayoría de sus proyectos, sino que además tiene importantes deficiencias estructurales como el deplorable estado del Camp Nou o del Palau, el pabellón en el que el Barça de baloncesto disputa sus partidos. Tan grave es la situación que el club paga una multa cada vez que el equipo juega en casa porque el recinto no cumple la normativa europea. 

Pero hay más. Elena Fort pasó a detallar algunos de los puntos más dantescos del asunto y que dejan evidencia la gestión que se ha hecho de la entidad en los últimos años: "La restauración no puede tener horno porque no hay capacidad. Además, los cuadros de luces están vigilados durante los encuentros por operarios para que no salten los plomos". Hasta el punto de tener que estar casi sin luz. El Barça vive en la más absoluta ruina después de años de vergüenzas y negligencias que incluso han llegado a poner en peligro la integridad física de los asistentes a los partidos. 

Esta semana han salido varios informes que detallaban como el Camp Nou estaba repleto de patologías que incluso podrían haber provocado desprendimientos. La realidad la ha vuelto a poner de manifiesto Fort: "Tiene 64 años. En verano se arreglaron las patologías más urgentes por un valor de 1,8 millones de euros, para poder volver a abrir al público".

Sin esa inversión, el público nunca podría haber regresado al estadio a pesar de que la normativa sanitaria pudiera permitirlo. Pero es que todavía hay más: "Tenemos accesos anticuados, con sólo 15 ascensores y ninguna escalera mecánica. Sólo el 28 por ciento de los asientos están cubiertos, los accesos de evacuación son poco eficientes, tenemos una tecnología obsoleta. No hay capacidad electrónica...".

Una debilidad tras otra, Elena Fort ha ido desnudando la situación tan lamentable del Camp Nou y que es extensible a otras instalaciones del club que hacen necesaria una inversión como el Espai Barça. A pesar de que las cuentas estén como estén, es casi por pura supervivencia intentar arreglar y adaptar todas estas irregularidades que en algunos casos han ido contra las leyes, como en los desperfectos del Camp Nou o en la situación en la que se encuentra el Palau, un recinto que sigue usando con normalidad hoy en día. 

Además de Elena Fort, también tuvo un gran peso el discurso de Laporta: "Gracias socios y socias compromisarios por vuestra asistencia a una de las asambleas más importantes de nuestra historia. Queremos más y tenemos que exigir más títulos. Somos el Barça y queremos ser una referencia en el mundo. Pero quiero ser claro, la institución se encuentra en una situación muy delicada. Hoy tenemos que tomar decisiones muy importantes que van a marcar el rumbo del club. Vosotros como propietarios y nosotros como junta directiva, la responsabilidad de decidir cómo queremos que sea el Barça de este siglo".

"Hoy tenemos que tomar la responsabilidad de llevar a cabo decisiones que van a afectar a las generaciones futuras de barcelonistas. Hoy el Barça está más que nunca en sus manos y en las nuestras. Esta es una buena notica, porque eso quiere decir que el Barça no está en manos de terceros, Estados o fondos de inversión. El Barça solo depende del Barça. El Barça siempre va a ser propiedad de los socios y socias".

"No son buenos números, son las peores cuentas en la historia del Barça. Una deuda de 1350M de €. Cuando llegamos prácticamente no podíamos pagar las nóminas. Yo espero que en un mes estén terminadas las auditorías. La situación a la que hemos llegado viene dada por una grave deficiencia en la gestión de los anteriores gestores".

"Nosotros nos pusimos a trabajar sin tregua durante estos 6 meses, de forma incansable, para sacar al FC Barcelona del pozo institucional en el que hemos caído. Esta situación no se arregla de un día para otro. Nos ayudaron a conseguir 595M de €, hemos renegociado los contratos con los jugadores del primer equipo, hemos reducido la masa salarial. Estábamos entre el 30 y 50% por encima de nuestros competidores, pero esto no ha acabado, sobre todo en lo que se refiere a reducir la masa salarial deportiva".

"En la ciudad deportiva hemos arreglado una serie de campos y unas patologías que afectaban a la seguridad del Camp Nou, que si no hubiéramos llegado a hacerlo no podríamos haber abierto el estadio. Estas situaciones nos las hemos encontrado y el socio puede estar tranquilo de que el estadio es seguro".

