El Congreso señala a Trump: es ''destructivo'' y ''no hizo nada'' para frenar el asalto al Capitolio
07:44
22 Julio 2022

El Congreso señala a Trump: es ''destructivo'' y ''no hizo nada'' para frenar el asalto al Capitolio

El comité de investigación del Congreso concluye que Trump, era ''la única persona que podía haber detenido a la turba'' y ''decidió no hacer nada'' más que ver la tele y tuitear.

¿Dónde estaba y qué hacía Donald Trump mientras miles de sus seguidores arrasaban el Capitolio el 6 de enero de 2021? Según el presidente del comité de investigación del Congreso, el demócrata Bennie Thompson, el expresidente del país "no hizo nada" tras congregar y exaltar a una multitud de simpatizantes en las inmediaciones de la Casa Blanca, que terminaron asaltando el Capitolio el 6 de enero de 2021. 

Thompson, quien participó en la audiencia en remoto al haber dado positivo por covid a principios de semana, se refirió explícitamente a la inacción y falta de voluntad de Trump para caminar hasta la sala de prensa del Ala Oeste y decir algo para detener la violencia. "Durante 187 minutos, el 6 de enero, este hombre de energía destructiva desenfrenada no pudo ser conmovido, ni por sus ayudantes, ni por sus aliados, ni por los cánticos violentos de los alborotadores o las súplicas desesperadas de quienes sufrían los disturbios". "La única persona en el mundo que podría haber acabado con esta violencia prefirió no hacer nada", añadió Thompson.

Así arrancaba la octava sesión de la comisión de investigación del Congreso, dirigida por el republicano Adam Kinzinger y la demócrata Elaine Luria, y destinada a "desmontar el plan de siete pasos" ideado por el expresidente del país para evitar pasarle el testigo a su sucesor, el presidente electo Joe Biden.

Trump y la tele

A las 13:10 horas del 6 de enero, Trump terminó su discurso en Ellipse y les dijo a sus seguidores que fueran al Capitolio. Apenas 15 minutos después de abandonar el escenario, uno de sus asistentes le dijo que el Congreso estaba siendo atacado. Trump pudo comprobarlo por sí mismo, ya que según varios testigos presenciales, el expresidente estaba siguiendo la retransmisión en directo de Fox News de lo que ocurría a la entrada del Capitolio.

El exabogado de la Casa Blanca Pat Cipollone, quien tras meses de argucias para evitar hablar con los investigadores del Congreso testificó bajo citación judicial, ratificó que la violencia que tenía lugar en el Capitolio se podía ver en la televisión del comedor presidencial en el que se reunió con el presidente. El teniente general retirado Keith Kellogg lo confirmó: "Todos estaban viendo la televisión" en ese comedor.

"Hasta donde yo recuerdo, siempre estuvo en el comedor", dijo a los investigadores la exsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. Por su parte, la ex asistente ejecutiva del Trump, Molly Michael, corroboró en su testimonio grabado que cuando habló con Trump el 6 de enero, este "estaba viendo la televisión".

Tres horas de "no hacer nada"

En concreto, fueron "187 minutos", o más de tres horas, en las que el expresidente no quiso intervenir para aplacar a los asaltantes del Capitolio. El congresista republicano Adam Kinzinger calificó la negativa de Trump de dirigirse a sus partidarios y pedirles que se fueran a casa de "descuido del deber". Trump no "falló en actuar" aclaró Kinzinger; Trump "decidió no actuar". El plan del expresidente era detener o retrasar el recuento de votos electorales en el Congreso - votos clave para Biden - y la evacuación del Congreso provocada por la turba cumplió ese objetivo, "Así que, por supuesto, no intervino", concluyó Kinzinger.

En ese momento, el equipo de comunicación de la Casa Blanca "se dio cuenta de que la situación se estaba descontrolando y que la escalada de la violencia era cada vez más rápida", tal y como recordó la asistente de prensa de presidencia Sarah Matthews durante su intervención. Miembros del gabinete de comunicación recomendaron encarecidamente al presidente que se dirigiera a la turba desde la sala de prensa, sala que cuenta con una cámara de vídeo en permanente funcionamiento y a la que Trump habría tardado en llegar "literalmente sesenta segundos".

Al final pesaron más las preocupaciones de otros miembros del círculo de confianza del expresidente quienes explicaron al comité que desaconsejaron que Trump hiciera una declaración en vivo porque les preocupaba lo que diría en "comentarios improvisados".

