El Barcelona vuelve a creer en la Liga
23:20
6 Marzo 2021

El Barcelona vuelve a creer en la Liga

El equipo de Koeman se coloca a dos puntos del Atlético gracias a su victoria en El Sadar, con el debut goleador de Ilaix (0-2).

Rescate azulgrana. Tres planes después de tocar fondo Clasificación. 26ª jornada

Podría ocurrir que este Barcelona tan inestable en lo futbolístico y lo emocional acabara la temporada ganando la Liga. Quién sabe ya lo que pueden deparar estos tiempos pandémicos y la mediocridad en la que se está instalando el fútbol español. Podría ocurrir que nada importara, ni la interinidad institucional que tocará hoy a su fin, ni el encarcelamiento temporal de quien dejó la silla vacía, ni el fallido órdago estival de Leo Messi, ni las continuas lesiones que Ronald Koeman va salvando como buenamente puede. En ese alambre que le han ido dibujando sus propias circunstancias, el Barça ha descubierto que goza de un instinto de supervivencia que nunca creyó tener y se ve a sí mismo a dos puntos del Atlético, que debe demostrar esta tarde frente al Real Madrid si puede volver a ser Superman o no. [Narración y estadísticas (0-2)]

Mientras los colchoneros se lo piensan y los blancos mastican sus propias miserias, el Barça va haciendo camino cuando ya nadie le esperaba, abrazado a sus dos grandes certezas contemporáneas, a Marc-André Ter Stegen y a Messi. Ambos fueron en El Sadar los soportes de un Barcelona correcto sin más, alejado del torrente mostrado días antes frente al Sevilla. Aquellos 120 minutos de esfuerzo no fueron gratis, pensará Koeman, pese a que sólo concedió el cambio de Antoine Griezmann por Ousmane Dembélé y la forzosa entrada de Samuel Umtiti en lugar del de nuevo lesionado Gerard Piqué. Mejor jugadores cansados que residuales cuando ninguna estación del calendario es soslayable, pensaría el neerlandés. Acertó.

La resistencia de este Osasuna revitalizado tras un par de meses de zozobra que jamás llegaron a cuestionar a Jagoba Arrasate fue valiosa y el conjunto navarro se marchó a dormir con poco o nada que reprocharse, acaso su falta de filo. Hizo su trabajo, pero se topó con un Ter Stegen enorme que sacó las pocas ocasiones de las que dispuso y con un Messi que volvió a sacar rendimiento a esa especial conexión que ha cultivado durante años con Jordi Alba.

Sólo con centros laterales

Fue así como nació el gol que allanó la noche para el conjunto azulgrana. Alcanzada la media hora de partido, el lateral trazó un desmarque profundo y el '10' rompió la línea defensiva de Osasuna con una parábola que nadie vio venir. Alba se descubrió a sí mismo solo ante Sergio Herrera y, aunque su posición era escorada, optó por no buscar un nuevo socio sino resolver con un violento disparo que abrumó al guardameta rojillo, sin tiempo ni espacio para articular respuesta.

Para entonces, Ter Stegen ya había tenido que ganarse el sueldo ante Kike Barja y poco después lo volvió a hacer ante Rubén García. Excepciones en un contexto de dominio territorial azulgrana, aunque siempre con escasa profundidad y menos remates de los aconsejables. Sólo en un corto tramo de la segunda parte amenazaron de verdad los navarros a través de centros laterales. En cuanto Arrasate retiró a Jonathan Calleri, el peligro desapareció.

Domesticado de nuevo por el sosiego que encontraba el Barça en la posesión de la pelota, Osasuna vio borradas sus opciones de remontada con el primer gol de Ilaix Moriba como profesional, con Messi de nuevo asistiendo. Un zurdazo poderoso y preciso tras un recorte en la frontal. Ahí tiene futbolista un Barcelona que ya suma 16 partidos de Liga sin perder, ocho victorias a domicilio seguidas. Más motivos para creer que, por qué no, quizá pueda todavía competir por esta Liga de locos.


Etiquetas:  #El #Barcelona #vuelve #a #creer #en #la #Liga

COMENTARIOS