"No podemos llevar solos al FC Barcelona al lugar que se merece, vamos a necesitar su confianza. Necesitamos que todos y cada uno de los barcelonistas lo den todo por unos colores que representan las esencias de nuestro escudo y que no pueden perderse por una crisis. En los momentos de máxima dificultad siempre ha surgido lo mejor del barcelonismo, y esta vez no puede ser la excepción".

"Tenemos un plan para los próximos 5 años formado por tres ejes: primero, un modelo deportivo basado en La Masía. Es un placer ver cómo se incorporan canteranos al primer equipo. Dentro de este primer eje está también el Espai Barça, que es también fundamental para competir en el mundo del fútbol. Todo esto tiene que ir acompañado de una organización más ágil y moderna. El plan de sostenibilidad ambiental forma parte del segundo eje, que va a hacer que el Barça sea una referencia en la gestión medioambiental".

"El tercer eje se basa en el ente social. Es un modelo transparente y con una nueva etapa de la Fundación, que busca conseguir una sociedad más justa y libre. Van a ver nuevos programas en la Fundación. Piensen que nosotros somos una institución que es "Más que un club". También está operativo del Departamento de la Diversidad y Cooperación, trabajando por todo lo que son los valores democráticos, de igualdad y no descriminación, para erradicar cualquier comportamiento machista, racista o xenófobo".

"Con el plan 21-26 vamos a dar un paso adelante, salvar al Barça para que vuelva a ser respetado en todo el mundo, recuperando nuestro peso específico en el lugar que le corresponde".

"El Espai Barça hace tiempo que debería haberse hecho. Una reforma del estadio, una obra que necesitamos. También incluimos los Palau, la pista de hielo... Es un proyecto absolutamente necesario ya que tiene que ser un orgullo para el barcelonismo. Lo asimilo al impacto que tuvieron los Juegos Olímpicos del 92'. Les pedimos también su confianza en este proyecto, que nos va a ayudar también a crecer. Tenemos que espabilarnos. Está también el Artículo 67, que viendo la situación económica del club es muy difícil de alcanzar. Lo que vamos a hacer es traerlo a su revisión cada año para irles informando cómo va la labor de este patrimonio neto negativo".

"Sobre Barça Studio, el control tiene que tenerlo el Barça. Vamos a tener siempre el 49% de los derechos. En estos momentos de dificultad os pediría remar todos juntos en la misma dirección, Nos elegisteis para dirigir el club, intentamos trabajar bien, con ganas y, si nos equivocamos en una decisión, nunca será por mala fe. Trabajamos con la voluntad de tomar las decisiones adecuadas para el bien de nuestro club. Estamos aquí para salvar al Barça. Pido un voto de confianza para todo este grupo de personas que tengo el honor de presidir. Lo hacemos porque queramos al Barça y le tenemos un respeto a todos vosotros. Muchas gracias y visca el Barça".

Después fue turno para el vicepresidente Eduard Romeu: "Me toca la parte más ingrata y farragosa. Los resultados conllevan 555M de € pérdidas en el ejercicio. Incorporamos el impuesto de sociedades y activamos para poder corregir en los próximos ejercicios. El plan 21-26 ha tenido el aprobado del auditor y, con los beneficios esperados futuros, hemos mejorado la pérdida hasta los 481M de €. Peor carta de presentación no podíamos tener".

"Hay que resaltar la figura de los 100M de € de la anterior junta para la búsqueda de un socio de merchandaising, que no se encontró ni antes ni ahora. Hemos tenido unos ingresos negativos de 197M de €. En la partida de gastos, hay un incremento de 111M de € en salarios. Hubo unos 100M de # que están previstos, pero no se consiguieron rebajar. El concepto 'otros' imputa 160M de € correspondientes a comisiones de jugadores. Con el equipo técnico y jugadores, algunos de ellos habían sido objetivo de unas transacciones por encima de la real, y se lo comunicamos a LaLiga. Esta hizo una valoración de estos jugadores, El valor que nos daba LaLiga para esos jugadores y el que teníamos nosotros contabilizado era otro".

