El dolor de Sonia Franquet: del acoso de su expareja a tener que coincidir con él durante el Mundial de tiro
18:04
29 Septiembre 2022

El dolor de Sonia Franquet: del acoso de su expareja a tener que coincidir con él durante el Mundial de tiro

EL ESPAÑOL ha consultado a fuentes del Consejo Superior de Deportes para conocer la difícil situación a la que se tendrá que enfrentar la tiradora.

Sonia Franquet copó muchos titulares en la prensa nacional hace unos años por la difícil situación que estaba atravesando en su vida personal. La integrante de la selección española de tiro había decidido terminar con una relación sentimental que se había convertido en un sufrimiento constante para ella. Su pareja era Jorge Llames, también tirador profesional y miembro de dicha selección. 

Esta decisión llegó en el año 2018. Sin embargo, se había venido meditando durante muchos años antes, ya que Jorge había tenido comportamientos dentro de su relación con Sonia que eran realmente preocupantes. Uno de los detonantes se produjo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Allí, Jorge perdió los papeles y tuvo una reacción totalmente censurable con su pareja sentimental, algo que a ella le hizo empezar a darse cuenta de que algo se había podrido dentro de Jorge. 

Aquello que comenzó siendo un hecho aislado, con el paso del tiempo se convirtió en una tónica habitual. Sonia tenía la esperanza de que todo cambiaría, pero lo cierto es que las conductas de Jorge solo fueron a peor. Tanto es así que después de romper su relación, Sonia tuvo que llegar hasta el extremo de denunciar a Jorge Llames por acoso al haber roto todos los códigos dentro de la pareja, devorando su espacio y su independencia. 

[El calvario de Alberto y Fátima: un conflicto burocrático les deja sin Juegos Mediterráneos]

Esto supuso un auténtico escándalo dentro del equipo nacional de tiro hasta el punto de que la Real Federación Española de la modalidad intentó intervenir. Sonia acudió a ellos, y también al Consejo Superior de Deportes, para intentar poner una solución a su drama vital. Sin embargo, todos sus esfuerzos fueron sin éxito.

En el año 2021 fue condenado por acoso, pero la pena quedó cumplida solo unos meses después de entrar en vigor, ya que su inicio se remontó al momento de la denuncia. Ahora, Sonia tiene que volver a encontrarse con Jorge en el próximo Mundial de tiro que se celebrará en Egipto en octubre y está intentando por todos los medios evitar esta incómoda situación. EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con el Consejo Superior de Deportes para saber cuáles serán las medidas que se han decidido tomar para proteger la integridad y la tranquilidad de Sonia. 

Sonia Franquet durante una competición

Sonia Franquet durante una competición EFE

El calvario de Sonia

Sonia ha manifestado en más de una ocasión que todo se torció a partir de aquel desagradable episodio vivido en los Juegos Olímpicos de Londres del año 2012. Sin embargo, durante mucho tiempo pensó que podía deberse al estrés de una vida de competición, a la intranquilidad y la presión de tener que alcanzar siempre objetivos deportivos muy difíciles y a los continuos viajes que realizaban. 

Ella, por el amor y el cariño que sentía hacia Jorge, pensaba que podía cambiar y que todo podía estar producido por esta etapa de estrés desmedido. Sin embargo, diversos acontecimientos que se fueron produciendo años después derivaron en esa decisión final de poner una denuncia por acoso. 

[Muere Cristian Ghilli, campeón del mundo de tiro de 19 años tras un disparo en el estómago]

Tal y como ha contado Sonia en varias ocasiones, había dejado de respetar su espacio, controlaba sus movimientos y espiaba su teléfono móvil para ver qué mensajes le llegaban. La situación se hizo inaguantable para ella. Los primeros meses del año 2018, el último de la relación y después de haber aguantado esta tendencia durante más de un lustro, se hicieron insoportables e insostenibles. Llegó incluso a perseguirla con el coche para saber lo que hacía. 

Sonia, que no sabía muy bien qué hacer, acudió a varios especialistas en pareja y en violencia de sexo para saber si las conductas de Jorge eran normales o si realmente estaba teniendo un problema grave en su relación. El hecho de estar dentro de la relación había hecho que perdiera un punto de vista objetivo de su situación. Sonia, policía de profesión, se dio cuenta de que si hubiera vivido un caso así desde fuera, habría recomendado a la persona en cuestión denunciar a su pareja. Por ello, terminó tomando la decisión. 

Sonia Franquet en una competición

Sonia Franquet en una competición ADO

Guerra con Federación y CSD

El hecho de que Sonia Franquet, miembro de la selección nacional de tiro, quisiera denunciar a Jorge Llames, integrante también del equipo español, era un escándalo que la Real Federación Española de Tiro quiso evitar por todos los medios. Por ello, cuando Sonia informó al presidente Miguel Francés, este le pidió que no lo hiciera. 

