El desafío de Guasp: dirigir Cs desde Palma, con Arrimadas de referente y Bal como 'enemigo íntimo'
19:15
12 Enero 2023

El desafío de Guasp: dirigir Cs desde Palma, con Arrimadas de referente y Bal como 'enemigo íntimo'

Adrián Vázquez será el secretario general e Inés Arrimadas, tras la victoria de los candidatos a los que apoyó, continuará como portavoz en el Congreso.

Patricia Guasp (Palma de Mallorca, 1977) es la nueva líder de Ciudadanos. La también portavoz del partido en Baleares será ratificada en el cargo este fin de semana tras haber derrotado hoy en elecciones primarias a Edmundo Bal. Sin embargo, la guerra sigue abierta en la organización, ya que ambos han anunciado que se presentarán al nuevo proceso interno que elegirá al candidato a las generales.

La victoria de Guasp es también, en el fondo, una victoria de Inés Arrimadas. La nueva líder fue elegida por la jerezana para disputar con Bal. Y ahora que esa vía ha prosperado, tal y como prometió en campaña, Guasp mantendrá a su antecesora como portavoz en el Congreso de los Diputados.

Arrimadas, que llegó a la presidencia de Ciudadanos en 2020 tras la debacle electoral de Albert Rivera, cederá el testigo en la Asamblea. Se despedirá de sus compañeros con un discurso, aunque se le podrá seguir escuchando en el Parlamento.

"Es lo que a Inés le gusta. Ella nunca quiso ser líder del partido. Es verdad que no lo ha hecho bien y que no ha sabido dar nueva vida a Ciudadanos. Está asumiendo su responsabilidad", cuentan a este diario dirigentes cercanos a Arrimadas.

Sin embargo, los partidarios de Bal, entre ellos la mayoría del grupo en el Congreso, consideran que esa "asunción de responsabilidades" debe ir más allá: "Tiene que ceder la portavocía. Si no, la gente la seguirá viendo en la tele y no percibirá cambios".

Hay incluso quien especula con una vuelta de Arrimadas a la primera línea cuando lleguen las primarias para elegir el candidato a las generales. A nadie se le escapa que este ciclo electoral, según las encuestas, podría ser el último de la organización nacida en Cataluña hace ya casi dos décadas. Esa es la opinión de Bal, que llama a Guasp "testaferro" de la jerezana.

Arrimadas guarda silencio. Ha mostrado su apoyo a Patricia Guasp en campaña, pero de una manera comedida. Sin apenas declaraciones públicas. Sin entrevistas. Sin visitar agrupaciones de afiliados.

Se avecina un momento todavía más delicado para Ciudadanos. En el momento en que mayor exposición pública necesita el proyecto, se acaba de elegir a dos líderes apenas reconocibles. Al lado de Guasp estará como secretario general Adrián Vázquez, hoy líder de la delegación de eurodiputados naranjas en Bruselas.

El modelo organizativo elegido en este proceso es el de una bicefalia, similar al del PNV. Hay un portavoz político –Patricia Guasp– y un secretario general –Adrián Vázquez–. La primera, el trabajo de puertas hacia fuera. El segundo, la fontanería.

La propia Arrimadas, Begoña Villacís o Guillermo Díaz –los rostros más conocidos de Ciudadanos hoy– apoyarán al nuevo binomio. La jerezana, sin cargos ejecutivos en la organización.

Si no hay un giro radical de los acontecimientos, Edmundo Bal y quienes lo han apoyado continuarán en sus respectivos cargos. Es decir: él seguirá en el Congreso como diputado y, por ejemplo, Paco Igea, permanecerá al frente del partido en Castilla y León.

La nueva dirección instalará, como se ha mencionado con la bicefalia, cambios importantes en el modelo de organización interna, pero no habrá variaciones sustanciales en lo que se refiere a la ideología de Ciudadanos.

Bal proponía una relación más fluida con el gobierno de Pedro Sánchez y así se lo ha recriminado Guasp en campaña. El nuevo Ciudadanos, por tanto, adoptará una línea similar a la de Arrimadas. Defenderá la autonomía del proyecto –eso han prometido en campaña– y se conservarán los gobiernos formados con el PP, siendo el de la ciudad de Madrid el más importante. El equipo de la refundación sí ha trabajado en propuestas electorales "disruptivas" con las que se intentará llamar la atención en campaña.

Ya se han ido presentando los candidatos naranjas a las elecciones autonómicas y municipales. Dicho de otro modo: no hay una integración con el PP a la vista, pese a los continuos ofrecimientos de Alberto Núñez Feijóo.

De hecho, el futuro del partido, así lo conciben dentro, se dirimirá en los comicios locales de mayo. Si Ciudadanos desaparece de parlamentos autonómicos y ayuntamientos, su permanencia en el Congreso de los Diputados se antojará prácticamente imposible.

Sigue los temas que te interesan Adrián Vázquez Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía Edmundo Bal Francés Inés Arrimadas

Etiquetas:  #El #desafío #de #Guasp #dirigir #Cs #desde #Palma #con #Arrimadas #de #referente #y #Bal #como #enemigo #íntimo

COMENTARIOS