El fiscal pide datos a Suiza para indagar si Juan Carlos I usó como 'pantalla' la fundación de su primo
03:12
31 Mayo 2021

El fiscal pide datos a Suiza para indagar si Juan Carlos I usó como 'pantalla' la fundación de su primo

Álvaro de Orleans-Borbón envía una carta al fiscal Campos para comunicarle que, aunque la ley helvética lo permite, no se opone a la comisión rogatoria.

La Fiscalía ha convertido a la Fundación Zagatka en el centro de sus últimas investigaciones sobre el patrimonio oculto de Juan Carlos I. El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, ha enviado una nueva comisión rogatoria a Suiza para que le facilite datos sobre la fundación perteneciente a Álvaro de Orleans-Borbón, primo del rey emérito.

Campos ha pedido al fiscal suizo Yves Bertossa que le envíe los movimientos de las cuentas corrientes de Zagatka y toda la documentación relacionada con el pago de viajes particulares a Juan Carlos I, entre otras informaciones.

Se trata de la segunda comision rogatoria dirigida a la Fiscalía de Ginebra, que desde 2018 tiene abierta una investigación sobre la Fundación Lucum, creada en 2008 por orden de Juan Carlos I para ocultar 100 millones de dólares (65 millones de euros) que le envió el entonces rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdulaziz al-Saúd, fallecido en 2015. La primera comisión rogatoria de la Fiscalía española se refirió precisamente a Lucum, desactivada por Juan Carlos I en junio de 2012, dos meses después del accidente de Botsuana.  

Las pesquisas de la Fiscalía española se han ampliado en los últimos meses a Zagatka, constituida en Liechtenstein el 1 de octubre de 2003 y que se hizo cargo entre 2006 y 2018 del coste de numerosos desplazamientos de Juan Carlos I en vuelos privados al Caribe, Canadá, Estados Unidos o el Golfo Pérsico, algunos de ellos junto a su examante Corinna Larsen. 

Álvaro de Orleans-Borbón, que ha prestado declaración -siempre como testigo- ante el fiscal suizo y también ante el fiscal español, ha explicado que su familia mantiene desde antiguo una "tradición" de ayuda y soporte a la Monarquía española. Él lo ha hecho con su primo lo mismo que su abuelo, Alfonso de Orleans y Borbón, lo hizo con su primo hermano Alfonso XIII, abuelo de Juan Carlos I. 

Pero era una ayuda al titular de la Corona, no a Corinna, de la que no tiene una buena opinión. Por ello, ha declarado que reclamó a la empresaria en 2011 el reembolso de viajes por importe de tres millones de euros que Larsen hizo en solitario y se cargaron indebidamente en las cuentas de Zagatka.

Sospechas

El exjefe del Estado presentó el pasado febrero en la Agencia Tributaria una declaración complementaria para regularizar 4,4 millones de euros por los pagos recibidos de la Fundación Zagatka a partir de junio de 2014, cuando ya no era jefe del Estado y, por tanto, había perdido el privilegio de la inmunidad.

La Agencia Tributaria aún no ha dado por buena esa regularización y ha abierto una inspección para indagar, en la misma línea que la Fiscalía, si el rey emérito utilizó la fundación de su primo como pantalla para ocultar ingresos de origen desconocido destinados a él.

Álvaro de Orleans-Borbón ha negado siempre haber sido testaferro del anterior jefe del Estado. Pero su fundación ha recibido ingresos cuya procedencia no supo explicar ante Bertossa. En su declaración ante Campos sí justificó la entrada más importante: 5,5 millones de euros recibidos en diciembre de 2008. Según dijo, procede de la liquidación de un negocio que su padre desarrolló para la fabricación de conductores eléctricos hechos con plata, un negocio que proporcionó a la familia mucho dinero porque esos dispositivos son muy requeridos en industrias con altos requisitos de seguridad, como la aeronáutica.

También hay transferencias aparentemente a favor de Larsen que, según dijo al fiscal suizo, "no me dicen absolutamente nada" y salidas en efectivo que, asegura, fueron para sus gastos propios. "Todas las retiradas en efectivo fueron hechas para mí", ha manifestado. Todo ello está en el punto de mira de la Fiscalía española.

Lo cierto es que Oleans-Borbón no sólo ha comparecido cuando ha sido citado en las investigaciones que afectan a su primo sino que no ha puesto objeción alguna a la comisión rogatoria que afecta a su fundación. Y, a tenor de la legislación suiza, podía haberlo hecho.

Carta a fiscal

El abogado del dueño de Zagatka remitió una carta al fiscal Campos para comunicarle que no iba a oponerse al envío a España de la información reclamada sobre la fundación. En el mismo sentido se ha dirigido a Yves Bertossa.

"La legislación suiza autoriza a la Fundación a oponerse a la pretensión de esa Fiscalía, acudiendo incluso a los tribunales suizos en demanda de amparo, lo que podría provocar que la justicia suiza rechazara la petición de esa Fiscalía o, al menos, un notable retraso en su cumplimentación", explica la carta.

"Sin embargo, nada más lejos de la intención de la Fundación, sus directores y su primer beneficiario", añade el letrado, que indica que ha recibido instrucciones de Álvaro de Orleans-Borbón para "facilitar, en lo que esté en nuestra mano, el cumplimiento de la comisión rogatoria, no mostrando oposición a su cumplimentación por las autoridades suizas".

Además, la cumplimentación de la comisión rogatoria permitirá a la Fiscalía acceder por vía oficial a los datos que pidieron al propio fundador de Zagatka durante su declaración testifical.

El abogado de Álvaro de Orleans-Borbón aprovecha la carta para corregir un error en la comisión rogatoria enviada a Suiza. "En 2020 -no en 2018- se cambió el reglamento de la Fundación Zagatka. En el texto de la comisión rogatoria se dice que ese cambio motivó que dejaran de ser sucesivos beneficiarios de la Fundación los tres hijos de S.M. el Rey D. Juan Carlos", Felipe VI y sus hermanas Elena y Cristina.

"En efecto, así es, pero también lo es que ese cambio reglamentario afectó asimismo a
S.M. el Rey D. Juan Carlos, que también dejó de ser beneficiario sucesivo de la Fundación".

Durante su declaración del pasado 23 de marzo, Álvaro de Orleans-Borbón explicó a Campos que la modificación de los estatutos de Zagatka se debió a las manifestaciones que en marzo de 2020 hizo Felipe VI sobre la renuncia a la herencia de su padre y el desconocimiento de su designación como cuarto beneficiario de la fundación. En junio de 2020 el propietario de Zagatka cambió los estatutos y desde entonces sólo figuran como beneficiarios él y su hijo Andrés.


Etiquetas:  #El #fiscal #pide #datos #a #Suiza #para #indagar #si #Juan #Carlos #I #usó #como #pantalla #la #fundación #de #su #primo

COMENTARIOS