El Espanyol asalta Mestalla ante la falta de oficio del Valencia
19:32
31 Diciembre 2021

El Espanyol asalta Mestalla ante la falta de oficio del Valencia

El equipo de Bordalás se descose en diez minutos y el conjunto catalán remonta con goles de RdT, de penalti, y Puado un duelo marcado por las lesiones valencianistas y la expulsión de Hugo Duro

¿Cómo pudo el Valencia desbravarse tras un gol que le empujaba a la victoria y le acapultaba en la clasificación? Esa pregunta no se despegará de la mente de sus jugadores en el tránsito hacia 2022, ese que hasta el minuto 80 del duelo ante el Espanyol dibujaba un horizonte muy cercano al sueño que nadie se atreve a verbalizar en el vestuario de Bordalás: Europa. La razón del porqué se hizo evidente en apenas diez minutos. El Valencia no es todavía un equipo de oficio. No supo manejar el resultado ni los contratiempos en forma de lesiones y golpes disciplinarios, un escenario en el que sí se encontró cómodo el Espanyol que, sin haber ganado ni un partido lejos de Cornellà, se enganchó a un penalti en el minuto 80 para voltear el marcador y llevarse la victoria. [Narración y estadísticas]

Esta vez, los locales no pudieron a crecer a golpe de riñón y maquillar los errores que le han costado estar entre los más goleados con remontas nacidas del talento especialmente de un jugador como Gonçalo Guedes, el único futbolista que trató de empujar hacia la puerta de Diego López.

Ante el Espanyol la voluntad era no sufrir. Y durante muchos minutos, el Valencia no lo hizo. Jugó con cierta comodidad ante un rival que siempre le buscó. Ambos equipos amasaron el partido pero, si bien los valencianistas aceleraban cuando olían el área, los pericos no asustaban a Cillessen y su mejor arma, Raúl de Tomás apareció muy poco.

El primer aviso lo dio Wass en la primera jugada en la que un robo de Guedes con el apoyo de Maxi le dejaron una pelota franca cara a puerta que chutó fuera. Para desesperación de Vicente Moreno, no tardó en llegar la segunda cuando Hélder Costa se coló hasta la línea de fondo para salvar la pelota y poner un centro para el remate de Hugo Duro que escupió el poste.

Mientras el Espanyol trataba de despertar, el Valencia se sostenía sin notar demasiado las ausencias, entre otros, de Gayà, a quien suplió el canterano Jesús Vázquez, y Mestalla celebraba el regreso de Thierry al lateral derecho. Sin embargo, la aceleración la volvió a poner Guedes con una volea cruzada que obligó a Diego López.

El resto de la primera parte fue un tanteo estéril entre un Valencia que iba perdiendo fuelle y un Espanyol que atacaba sin demasiada fe, dejando claro por qué le cuesta sacar puntos como visitante.

Al duelo le esperaba una segunda parte más eléctrica, más festiva. Del mismo saque de centro nació la mejor ocasión del Espanyol cuando Nico centró desde línea de fondo ante una mala salida de Cillessen que sorprendió hasta al propio RdT, que erró en su golpeo a botepronto.

La respuesta del Valencia no tardó. Primero reclamó un posible penalti de Loren a Maxi Gómez y después, en un ataque en el que cazó hasta tres rechazos, Costa puso el balón al punto de penalti para que apareciera Omar Alderete y asestara el testarazo que hacía volar al equipo hacia puestos europeos.

Confianza tras el gol

El gol, lejos de convertir a los locales en protagonistas, los empequeñeció. Fruto de una relajación excesiva o quizá del vértigo de verse donde ni imaginaban, fue cayendo en la trampa del Espanyol, agigantado conforme caían los minutos. Suya era la pelota y Vicente Moreno rompió el partido buscando físico con el que apretar a un contrario muy mermado, sobre todo en las orillas, donde Bordalás se quedó sin laterales por las lesiones, y en el centro de la zaga. El Valencia iba a tener que sostenerse cogido con pinzas y no lo logró.

Probó Puado con un remate raso a centro de Óscar Gil, pero el gol se lo puso en bandeja Hugo Duro a RdT cuando en el minuto 80 arrolló a Jofre y Sánchez Martínez señaló el punto de penalti y lo mandó al vestuario. Esta vez el goleador perico no falló y no se conformó con el punto. El Valencia se descosía y se lanzaron a aprovecharlo. Salvó Cillessen un remate de Sergi Darder, pero no pudo evitar que Jofre colgara una pelota perfecta para el remate de Puado que daba la vuelta al marcador.

Poco confiaba ya Mestalla en la épica pese a ser campo labrado por el Valencia esta temporada. El joven Iranzo, sutura junto a toda una pléyade de canteranos con la Bordalás intentó coser al equipo, estrelló la posibilidad de empate en el larguero y condena al equipo a seguir penando por su errores, su falta de oficio y de fondo de plantilla que aboca a tener que conformarse con la supervivencia cuando aún queda mucho por aprender.


Etiquetas:  #El #Espanyol #asalta #Mestalla #ante #la #falta #de #oficio #del #Valencia

COMENTARIOS