El día grande de Luka Doncic: desnuda al mejor equipo de la NBA y ya sueña con el anillo
14:32
16 Mayo 2022

El día grande de Luka Doncic: desnuda al mejor equipo de la NBA y ya sueña con el anillo

Los Dallas Mavericks vencen a los Phoenix Suns en el séptimo y decisivo partido de las semifinales del Oeste (90-123) con una exhibición del esloveno.

Al descanso, ante el mejor equipo de la liga regular de la NBA, los Phoenix Suns, y en el séptimo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste, Luka Doncic ya sonreía. En sólo dos cuartos había anotado 27 puntos y eso no era lo más importante: los Suns, todos los Suns, también llevaban entonces 27 puntos y sus dos referentes, Devin Booker y Chris Paul, aún no habían encestado ni un tiro de campo. La exhibición ofensiva de Doncic y el trabajo defensivo de sus Dallas Mavericks habían sentenciado la eliminatoria (27-57) con medio séptimo encuentro todavía por disputar (90-123 al final).

Una noche histórica. El día grande de Doncic en la NBA: ya está en sus primeras finales de Conferencia, con los Golden State Warriors por delante.

Hubo otros días con mejores números del esloveno -acabó 35 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias porque no necesitó jugar el último cuarto-, pero ninguno con tanto peso. Ya elevado a uno de los mejores jugadores de la NBA, Doncic demostró que también es uno de los más decisivos en playoff, cosa aún más difícil. Hizo de todo para deshacer a los Suns y, además, lo hizo con compañía. En ataque, estuvo acompañado de Spencer Dinwiddie -30 puntos-, uno de esos jugadores que se han crecido especialmente en este playoff. De hecho, hacía veinte años que dos compañeros no anotaban más de treinta puntos en un séptimo partido de playoffs, desde que Kobe Bryant y Shaquille O'Neal lo consiguieran con Los Ángeles Lakers en 2002.

El desastre de los Suns

En la segunda parte, cuando los Suns ya habían entrado en barrena, hubo momentos en los que parecía que la ventaja nunca iba a dejar de aumentar. Con un triple de Julen Brunson se alcanzaron los 35 puntos (27-62), luego un mate de Dwight Powell la elevó hasta los 40 (32-72) y así hasta un máximo de 46 puntos en el tercer cuarto.

Los últimos minutos fueron un funeral para los Suns, con Paul y Booker sentados en el banquillo reflexionando, y una fiesta para los Mavericks, en los que Doncic pudo seguir animando a sus compañeros gestionando energías y con los deberes hechos.

Al acabar el duelo, Doncic intercambió un sentido abrazo con Dirk Nowitzki, el hombre del que recogió el legado hace cuatro años, honrándolo a base de actuaciones para la historia de la franquicia. De hecho, la última vez que los Mavericks alcanzaron las finales de la Conferencia Oeste se remontaba a 2011, con Nowitzki como líder y Jason Kidd, el actual entrenador, como base.

"Ver a Dirk nos dio mucha confianza. Cuando ves a Dirk en los asientos a pie de campo, encima fuera de casa, te da mucha confianza. Sabes, Dirk es Dirk. Todos apreciamos que estuviera aquí", reconoció Doncic en rueda da prensa al acabar el partido de Phoenix y ya con la vista puesta en los Warriors. El equipo californiano ha recuperado a sus mejores jugadores y ha añadido otra estrella a su plantilla, Jordan Poole, pero los Memphis Grizzlies ya demostraron que tienen fisuras. Luka Doncic puede soñar con el anillo. A partir del jueves puede seguir haciendo historia en la NBA.


Etiquetas:  #El #día #grande #de #Luka #Doncic #desnuda #al #mejor #equipo #de #la #NBA #y #ya #sueña #con #el #anillo

COMENTARIOS