"En la partida de litigios se imputaron 70M de €. El club estaba judicializado, un inconveniente con el que el equipo ejecutivo ha tenido que convencer a los inversores. Había más de 400M de € de litigios abiertos contra el club. Hemos tenido que hacer separaciones con los litigios que se pueden sacar adelante, en cuáles vemos capaces de defender y el importe de litigios que perderemos porque tenemos pocos argumentos para defender nuestra posición. No hemos hecho un traslado de los litigios, sino de la parte estudiada. Estos son los grandes ejes en los que nos hemos movido. El resultado del ejercicio sin Covid habría sido de 390M de €. En la temporada anterior, con COVID, fue de 43M de €".

"En la temporada 16/17 teníamos un gasto salarial y deportivo que representaba un 61% de los ingresos. No somos partidarios de que las ventas de los jugadores estén dentro de las ventas ordinarias del ejercicio. Si hubiésemos excluido la venta de Neymar, habría supuesto más de un 90% de los ingresos. En la 18/19 se produce la internacionalización del merchandaising, que antes hacía Nike y después nosotros, una decisión que aplaudimos. La Covid, la falta de ingresos y más gastos da el cóctel perfecto".

"El Espai Barça permitiría unos ingresos recurrentes para los fichajes que ahora se nos resisten. Si nos remontamos a 2013, había un mecanismo que encorsetaba al club. Era una salvaguarda muy válida por entonces que aplaudimos pero que no ha prosperado porque se le ha hecho un caso relativo. En 2016 se cambia el parámetro y nos acogemos al de LaLiga de nuestro amigo Tebas, y nos medimos en las deudas bancarias y las deudas con otros clubes. No aparecen deudas con administraciones, deudas salariales con nuestros propios jugadores. El cambio y diferencia de criterio no reflejaban la situación real del club. La deuda estaba".

"La transparencia de este equipo es total. Somos muy rigurosos con respecto a las cifras del club. Ls 481M de € pérdidas conllevan 451M de € de patrimonio neto negativo. La deuda había subido en 514M de €. Hemos pagado más de lo que hemos cobrado y no hemos sido capaces de generar los recursos suficientes. El problema es que si unos dicen 600 y otros 1.300, no se ve hasta que no se bucea".

"Hay mucha deuda con abonados. Son ingresos que se han obtenido, no se han devuelto y no se volverán a obtener. Espai Barça, urbanizaciones pendientes con el Ayuntamiento, los litigios, los ingresos de TV que ya no están... Una serie de conceptos que nos llevan a esos 1.300M de € de deuda".

"Tenemos cracks en el campo pero ahora también en los despachos. El trabajo que hemos hecho nos ha permitido ir a nuestros inversores a convencerlos. Somos el club más valioso del mundo, pero tenemos que creer en ello".

La última gran intervención fue la de Jaume Guardiola, presidente de la Comisión Económica: "Los auditores analizan los datos objetivos e informan a terceros. Estos han tenido en cuenta una serie de factores, siendo la situación de tesorería del club el que más se ha tenido. La previsión era cómoda para afrontar los próximos 12 meses. Eso quiere decir que hemos salvado la situación, pero la situación patrimonial sigue siendo muy grave. Somos conscientes que el club ha trabajado en un plan estratégico para recuperar el equilibrio patrimonial en los próximos 5 años".

"Nos parece un objetivo complejo de alcanzar. La actuación del club en los próximos años dependerá de cumplir los objetivos. La reducción de ingresos no se ha compensado con la reducción de los costes. Les pido salir del examen del ejercicio y hablar con una perspectiva más amplia. El crecimiento en gastos en fichajes no mantenía una proporción razonable. La diferencia entre ingresos y gastos ha llevado a que cada vez haya más endeudamiento".

"Para entender bien cómo se han llegado a estas pérdidas y endeudamiento hay que hacer una valoración histórica, sobre todo a partir de la temporada 2016/2017. Conviene analizarla para que esto no se repita. Hemos intentado recalcar los aspectos más relevantes también destacados por la auditoría. La prioridad del club es recuperar el equilibrio patrimonial".

[Más información: Laporta retrata una vez más la realidad del Barça: "Son las peores cuentas de nuestra historia"]

Deportes FC Barcelona Fútbol Joan Laporta i Estruch

Etiquetas:  #El #Barça #en #ruinas #La #restauración #no #tiene #horno #y #operarios #vigilan #que #no #salten #los #plomos

COMENTARIOS