Lo que sí hizo Trump fue recurrir una vez más a su red social favorita, Twitter para "echar más leña al fuego", en palabras de varios de los testigos que testificaron el jueves ante la comisión del Congreso. A las 14:24 atacó a su propio vicepresidente, Mike Pence, con un tuit en el que le acusaba de "no tener el coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger nuestro país y nuestra Constitución". En ese momento, varios guardaespaldas y miembros del Servicio Secreto escoltaban a Pence a una sala de máxima seguridad mientras, "temiendo por sus propias vidas" realizaron "llamadas para despedirse de miembros de la familia", tal y como describió en una grabación telefónica un testigo anónimo.

"¿Me está preguntando si el presidente podría haberse dirigido a las masas desde la sala de prensa durante esas horas? Sí, podría haberlo hecho", reconoció Cipollone. El exabogado de la Casa Blanca confirmó una vez más que todos y cada uno de los asesores y colaboradores de Trump, desde su hija Ivanka hasta su jefe de Gabinete, Mark Meadows, le suplicaron que hiciera algo para disipar a la muchedumbre, cada vez más exaltada, cada vez más cerca de la entrada del Capitolio. Pero Trump simplemente se negó.

"Un tuit horrible"

No sería hasta pasadas las seis de la tarde que Trump se dirigió finalmente a sus seguidores: "Estas son las cosas y los eventos que suceden cuando una sagrada victoria electoral aplastante es despojada sin ceremonias y con tanta saña de grandes patriotas que han sido tratados mal e injustamente durante tanto tiempo. Volved a casa con amor y en paz. ¡Recordad este día para siempre!".

Durante la audiencia del jueves, el comité del Congreso reprodujo varias entrevistas grabadas con empleados de la Casa Blanca denunciando el último tuit del 6 de enero de 2021 del entonces presidente. Nicholas Luna, un exasistente de la Casa Blanca que trabajó en estrecha colaboración con el presidente Trump, le dijo al comité en una entrevista grabada reproducida durante la audiencia del jueves que le dijo a Trump que el tuit "haría que algunos creyeran que potencialmente tuvo algo que ver con los eventos que sucedieron en el Capitolio".

"No creo que sea un acto patriótico atacar el Capitolio", apuntó por su parte Tim Murtaugh, director de comunicaciones de la campaña presidencial de Trump 2020, cuyo testimonio grabado en video fue reproducido durante la audiencia. "(Ellos) invadieron, destruyeron propiedades y asaltaron el Capitolio de los Estados Unidos".

El abogado de Trump en la Casa Blanca, Pat Cipollone, dijo al comité que el ataque al Capitolio "no puede justificarse de ninguna forma o manera" y Greg Jacob, el abogado principal del exvicepresidente Mike Pence, dijo que el tuit de Trump "fue inapropiado". "En mi opinión, fue un día que debería ser recordado en la infamia. Ese no era el tenor de este tuit", añadió Jacob.

Oleada de dimisiones

"Ese fue el momento en que decidí que iba a renunciar", dijo Pottinger, "no quería estar asociado con los eventos que se desarrollaban en el Capitolio". Horas más tarde, el experto en seguridad presentaba su dimisión como asesor adjunto de seguridad nacional de EEUU.

Sarah Matthews también renunció la misma noche del motín en el Capitolio, aduciendo que "como alguien que trabajaba en los pasillos del Congreso, estaba profundamente perturbada por lo que vi hoy". La exsecretaria de prensa adjunta le dijo al comité el jueves que ese último tuit de Trump consolidó aún más su decisión de dejar la Casa Blanca. "Pensé que el 6 de enero de 2021 fue uno de los días más oscuros en la historia de nuestra nación, y el presidente Trump lo trató como una ocasión digna de celebración con ese tuit".

Al día siguiente serían las secretarias de Transporte y Educación - Elaine Chao y Betsy DeVos – quienes presentaron su dimisión. Chao cesó en sus atribuciones no sin antes lamentar el "evento completamente evitable" causado por "los partidarios del presidente... después de asistir a un mitin" donde Trump se dirigió a ellos directamente.

Capitolio Donald Trump Estados Unidos

Etiquetas:  #El #Congreso #señala #a #Trump #es #destructivo #y #no #hizo #nada #para #frenar #el #asalto #al #Capitolio

COMENTARIOS