El Barça sobrevive al maravilloso caos del Murcia
11:44
20 Febrero 2022

El Barça sobrevive al maravilloso caos del Murcia

Los azulgrana defenderán título este domingo ante el Real Madrid (18.30 h.) tras sufrir ante el grupo salvaje de Sito Alonso, que revolucionó un partido frenético. Calathes y Kuric, decisivos al final

Real Madrid Rescata el poderío a tiempo

Será la misma final del año pasado, la que se ha repetido en nueve de los últimos 13 precedentes, la final de Copa por excelencia. Barça y Madrid no dejan ni las migajas. El sábado en Granada resultó como un pesaje de boxeo. Ambos se miraron y se desafiaron, aunque los de Jasikevicius pasaron por muchísimos más apuros en semifinales, enredados en el maravilloso caos del UCAM Murcia. [103-90: Narración y estadísticas]

El marcador final no refleja el ardor de la batalla, porque el grupo salvaje de Sito Alonso acabó hecho trizas en el desenlace. Pero fueron 35 minutos de tiroteo, de remontadas, intercambios y pasión. Si Laprovittola y Mirotic aguantaron el pulso, Calathes y Kuric emergieron para que el Barça, el campeón de tres de las últimas cuatro Copas, defienda corona este domingo en Granada.

Jasikevicius quiso elevar la puja, golpear más fuerte que un rato antes que el equipo de Pablo Laso ante el Tenerife. Desde el arranque con Laprovittola y la defensa coral que hacía errar los lanzamientos murcianos, que arruinaba su ímpetu y su ritmo siempre vertiginoso. Es una delicia contemplar las batallas del grupo de Sito Alonso, por intensidad, por su valiente propuesta. Aunque a sus demonios les costara entrar en faena. El acierto demoledor culé en el otro aro -cuatro triples de carrerilla (seis de ocho en el primer cuarto)-, cerró el acto con una máxima (32-16) alarmante.

En ese abismo de ruina en su segunda presencia histórica en una Copa, el Murcia optó por el incendio. Podía perfectamente haber claudicado, ahí habría quedado su alarde de cuartos contra el Valencia. Pero su respuesta entonces resultó maravillosa, honrando al torneo y a su entregada afición. Primero Cate en la pintura y después un McFadden de videojuego, que metía triples en cualquier escorzo, protagonizaron una pequeña gesta. Con el listón de la agresividad por las nubes, el partido se subió en la montaña rusa y el UCAM llegó a igualar (43-43). Sólo Laprovittola, en respuesta igual de genial, bajó la temperatura. Su duelo al sol con McFadden resultó extraordinario.

La energía de Webb

La pugna no bajó decibelios, porque el Murcia le había perdido el respeto hacía tiempo al Barça. En el caos encontraba el oxígeno para soñar con la hazaña. A veces, le podía el ímpetu, como a Sadiel Rojas, que hace de los partidos peleas callejeras. La energía de Webb era su acicate y al cabo logró culminar del todo la remontada. Tomás Bellas se había precipitado al cambio sin que fuera su turno, pero tantas ganas le intuyó Sito Alonso que le concedió el deseo. El base madrileño acertó con el triple que puso por primera vez a los murcianos por delante (65-66). Ahora, al que de verdad le temblaban las piernas era al Barça, que llegó a caer de cinco tras un brutal mate de Augusto Lima. Fue Mirotic el que puso algo de orden antes de encarar el acto definitivo. Iba a ser clave para lo de después.

Porque era un pim pam pum que no convenía al Barça, pero en tal barro ya no había vuelta atrás. Aparecieron Calathes y Kuric para encarrilar una victoria de sudores. Al Murcia se le agotaban los argumentos, la quinta de Jordan Davis, la lesión de McFadden. Acudían de una semana de enredos y pocos entrenamientos con los positivos por covid y de un duelo de infarto contra el Valencia en cuartos.

Hasta ahí llegó su conmovedora quimera. Más Murcias en la Copa.


Etiquetas:  #El #Barça #sobrevive #al #maravilloso #caos #del #Murcia

COMENTARIOS