Durante la celebración de la Copa del Mundo de tiro olímpico en Changwon, Corea del Sur, Sonia recibió el impulso que necesitaba para defenderse con todo del calvario en el que se había convertido su vida. La Federación habló con Llames para que controlara sus actos y sus movimientos y no se acercara a Sonia. Este afirmó que así lo haría, pero poco después, dejó de cumplir su palabra. Por ello, tras el regreso del evento, decidió interponer su denuncia. 

[Fátima, la enfermera, y Alberto, el músico Hombre G: un oro curtido a base de kilómetros y sacrificios]

Esta situación de crisis y de estrés mental no afectaron del todo a los resultados deportivos de Sonia, ya que poco después ganó el oro en la prueba mixta de la Copa del Mundo de Columbus, en Estados Unidos. Allí, Miguel Francés pidió a Sonia que retirara la denuncia, haciendo que la tiradora se sintiera de nuevo sola y desamparada. Sus reclamos llegaron hasta el CSD, pero de allí tampoco obtuvo la respuesta esperada.

La denuncia se cursó y provocó que Jorge Llames perdiera su permiso de armas y, por lo tanto, la posibilidad de seguir practicando su deporte. Esto provocó que muchos miembros del equipo nacional masculino se pusieran del lado del acosador y no de la víctima, llevando a cabo campañas públicas para señalar a Sonia. Una situación que le llevó a adentrarse en una importante crisis personal.

En el mes de marzo del 2021, Llames fue declarado culpable por un delito de acoso al considerarse probados los hechos denunciados. El tirador había llegado a vigilar a Sonia en los alrededores de su propia casa e incluso pudo acceder al visionado de las cámaras de seguridad de su residencia. Todo para controlar sus compañías y sus movimientos. 

Una cámara de seguridad

Una cámara de seguridad Verkada Omicrono

Los peligros de Llames

Una vez había salido vencedora del proceso judicial, Sonia pensaba que su pesadilla había terminado. Pero nada más lejos de la realidad. El principal problema de la sentencia era su entrada en vigor. La orden de alejamiento de 500 metros que pesaba contra Llames se había fijado durante tres años, pero con inicio en la fecha en la que se cursó la denuncia. Por ello, solo estaría en vigor durante unos meses. Y después comenzaría de nuevo su tormento. 

Además, recuperaba su permiso de armas y podía retomar los entrenamientos y las competiciones. Por ello, regresó de inmediato al Club de Tiro Trasona, donde siempre había entrenado con Sonia. Esta situación provocó que la tiradora tuviera que abandonar el centro en varias ocasiones y marcharse a su casa para evitar encuentros. La Federación le facilitó un blanco de tiro para poder entrenar en su residencia, pidiendo así disculpas por la gestión que habían hecho de la situación. 

Sin embargo, esa concesión duró poco tiempo, ya que pronto le reclamaron el blanco de tiro y tuvo que verse forzada a cambiarse de club. Ambos siguieron con sus carreras y hace unas semanas, consiguieron por separado su clasificación para el próximo Mundial de tiro que se celebrará en El Cairo, Egipto, a partir del 12 de octubre. 

[Fátima Gálvez y Alberto Fernández en tiro dan a España la primera medalla de oro en los JJOO de Tokio]

La pelea de Sonia ahora es intentar que no coincidir allí con Jorge durante los dos días en los que competirán en las mismas pruebas. Así se lo ha pedido tanto a la Federación como al CSD. EL ESPAÑOL ha consultado a fuentes del Consejo Superior de Deportes desde donde aseguran haber cambiado su política de actuación respecto a momentos del pasado y estar en constante contacto con la RFEDETO para intentar que Sonia pueda estar en El Cairo de la manera más tranquila posible. 

Desde el CSD han instado a la Federación de tiro a "tomar las precauciones necesarias que exige esta situación evitando todo lo posible su coincidencia en el desplazamiento, el alojamiento y el lugar de la competición". No obstante, señalan también que "la selección de los participantes que a representan a España en competiciones oficiales internacionales es competencia de las federaciones deportivas españolas, así como es la organización de la asistencia a las mismas". 

Ahora, todas las partes implicadas esperan que la situación se resuelva de la mejor manera posible y que Sonia pueda acudir a una de las citas más importantes del año de la manera más segura y tranquila. Teniendo en cuenta eso sí que no será nada fácil para ella. La Federación de Tiro ya se ha puesto en marcha para crear una alternativa para la estancia en Egipto de los dos deportistas intentando que no coincidan en ningún momento, pero asumen lo complicado de la logística. No obstante, intentarán seguir trabajando para ofrecer a Sonia las mejores condiciones, algo que no hicieron en el pasado al dejarla desamparada en el peor momento de su vida. 

Acoso CSD Consejo Superior Deportes Deportes Otros Deportes Tiro Olímpico

Etiquetas:  #El #dolor #de #Sonia #Franquet #del #acoso #de #su #expareja #a #tener #que #coincidir #con #él #durante #el #Mundial #de #tiro

COMENTARIOS