El debate divide más al PSOE andaluz: Espadas quiere ''renovación'' y Díaz ''autonomía'' de Ferraz
04:00
9 Junio 2021

El debate divide más al PSOE andaluz: Espadas quiere ''renovación'' y Díaz ''autonomía'' de Ferraz

Los candidatos se han centrado en defender dos modelos diferentes de partido: uno que reavive la fuerza de la federación andaluza; otro que se separe más de Madrid.

El debate de las primarias del PSOE andaluz ha dejado un enfrentamiento claro y distancias insalvables entre las candidaturas de Juan Espadas y Susana Díaz. El alcalde de Sevilla, combativo, ha centrado sus intervenciones en resaltar los errores de su compañera en estos años al frente de los socialistas andaluces. Por su parte, Díaz ha protagonizado un debate que ha querido construir sobre críticas al actual Gobierno andaluz y "en positivo" de puertas hacia dentro.

El tercer candidato, Luis Ángel Hierro, ha resultado ser un contrapunto interesante que ha despertado consensos entre los debatientes. Suelto, con su personaje de profesor universitario, sólo se ha encendido en los momentos finales del debate para reprochar a Juan Espadas que sacara pecho sobre la participación de la militancia en el debate: "No mintamos, Juan", ha dicho.

A lo largo de toda la campaña, Díaz se ha encargado de repetir que Juan Espadas es el candidato de Ferraz y que eso implicaría que el partido estuviera teledirigido desde Madrid. En ese sentido, Espadas ha asestado un golpe al argumento de Díaz: "Ningún socialista va a permitir que Andalucía sea sucursal de nadie".

Precisamente esa dicotomoía ha sido uno de los ejes argumentales de Díaz y Espadas en sus discursos. Por un lado, el PSOE "con autonomía" y separado del federal que ahora busca la expresidenta; por otro, el partido unido, que vuelva a conectarse con Ferraz y que ha defendido el alcalde de Sevilla y basado en la "renovación". 

En los diferentes bloques, los candidatos han tendido a mantener unos perfiles muy marcados: en el caso de Díaz, sus mensajes se han dirigido a la crítica al Gobierno de Moreno Bonilla, a la asimilación de éste con la extrema derecha y a los mensajes positivos hacia sus compañeros de partido. 

Espadas, sin embargo, ha querido ir al cuerpo a cuerpo con Díaz. Nada más comenzar, el primer dato: una gráfica con la que atacaba a Díaz por la sangría de votos durante su gestión. Hierro, por su parte, ha mantenido un perfil técnico y por momentos muy teórico en posiciones económicas. En todo momento ha aludido a las bases, a las que dice representar.

Bloques temáticos

Han sido cuatro los bloques temáticos: Sanidad, empleo, servicios públicos y la relación de Andalucía con España y Europa. Ha sido precisamente en el bloque sanitario donde más consensos se han despertado: aumentar el presupuesto con más de 14.000 millones de euros, blindar el 7% anual o reforzar el Estado del Bienestar han sido los argumentos de los contendientes.

En el apartado económico, Díaz y Hierro han coincidido en la necesidad de realizar un reparto justo de los Fondos NextGeneration. En este punto, la expresidenta de la Junta ha lanzado un recado a Pedro Sánchez por la subida de la factura de la luz: "Andalucía es el territorio con más posibilidades de almacenar energía y mientras las grandes eléctricas se hacen millonarias, los trabajadores cada vez se empobrecen más". A Espadas le han criticado su política fiscal cambiante en el Ayuntamiento de Sevilla.

El tercer bloque ha sido el dirigido a las propuestas relativas a los servicios públicos. En este sentido, Díaz ha repetido en varias ocasiones su verbo fetiche en este debate: blindar. Lo ha usado para hablar de los derechos de la mujer y de la Educación y los servicios públicos en general. Dos asuntos han servido para encontrar el consenso: la llegada de la Memoria Histórica a las aulas y, sorprendentemente, una propuesta de Hierro: "Estaremos todos de acuerdo en que hay que sacar a Queipo de Llano de la Basílica de la Macarena". Todos asintieron

En el último bloque temático, Espadas ha vuelto a atacar a Díaz a cuenta de la etiqueta que la expresidenta le ha otorgado durante la campaña como "candidato de Ferraz". El alcalde de Sevilla ha afeado a Díaz ese apelativo: "Es una falta de respeto al partido" pensar que algún líder permita "ser la sucursal de nadie". Así, Espadas ha insistido en el peso de la federación andaluza del PSOE y ha criticado que ésta haya perdido peso "por intereses personales", en clara alusión a su rival en estas primarias. 

En sus declaraciones posteriores a la prensa, ninguno de los candidatos se ha considerado el ganador, pero Hierro ha dicho claramente que él no ha sido el perdedor. Espadas, por su parte, cree que ha sido un debate "de sinceridad y respeto", sin embargo ha sido el que más ha canalizado más reproches hacia Susana Díaz.

Declaraciones finales

En sus últimas intervenciones, de un minuto para cada candidato, Susana Díaz ha tirado de tablas para presentarse con una sonrisa como la candidata de la "ilusión, la valentía y la esperanza" para "votar en libertad". Espadas ha terminado como empezó, achacando a Díaz la sangría de votos: "Este es el principio del fin de las encuestas que consolidan a la derecha" en Andalucía. Hierro, por su parte, ha sacado pecho: "Las mayores coincidencias las ha generado esta candidatura"

Ella ha reconocido que venía en son de paz y con una actitud totalmente distinta cuando protagonizó hace cuatro años el debate con Pedro Sánchez. Ella dice que ha cambiado tras perder aquellas primarias y no poder gobernar la Junta tras ganar las elecciones en 2018 y hoy, al menos, en el debate se le ha notado ese cambio. Por último, Luis Ángel Hierro se ha sentido reforzado tras el debate al que ha aportado un discurso fresco.


Etiquetas:  #El #debate #divide #más #al #PSOE #andaluz #Espadas #quiere #renovación #y #Díaz #autonomía #de #Ferraz

COMENTARIOS